Política

La Justicia frenó la asunción de dos miembros de La Cámpora en la AGN

Un Juez en lo Contencioso Administrativo impidió la incorporación de Julián Alvarez y Juan Forlón y ratificó la vigencia del mandato de Horacio Pernasetti hasta el 15 de diciembre

Martes 24 de Noviembre de 2015

La Justicia frenó hoy la asunción de los dirigentes de La Cámpora Julián Álvarez y Juan  Ignacio Forlón como miembros de la Auditoría General de la Nación (AGN) y ratificó la vigencia del mandato del representante radical por la Cámara de Diputados Horacio  Pernasetti hasta el próximo 15 de diciembre. 

“Resuelvo disponer cautelarmente la suspensión de los efectos del requerimiento formulado por el presidente de la Cámara de Diputados (Julián Domínguez) al presidente de la  Auditoría General de la Nación (Leandro Despouy)”, sostuvo el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario Esteban Furnari en su fallo, en el que ratifica “el pleno ejercicio de las funciones” de Pernasetti como auditor de la AGN.
 
Para el juez, el accionar de Domínguez, quien en la sesión del pasado miércoles 4 les tomó juramento a los dos camporistas y días después intimó mediante una nota -ahora suspendida- a Despouy a permitirles la asunción a Álvarez y Forlón en el organismo, supone “una grave afectación de los derechos y deberes constitucionales del accionante (el auditor radical) y  del interés público en general”.
 
“Habré de conceder la tutela pretendida no sólo en procura de las facultades del primero (Pernasetti), sino esencialmente en salvaguarda de las instituciones de la República y su recto funcionamiento”, dice la cautelar dictada por el juez Furnari, que dejó establecido que el mandato del auditor radical vence el 15 de diciembre y no el 5 de septiembre, como argumentaba el oficialismo.
 
Hace 20 días, en una escandalosa sesión en la Cámara de Diputados, el kirchnerismo designó a Álvarez y Forlón, quienes juraron en sus cargos con la oposición ausente, en desacuerdo  con lo que consideró nombramientos “extemporáneos” e “ilegales”.
 
El oficialismo, en cambio, se valió de una resolución parlamentaria para nombrar a los dos camporistas por entender que los mandatos de sus predecesores, los peronistas Oscar  Lamberto y Vicente Brusca, habían vencido el 5 de septiembre y no el 15 de diciembre, como entiende la oposición.
 
En relación con la designación y la jura de Álvarez y Forlón como auditores de la AGN, el juez Furnari señaló en el fallo que “no debe permitirse la aplicación de una decisión  administrativa cuando existen fuertes y graves indicios de ilegalidad, máxime si se trata de una decisión que refiere directamente a la integración y al funcionamiento de organismos  constitucionales”.
 
Aunque la cautelar atañe solamente a Pernasetti, que presentó el amparo contra la comunicación de Domínguez, y no menciona específicamente a Álvarez y Forlón, el pronunciamiento señala que “la medida peticionada no sólo ha de velar por el interés del particular, sino incluso por el de la sociedad en su conjunto”.
 
Tras la difusión del fallo, Despouy, Pernasetti y el auditor radical por el Senado, Alejandro Nieva, brindaron una conferencia de prensa en la sede de la AGN, cuyo presidente  confirmó que este miércoles se realizará la reunión de colegio de auditores, con o sin los representantes peronistas de la Cámara baja, aunque anticipó que impedirá la asunción de los camporistas.
 
“No vamos a permitir que controversias del Parlamento se trasladen y nos creen perturbaciones en lo interno”, subrayó el presidente de la AGN, máximo órgano de control del Estado y las cuentas públicas, que es manejado por la oposición.
 
En la nota enviada hace dos semanas -ahora suspendida mediante esta medida cautelar-, Domínguez le advertía a Despouy sobre la posible incursión en los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos, si persistía Pernasetti en el cargo de auditor y si se impedía la asunción de Álvarez y Forlón.
 
Domínguez le solicitaba en la nota a Despouy que dispusiera “la plena efectividad” de los nombramientos aprobados en soledad por el bloque del Frente para la Victoria e inclusive  lo emplazó a cumplir “el requerimiento en 24 horas”.
 
Para Pernasetti, el fallo “claramente” atañe a la situación de Álvarez y Forlón “porque al declarar inaplicable la intimación de Domínguez, que está basada casualmente en la  interpretación de que los mandatos vencieron el 5 de septiembre, se cae todo el fundamento de la designación de los otros auditores”.
 
La resolución de este martes se suma a la del viernes de la semana pasada de la jueza Macarena Marra Giménez, quien dio viabilidad al amparo presentado por diputados del Frente  Renovador, que argumentaron que las designaciones de Álvarez y Forlón violaron el reglamento de la Cámara baja, y pidió informes a Domínguez sobre el proceso de nombramiento.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario