Política

La letra chica de las Paso condiciona la rosca electoral

Además de las candidaturas y las alianzas, se negocia el piso de votos que debe lograr cada lista interna para estar en la boleta

Martes 22 de Junio de 2021

La palabra “piso” es parte de la jerga de la política. En general, se refiere al porcentaje de votos del que supuestamente- parte un candidato antes de salir a pescar votos en campaña, pero también atraviesa la rosca electoral. Es que la ley nacional de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) establece que cada partido o alianza define en cada provincia sus propias reglas de juego para armar las listas, y los socios pequeños piden un umbral bajo de votos para sellar un acuerdo.

Según reconocen quienes están en la cocina de la política, en el fin de semana largo las negociaciones electorales fueron intensas. Y además de candidaturas, incluso los nombres de las alianzas, también están en discusión los mecanismos para confeccionar las listas.

Cada provincia, y cada espacio, es un mundo aparte: el artículo 44 de la ley 26.571 -llamada de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral- votada por el Congreso en 2009, dispone que “cada agrupación política para integrar la lista definitiva aplicará el sistema de distribución de cargos que establezca cada carta orgánica partidaria o el reglamento de la alianza partidaria”.

Tras las primarias, indica la norma, las juntas electorales de las agrupaciones políticas que hayan superado el 1,5% de los votos válidos proclaman los candidatos para las generales y notifican a la Justicia Federal.

En Santa Fe, que este año elige tres senadores y nueve diputados nacionales, el panorama más congestionado está en la alianza hoy conocida como Juntos por el Cambio, que podría cambiar de nombre en este turno electoral.

En la provincia, en la alianza entre macristas, radicales y lilitos se distinguen por ahora cuatro sectores. Uno es el de Federico Angelini, con vínculo fluido tanto con el propio Macri como con Horacio Rodríguez Larreta. El segundo es el del tándem José Corral-Roy López Molina, que desde el año pasado buscan armar el larretismo santafesino. El tercero es el de Mario Barletta, Julián Galdeano y Anita Martínez, que fichó la semana pasada a la periodista Carolina Losada. El cuarto es el de los radicales del NEO, encabezados por Maximiliano Pullaro y Felipe Michlig.

https://twitter.com/proargentina/status/1406323593722707971

Sin una mano que ordene desde arriba a toda la coalición, el PRO empezó por casa. El viernes pasado, Miguel Del Sel -que se resiste a los pedidos para que sea candidato- preparó la mesa para que se sienten y firmen la paz los caciques de las distintas tribus amarillas, después de casi dos años de tensiones y acusaciones cruzadas.

Para el presidente del PRO santafesino, Cristian Cunha, uno de los comensales del viernes, fue una muy buena reunión, con “mucha adultez política”. “Lo que se sacó es que nosotros como PRO no podemos ser espectadores de una interna radical, quedó claro que vamos a presentar candidato a senador”, remarcó.

Negociación

Otro de los objetivos políticos Juntos por el Cambio es ampliar la coalición. Ya adentro los evangélicos de UNO, el otro grupo que pide pista es el encabezado por José Luis Espert, y que tiene a Gonzalo Mansilla de Souza como referencia en la provincia.

El presidente nacional de la Unión del Centro Democrático -el partido fundado por Alvaro Alsogaray en 1982- reconoció que ellos están más cercanos que el economista. “Hay que ver si Espert se integra en la provincia de Buenos Aires. No nos condiciona al cien por cien, tenemos independencia y nos va a respetar, pero queremos tener una estrategia coincidente”, dijo Mansilla de Souza.

Los principales pedidos son el cambio de nombre y los pisos electorales. Para el titular de la Ucedé el umbral debería ser relativamente bajo. “Sino es excluyente y no mostrás voluntad de ampliar el espacio”, deslizó el dirigente.

Además, se deben definir otras cuestiones técnicas, pero no menores: responsables económicos-financieros, políticos e informáticos. También, un tema sensible: las proporciones en que se dividirán los aportes de campaña.

Son todas discusiones que deberán cerrarse en el próximo mes. En Santa Fe, el plazo para inscripción de alianzas vence el 4 de julio y la presentación de listas el 12. En tanto, para cargos nacionales esos trámites serán el 14 y el 24 de julio respectivamente.

Sin embargo, para cargos provinciales -concejales, intendentes, jefes comunales- el procedimiento de armado de la boleta para las generales es automático: la ley 12.367 fija que la conformación de la lista de candidatos se realizará aplicando el sistema proporcional D’Hont entre las listas de cada partido, confederación de partidos y alianzas electorales que participaron en la elección primaria, abierta, simultánea y obligatoria, que hubieren obtenido como mínimo el uno y medio por ciento (1,5%) de los votos emitidos en la categoría electoral respectiva, sea este provincial o municipal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario