Política

La muerte del fiscal Nisman generó consternación y abrió interrogantes

Conmoción. El funcionario judicial que denunció a la presidenta de la Nación apareció muerto de un balazo en la sien.

Martes 20 de Enero de 2015

El fiscal federal Alberto Nisman apareció muerto de un disparo, a cinco días de la imputación por "encubrimiento" en la causa Amia que realizó contra la presidenta Cristina Fernández, quien habló de un "suicidio" y denunció la intención de "desviar, mentir, tapar y confundir" con las denuncias en su contra.

La muerte del fiscal federal convulsionó a la política nacional y mientras el oficialismo se mostró cauto, la oposición reclamó a coro el esclarecimiento del caso y el resguardo de las pruebas que originaron la denuncia contra el Ejecutivo.

La dirigencia de la comunidad judía, en las figuras de los máximos referentes de la Amia y la Daia, reaccionó con "estupor" y reclamó que su deceso no signifique la muerte de la investigación del atentado, luego de haberse reunido de urgencia.

El fiscal tenía 51 años y estaba al frente de la investigación del atentado contra la Amia desde 2004. Quienes lo vieron en los últimos días aseguraron que se encontraba ansioso por su exposición en el Congreso pero de buen humor. Si bien no dio indicios de que podía llegar a suicidarse dijo en algunos reportajes que su vida estaba en juego tras la resonante denuncia que había presentado contra la presidenta.

El cadáver del funcionario judicial fue encontrado por su madre, asistida por los custodios del fiscal, en el baño de su departamento ubicado en el piso 13 de las Torres Le Parc, de Puerto Madero. "Junto al cuerpo, que se hallaba en el suelo, se encontró un arma de fuego calibre 22, además de un casquillo de bala", confirmó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Sin terceros. Luego, los primeros resultados de la autopsia determinaron que el fiscal presentaba un único disparo en la cabeza y que no había rastros de participación de terceros en la muerte. Además, se supo que el arma le había sido facilitada por un empleado judicial. Según el Ministerio de Seguridad, fueron los custodios del fiscal quienes advirtieron por la tarde de este domingo que Nisman no les abría la puerta de su casa y que el diario del aún estaba en el palier, sin haber sido recogido.

La cartera precisó: "La custodia entonces recogió a la madre de Nisman en su domicilio y la llevó a la torre Le Parc. Al intentar ingresar, la mujer constató que la puerta se encontraba cerrada con la llave colocada en la cerradura por dentro". Luego de ser asistidos por un cerrajero, "a primera hora de la noche, la madre ingresó a la vivienda acompañada por uno de los custodios, hallando el cuerpo de Nisman en el interior del baño de su habitación, bloqueando la puerta ingreso al mismo".

La investigación quedó a cargo del Juzgado Nacional Criminal de Instrucción Nº5, Manuel Arturo De Campos, y de Viviana Fein, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N º45. El secretario de Seguridad, Sergio Berni, de los primeros en llegar a la casa de Nisman, aseguró que "todos los caminos conducen a un suicidio" del fiscal, aunque señaló que "hay que hacer las pericias de rigor".

A su vez, la fiscal Fein aseguró que no se puede determinar en lo inmediato si fue suicidio o no la muerte de Nisman y pidió prudencia. "Ahora tenemos que encontrar los detalles de la causa de muerte. No puedo observar si fue suicidio o no. Les pido prudencia. Voy a llevar a cabo la investigación. Confío en la (Policía) Federal y en Prefectura", señaló.

Hipótesis y traslado. En la puerta de la torre Le Parc, en la calle Azucena Villaflor 450, la fiscal negó, por otra parte, el hallazgo de alguna carta que pueda reforzar la hipótesis de un suicidio. Ayer, a las 5.15, el cuerpo de Nisman fue trasladado a la morgue judicial, en tanto que el edificio donde residía se encontraba fuertemente custodiado por personal de la Prefectura Naval. Nisman debía concurrir a las 15 a la comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, donde fue convocado para dar más información sobre una denuncia que presentó contra Cristina Kirchner y el canciller Héctor Timerman.

Esa reunión igual se llevó a cabo encabezada por la diputada Patricia Bullrich, quien consensuó un documento con la oposición para reclamar el esclarecimiento del caso.

Además del Monumento a la Bandera de Rosario y del punto central en Plaza de Mayo, miles de personas en distintas plazas públicas y sitios tradicionales de concentración en el interior del país se movilizaron anoche para pedir el esclarecimiento.

Entre otros lugares se produjeron movilizaciones en la plaza Independencia de Tucumán; en las inmediaciones del shopping Patio Olmos, de Córdoba; en el centro de Mar del Plata, de San Juan y de Bariloche, y en la plaza Moreno de La Plata.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS