Política

La oposición no frustró la sesión informativa de Capitanich

Se retiró del recinto al no poder orientar el debate al caso Boudou. Pero hubo fisuras en el grupo y varios facilitaron el quórum al oficialismo.

Jueves 05 de Junio de 2014

Un amplio sector de la oposición —FAP-Unen, Frente Renovador, PRO y UCR, entre otros— buscó ayer generar un hecho político. Cuando comprobó que no podía orientar el debate hacia uno de los temas que más lo seduce —la investigación al vicepresidente Amado Boudou— le sacó el cuerpo a la sesión informativa en la Cámara de Diputados de la Nación, donde el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, presentó su balance mensual, y contestó unas mil preguntas previamente enviadas por escrito. Otro sector opositor —Frente de Izquierda, Unidad Popular y partidarios de los Rodríguez Saá, entre otros— con su presencia, favoreció el quórum que permitió poner en marcha la reunión. Y el plan para bloquear la sesión, o bien reorientarla, no prosperó.

El reclamo opositor requiriendo la presencia de los jefes de gabinete en el Congreso ha sido permanente en ambas Cámaras durante la última década.

Curiosamente, Capitanich es el primero de la etapa kirchnerista que viene cumpliendo, a rajatabla, con su obligación de presentarse mensualmente, alternando la Cámara de Diputados y el Senado de la Nación.

"Cometieron un enorme error político, los bloques opositores actúan con total irresponsabilidad", disparó Juliana Di Tullio, jefa de bloque del Frente para la Victoria (FPV), ayer en el final de la sesión que duró algo mas de cuatro horas, y que mantuvo muchas bancas vacías.

"Reaccionamos con indignación para decirle al FPV que la mayoría no da derecho a convertir la Cámara de Diputados en una escribanía", se lee en el documento de dos carillas que los bloques opositores firmaron y presentaron ante la prensa en el mismo momento que la sesión se ponía en marcha.

La jugada opositora se tramó el día anterior, con sigilo. En la reunión previa, de Labor Parlamentaria, nadie anticipó que no iba a dar quórum.

"Buscaron actuar por sorpresa, vaciar la sesión, golpear a Capitanich, pero ni así evitaron que juntemos el número necesario" —hubo 132 diputados al momento del inicio—, analizó la diputada santafesina del oficialismo Claudia Giaccone para LaCapital.

Por su parte, Juan Carlos Zabalza, jefe del bloque del Partido Socialista, afirmó que la movida opositora se explica "en la necesidad de sensibilizar al bloque oficialista para que vuelvan al sesiones ordinarias". En lo que va de 2014, las sesiones fueron convocadas para temas específicos, con carácter de extraordinarias.

La oposición viene priorizando trabajar con agenda propia y sin acuerdo con el bloque de la mayoría. Así, por tres veces quiso forzar sin éxito un debate sobre la reducción del impuesto a las ganancias. Siempre quedó lejos del quórum, entre 30 y 50 diputados menos que los necesarios.

La guerra declarada parece no tener fin en el Congreso. "Venimos a decir basta a la forma de sesionar elegida por el FPV con el propósito de considerar sólo lo que manda el Poder Ejecutivo", escribieron ayer los opositores en la primera línea de su documento conjunto, justificando la ausencia del recinto.

Si bien la fuga opositora fue anunciada sobre la hora, y encontró al FPV relajado y sin número para dar quórum con los propios y aliados permanentes, el plan opositor no funcionó. Visibles fisuras en ese conglomerado frustraron la jugada.

Claudio Lozano, diputado de Unidad Popular y economista de la fracción de la CTA contraria al gobierno nacional, explicó a este diario por qué dio quórum ayer en Diputados: "La oposición conservadora se quedó sin argumentos porque el gobierno viene impulsando temas en la misma línea conservadora y de ajuste que ellos le vienen votando. Por lo tanto, buscan generar un hecho político para reposicionarse".

Para Lozano, es ilógico no presentarse a una sesión informativa "justo cuando conseguimos que un jefe de Gabinete venga al Congreso, los anteriores no venían", amplió el diputado porteño.

"A mí una vez me dejó sola mi propio bloque", bromeó Cristina

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner bromeó ayer sobre la ausencia de bancadas opositoras cuando el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, brindó el informe mensual de gobierno en la Cámara de Diputados. Al hablar por cadena nacional en la Casa Rosada, la presidenta bromeó dirigiéndose a Capitanich, que estaba a escasos metros, e introdujo una anécdota de cuando era senadora nacional por el justicialismo de Santa Cruz.

Recordó entonces que "siendo senadora nacional mi propio bloque del peronismo, del que me echaron, no me fui yo, se complotaron una vez y me dejaron hablando sola en el recinto".

"Esa vez se habían ido todos los peronistas y quedó una parte de la oposición. No te hagas problemas (a Capitanich) a mí me dejó sola mi propio bloque y por lo menos a vos fue la oposición que te dejó solo. Has dado un buen paso, muchacho", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario