Política

La presidenta, con una bota ortopédica luego de sufrir un esguince en el tobillo

Cristina se dobló anoche el tobillo izquierdo al realizar un “mal movimiento” en el hotel Edén, por lo que llegó rengueando y retrasada al Vaticano utilizando una férula.

Lunes 17 de Marzo de 2014

La presidenta Cristina Fernández llegó retrasada al Vaticano porque sufrió un esguince en su pie izquierdo, y desde poco antes de las 9.30 (hora argentina) mantenía una reunión con el papa Francisco. 

La Presidenta descendió del auto oficial con una bota ortopédica y con dificultades para caminar y, según explicó brevemente a los periodistas, sufrió un “esguince” anoche en el hotel en el que se aloja en Roma. 
 
Según el informe oficial sufrió anoche un esguince de tobillo izquierdo al realizar un “mal movimiento” en el hotel Edén, por lo que ingresó utilizando una bota ortopédica, tras ser atendida en el  hospital universitario Humberto Primo de Roma, confirmó la Unidad Médica Presidencial.
 
La Unidad  Médica Presidencial emitió un comunicado, firmado por el médico Marcelo Ballesteros, que da cuenta que la mandataria sufrió anoche una torsión del tobillo izquierdo mientras caminaba por su habitación.
 
En el comunicado se expresa que “la presidenta Cristina  Fernández de Kirchner sufrió anoche una torsión del tobillo  izquierdo mientas caminaba por su habitación”.
 
Agrega que “se le efectuó una resonancia magnética nuclear en  el hospital universitario ”Umberto I“ de esta ciudad,  determinándose el diagnóstico de esguince de tobillo izquierdo”.
“Se indicó el tratamiento correspondiente y se inmovilizó la  articulación con una férula”, indica el parte oficial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario