Política

La Iglesia llamó a construir un "gran pacto nacional"

Lo hizo a través de Mario Poli, arzobispo porteño, en la homilía por el 25 de Mayo. Dijo que la sociedad no se acostumbra a vivir en la confrontación.

Domingo 26 de Mayo de 2019

Ante el presidente Mauricio Macri y con alusiones al año electoral, el arzobispo porteño, Mario Poli, advirtió que es "el momento de ir hacia un gran pacto nacional con mirada amplia y generosa, que no sea funcional ni coyuntural".

"La alternancia en el poder ha sido una nota distintiva, aunque permanecen en el tiempo cuestiones de Estado sin resolver. ¿No será el momento de ir hacia un gran pacto nacional con mirada amplia y generosa, que no sea funcional ni coyuntural, dejando de lado mezquinos intereses sectoriales? Se trata de una propuesta superadora de todo partidismo y fracción, con la conciencia de que la unidad prevalece sobre el conflicto", sostuvo el prelado en la Catedral Metropolitana.

Durante su homilía en el Tedéum por el 25 de Mayo, el cardenal primado de la Argentina consideró que debe hacer "un gran pacto de honor capaz de una dirigencia que transmita esperanza objetiva al pueblo".

Y añadió: "Nuestra sociedad no está hecha para la división y no se acostumbra a vivir en la confrontación, sino que aspira a una convivencia en paz, en justicia, con educación y trabajo y quiere recuperar la alegría de sentirse en su tierra".

"Estamos convencidos de que la buena política está al servicio de la paz, que respeta y promueve los derechos humanos fundamentales, que son deberes recíprocos", agregó.

Poli sostuvo que "el verdadero poder es el servicio a los demás, el poder solo tiene sentido si está al servicio del bien común. La buena política está al servicio de la paz, cuando los que se dedican a ella no la viven como un servicio, puede ser un instrumento de presión y destrucción".

Advirtió además que "se cursa el año de renovar autoridades y habrá una propaganda que invadirá la paz de los hogares". Recordó que estamos a poco tiempo de "elegir en las urnas", y que "no pocas veces los impactos mediáticos logran instalar confusiones y desaliento, mientras el ciudadano de a pie no resigna su derecho".

El arzobispo sostuvo que votar "es hacer y construir nuestra propia historia" y advirtió que "el pueblo no puede ser tenido en cuenta sólo en el momento de ejercer el sufragio".

Asistieron al Tedéum Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, y los integrantes el gabinete nacional, quienes se trasladaron caminando desde la Casa Rosada hasta la Catedral Metropolitana, en un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el jefe del Estado lució la banda presidencial y portó el bastón de mando al encabezar el acto por la fecha patria.

Tras la homilía, Macri se trasladó a la Quinta de Olivos para el tradicional locro del 25 de Mayo. Allí, el presidente enfatizó que "por este camino vamos a un mejor futuro" en relación a su gobierno, y agregó: "Cada realización y cambio nos llena de energía para seguir con otro, asumiendo las dificultades".

El presidente sostuvo que hace 209 años los argentinos "decidíamos por primera vez ser protagonistas de nuestro futuro", de la misma forma que sucedió en 2015.

Agregó que en un mundo "que cambia en forma permanente" debemos "tener más proyectos para crecer, desarrollarnos y que cada argentino tenga una oportunidad".

"Ese cambio lleva esfuerzo", remarcó Macri y señaló que "aquellos que emprendieron la Revolución de Mayo tuvieron que recorrer esa etapa", pero "siguieron adelante".

"Son los momentos en que tenemos que demostrar la convicción por lo que se hizo", añadió.

En ese sentido, remarcó que "volver atrás sería destruirnos y perder todo lo que hemos ganado y progresado en estos tres años y medio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario