Política

La Justicia levantó la intervención del Somu y se la entregó al gremio

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral levantó ayer la intervención judicial al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y entregó el gremio a un grupo de dirigentes que lideró la lista cercana a Hugo Moyano, que se impuso en las elecciones de diciembre pasado.

Martes 06 de Marzo de 2018

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral levantó ayer la intervención judicial al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y entregó el gremio a un grupo de dirigentes que lideró la lista cercana a Hugo Moyano, que se impuso en las elecciones de diciembre pasado.

El binomio Raúl Durdos-Daniel Mereles, de la lista Verde, había ganado los comicios del Somu, luego de que el sindicato permaneciera dos años intervenido por el desplazamiento de su líder Omar Caballo Suárez, quien fue acusado de varios delitos y, a causa de algunos de ellos, está en prisión desde hace varios meses. Durante la intervenido se redujo el número de afiliados a casi la mitad.

La entrega del gremio con plenos poderes incluirá al menos cinco edificios en la Capital Federal, cuatro hoteles, decenas de vehículos y las llaves de 19 seccionales del interior, mientras que sólo quedará exceptuada por ahora la obra social de los marítimos, que continuará intervenida por Ramiro Tejada, el cuñado de Canicoba Corral, trascendió.

El gremio, que registraba un total de 14.800 afiliados al momento de la intervención, volverá a manos de la dirigencia del sector con una nómina reducida a 8.100 cotizantes, dijo Mereles, quien responsabilizó a los interventores nombrados por Cambiemos, Gladys González primero y Silvio Torres después, de la reducción drástica del número de afiliaciones.

"La intervención le dio la espalda y desactivó la bolsa de trabajo. Tampoco hicieron nada cuando las empresas echaron personal o se fueron del país", agregó.

Suárez está preso desde septiembre de 2016 por "delitos como asociación ilícita y extorsión". En enero pasado fue beneficiado durante algunos días con la prisión domiciliaria, pero luego fue revocada.

La filial San Fernando del Somu había estado en la consideración pública tiempo atrás porque fue allí donde el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había nombrado como interventora a su empleada doméstica Sandra Heredia, hecho que desató un escándalo y fue judicializado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario