Política

La oposición se retiró del Senado por Boudou y pidió su renuncia

El vicepresidente se convirtió ayer en centro del debate en el recinto y en blanco de las críticas de opositores, que reclaman su alejamiento hasta que la Justicia resuelva su situación en el caso Ciccone.

Jueves 07 de Agosto de 2014

El vicepresidente Amado Boudou se convirtió ayer en centro del debate en el recinto del Senado y en blanco de las críticas de la oposición, que reclamó su alejamiento del cargo hasta que la Justicia resuelva su situación en el caso Ciccone con el argumento de que "su presencia y su insistencia en presidir la sesión genera un nivel de intolerancia complicado".

La oposición volvió a mostrar cierta articulación en el armado de la estrategia parlamentaria de ayer cuando en la reunión de Labor Parlamentaria se enteró de que Boudou presidiría la sesión especial —según trascendió, por orden de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner— para escuchar el informe del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y decidió: primero, no dar quórum; luego, hacer planteos de privilegio y, por último, retirarse del recinto.

Apenas comenzó la sesión, el jefe del bloque kirchnerista, Miguel Pichetto, buscó frenar la jugada opositora al sostener que el oficialismo no pensaba hacer lugar al tratamiento de ningún otro tema que no fuera el informe de Capitanich, ante la jugada de la oposición de agitar el pedido de apartamiento de Boudou del cuerpo legislativo por su procesamiento en la causa Ciccone.

Pero la oposición, primero, en la voz del jefe de los senadores radicales, Gerardo Morales, se escudó en la cuestión de privilegio para recordar que Boudou nunca contestó la nota de la UCR y el FAP-Unen por la cual se lo instaba a pedir una licencia en su cargo. Y, después, anunció que iba a presentar un proyecto de resolución para promover la suspensión de Boudou al frente del Senado.

"Mientras, usted está procesado; usted, anda de joda con La Mancha de Rolando", le enrostró Morales a Boudou, quien se encontraba en el estrado del recinto imperturbable, para después decirle que "se ha roto la confianza con el cargo que ejerce" y le recordó que el vicepresidente "no sólo representa al Frente para la Victoria sino a todo el pueblo argentino".

Gestos. Después, el socialista Rubén Giustiniani le pidió "un gesto, un paso al costado hasta tanto el juez (Ariel) Lijo determine su culpabilidad o su inocencia" porque "su presencia obstruye el normal funcionamiento de la Justicia", al referirse a la embestida del ex ministro de Economía contra ex el Procurador General Esteban Righi, así como contra el fiscal Carlos Rívolo y el juez Daniel Rafecas, que fueron desplazados de la causa.

Tras hacer públicos sus argumentos en rechazo de la presencia de Boudou, la oposición se retiró del recinto mientras iniciaba su exposición el senador del FpV Pablo González, quien ante ese panorama aseguró que "estamos acostumbrados a que se retiren y se vayan, en el 2001 lo hicieron en helicóptero", en alusión al gobierno de Fernando de la Rúa.

reforma electoral

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS