Política

La presidenta dijo que "la Argentina es un país pacífico" en un acto en Gualeguaychú

La primera mandataria argentina Cristina Fernádez le respondió al ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez, que recientemente dijo que Argentina y Uruguay estuvieron a punto de entrar en guerra por el conflicto con la papelera Botnia. Lo hizo en un acto en Entre Ríos, provincia que encabezó la lucha contra la pastera uruguaya.

Martes 18 de Octubre de 2011

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que gobierna un país “pacífico”, en su primera reacción pública al ex mandatario uruguayo Tabaré Vázquez, quien reveló que durante su gestión manejó la hipótesis de una guerra con Argentina por el conflicto por una planta de celulosa.

La jefa de Estado declaró que su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, “siempre confió en resolver pacíficamente los conflictos”, como el que enfrentó durante su gobierno con Montevideo por la instalación de la pastera en la margen oriental del fronterizo río Uruguay.

“Nadie puede confundir a esta presidenta, ni mucho menos a los argentinos, que somos hombres y mujeres de paz”, aseveró Fernández de Kirchner durante un acto en la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, en el marco de su campaña rumbo a la reelección en los comicios del próximo domingo. “Somos un país pacífico”, subrayó.

Gualeguaychú fue el escenario principal de las protestas contra la planta de celulosa, base de la asamblea de ambientalistas que mantuvo cortado durante más de tres años el cercano puente internacional General San Martín, que conecta con la localidad uruguaya de Fray Bentos, en protesta por la supuesta contaminación que generaría la fábrica en la cuenca del Uruguay y sus zonas de influencia.

La mandataria recordó que en 2006 el entonces presidente Kirchner “anunciaba al mundo que la Argentina iba a honrar su tradición de país pacífico” y que el conflicto se iba a dirimir en la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya.

El ex presidente uruguayo Vázquez reveló la semana pasada en una charla ante ex alumnos de un colegio privado de Montevideo que durante su gobierno consideró la hipótesis de un conflicto armado con Argentina y señaló que ante eso Uruguay se encontraba en un estado de “indefensión”.

Luego reveló que pidió “respaldo” a las autoridades de Estados Unidos. “Y así fue. Dijeron: 'Uruguay es un país amigo y socio de Estados Unidos' y se aplacaron todos los ánimos”. 

Vázquez argumentó en la charla que su país es “pequeño” y “necesita de ese relacionamiento internacional en el plano del respeto al derecho internacional y también en el plano de buscar respaldo si el país llega a tener algún conflicto o algún problema”.

La fábrica de pasta de celulosa de la empresa Botnia (hoy UPM) instalada en las afueras de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a la vecina provincia argentina de Entre Ríos, motivó un largo conflicto entre los gobiernos del Río de la Plata.

La planta empezó a ser construida en 2005 e inició la producción a fines de 2007. El gobierno argentino acusó a su similar uruguayo de habilitar el proyecto sin su aval, lo que contraviene lo dispuesto en los estatutos del compartido Río Uruguay, y alertó sobre posibles riesgos ambientales para la zona.

El diferendo fue dirimido por La Haya en abril de 2010 y meses después ambos gobiernos firmaron un entendimiento para reimpulsar las relaciones bilaterales.

 

 


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario