Política

La Justicia de EEUU acusó a un oficial de inteligencia de Chávez

La acusación presentada por un jurado de los Estados Unidos omitió mencionar a la "campaña presidencial argentina" como destino de los 800 mil dólares que el venezolano Guido Antonini Wilson intentó ingresar en agosto, lo que configura un aporte a reducir el nivel de tensión entre los gobiernos norteamericano y argentino.

Sábado 22 de Diciembre de 2007

La acusación presentada por un jurado de los Estados Unidos omitió mencionar a la "campaña presidencial argentina" como destino de los 800 mil dólares que el venezolano Guido Antonini Wilson intentó ingresar en agosto, lo que configura un aporte a reducir el nivel de tensión entre los gobiernos norteamericano y argentino.

  Los cargos, en cambio, apuntan contra el director de inteligencia de Venezuela, a quien implican directamente en el caso, según un documento de la Justicia norteamericana difundido ayer y que es citado por agencias internacionales de noticias.

  Cuando el fiscal Tom Mulvihill presentó el caso en una audiencia, el 12 de diciembre, aludió al gobierno argentino y a la campaña presidencial, sobre la base de la información suministrada por el FBI. Pero en la acusación del jurado, que en el proceso norteamericano corresponde a la elevación formal a juicio, los señalamientos a la Argentina quedaron fuera del texto.

  En el marco de las últimas revelaciones trascendió, a su vez, que el director de inteligencia de Venezuela, bajo el nombre encubierto de "Arvelo", llamó a Antonini el 6 de noviembre para decirle que estaba al tanto de sus "preocupaciones" por el escándalo de la valija en la Argentina.

  El jefe de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) de Venezuela es el general de brigada Henry Rangel Silva. Tras la presentación del fiscal, un jurado estadounidense, en tanto, presentó anoche la acusación formal contra cinco supuestos agentes encubiertos de Venezuela implicados en el caso de la valija de Wilson, a quien una funcionaria kirchnerista atestiguó haberlo visto en la Casa de Gobierno el 6 de agosto, dos días después de habérsele incautado el dinero en la Aduana.

  Los venezolanos Moisés Maiónica, Franklin Durán y Carlos Kauffmann, y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello están detenidos por este escándalo, mientras que otro venezolano, Antonio José Canchica Gómez, acusado también de agente encubierto para tapar los hechos, está prófugo.

  Otro detalle novedoso de la acusación difundida ayer es que no aclara si el maletín confiscado por la Aduana pertenecía o estaba en poder de Wilson, cuando intentó ingresarlo a la Argentina.

  En un cuidadoso lenguaje, el documento acusatorio se limita a afirmar que la Aduana argentina confiscó el dinero durante una pesquisa al equipaje de los pasajeros entre los cuales estaban funcionarios de la petrolera venezolana Pdvsa y de la Argentina, y Wilson.

  El caso generó una fuerte tensión entre los gobiernos de la Argentina y de Estados Unidos, que incluyó un llamado al embajador, Anthony Earl Wayne, para hacerle saber "el desagrado y el malestar" de la administración argentina.

  En tanto, la oposición insistió en culpar al gobierno por el episodio, mientras que representantes del oficialismo intentaron minimizar el dato acerca de la presencia de Wilson en la Casa Rosada, en oportunidad de un encuentro entre autoridades argentinas y venezolanas.

  Para la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, con las declaraciones en la causa de Victoria Beresziuk "se cayó la teoría de la conspiración" en el caso y reclamó que ahora se dé a conocer "el origen" de ese dinero (ver aparte).

  Por su parte, el presidente del bloque de senadores kirchneristas, Miguel Pichetto, minimizó la posible presencia de Wilson en la Casa de Gobierno al afirmar que "no parece significativo porque es posible que pueda haber ingresado con la comitiva venezolana, dado que había un acto oficial con el presidente de Venezuela". l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario