Política

La oposición advirtió que enfrentará al gobierno "en las calles y en las urnas"

"La patria está en peligro", fue la consigna de la convocatoria de gremios, partidos y organismos de derechos humanos y sociales y actores.

Sábado 26 de Mayo de 2018

Organizaciones gremiales, políticas, sociales y de derechos humanos se manifestaron ayer en el Obelisco, en el marco de un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, para expresar su rechazo a las negociaciones con el FMI y, en medio de críticas a la política económica, afirmaron que enfrentarán al gobierno "en las calles y en las urnas".

Miles de personas se concentraron a partir del mediodía en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Corrientes para participar del acto convocado bajo la consigna "La patria está en peligro", convocado por la CTA de los Trabajadores, los sindicatos de Camioneros y Bancarios, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, dirigentes del kirchnerismo y un conjunto de artistas.

La heterogénea manifestación opositora incluyó la actuación de grupos musicales, la entonación de las estrofas del Himno Nacional argentino y la lectura del referido documento, en el que se cuestionó los lineamientos políticos seguidos por la administración del presidente Mauricio Macri.

Los actores Omar Núñez y Paola Barrientos fueron los encargados de leer el documento con el que los convocantes rechazaron el acuerdo con el FMI, criticaron la reforma laboral, las subas de tarifas y pidieron justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, entre otros puntos.

"El colonialismo neoliberal sólo puede darnos un destino miserable a las clases populares. Los enfrentaremos en las calles y en las urnas. Nos disponemos a forjar la unidad necesaria para construir definitivamente la patria que soñamos", expresó uno de los párrafos más fuertes del documento.

Las organizaciones que convocaron al acto evocaron "la gesta revolucionaria" del 25 de Mayo de 1810 y advirtieron: "208 años después, una vez más, la patria está en peligro y nosotras y nosotros, mujeres y hombres de la patria, sabemos de qué se trata".

"Por eso rechazamos los acuerdos del gobierno con el Fondo Monetario Internacional, su modelo de dependencia política y económica con las grandes potencias extranjeras que están reeditando en nuestro continente un plan sistemático que sólo ofrece a las mayorías populares un destino de miseria planificada", agregaron.

También rechazaron "los acuerdos de libre mercado que el gobierno y los gerentes corporativos que gobiernan la Argentina andan mendigando por los Estados Unidos y Europa", la "apertura irrestricta de las importaciones" y "la matriz especulativa con la que intentan destrozar el aparato productivo e industrial".

Las agrupaciones cuestionaron también el "salvaje tarifazo", la reforma laboral que impulsa el gobierno, "los topes paritarios" y la reforma previsional, que —advirtieron— "inicia una privatización encubierta del sistema".

Además, afirmaron que hay un "discurso negacionista del gobierno" y un "intento de imponer nuevamente la teoría de los dos demonios, la radicalización de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad y la aplicación de la doctrina Chocobar".

En este sentido, reclamaron que "el único lugar para los genocidas sea la cárcel común" y exigieron "justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel".

"Defendemos al Estado, sus trabajadoras y trabajadores, para que las corporaciones económicas no decidan por nosotros", agregaron los manifestantes, y agregaron: "Defendemos la libertad de expresión y de comunicar para que esas corporaciones no concentren el mapa de medios en pocas manos".

También expresaron su defensa de "la democracia como herramienta para decidir el futuro" y de "la política como herramienta transformadora de la realidad".

Al finalizar la lectura del documento, la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida entonó una tradicional consigna del movimiento de derechos humanos que enfrentó a la última dictadura militar: "30 mil compañeros detenidos desaparecidos. Presentes. Ahora y siempre"...

Tras la lectura, la banda Bersuit Vergabat tocó algunas canciones entre las que se destacaron "El Tiempo no para" y "El señor cobranza", de fuerte contenido político que fueron festejadas por la multitud.

El acto concluyó con la entonación de Himno por los asistentes, que se desconcentraron de manera pacífica por las calles del centro porteño.

En el acto estuvieron el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo; y el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, además del líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, junto a los referente de Suteba, Roberto Baradel; de Ctera, Sonia Alesso, y de ATE Capital, Daniel Catalano.

Concurrieron además la agrupación kirchnerista La Cámpora y legisladores del Frente para la Victoria como Daniel Filmus, Leopoldo Moreau, Carlos Tomada y Vanesa Siley y los movimientos sociales Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep).

Horas difíciles

Los dirigentes kirchneristas Carlos Tomada y Leopoldo Moreau, presentes ayer en Obelisco, ratificaron que "la patria está en peligro" y alertaron que el acuerdo con el Fondo Monetario "preanuncia horas más difíciles de las que ya se atravesaron".

El ex ministro de Trabajo sostuvo que "en la consigna" de la convocatoria al acto "está el mensaje: la patria está en peligro frente a un acuerdo" con el FMI.

"En todo aquello que fue el eje central de la recuperación de la Argentina, de un tiempo donde tener esperanzas y sueños era posible hemos retrocedido a esta actualidad", agregó Tomada.

Por su parte, el diputado nacional del mismo partido afirmó que el posible acuerdo con el Fondo monetario Internacional es "la entrega de la soberanía económica" y "preanuncia horas más difíciles de las que ya se atravesaron".

miles y miles. La avenida 9 de Julio fue desbordada por una multitud que repudió el modelo Cambiemos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});