Política

"La gestión de Obeid ni siquiera le compraba balas a la policía"

El ministro de Gobierno replicó al ex gobernador. "No digiere la derrota del 2007", azuzó. El ex mandatario había acusado a la gestión socialista de "mantener rentada a la militancia".

Miércoles 18 de Julio de 2012

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, salió al cruce del ex gobernador Jorge Obeid y señaló que durante la última administración justicialista "ni siquiera le compraban balas y uniformes a la policía". Con extrema dureza, el funcionario intentó relativizar el superávit que la gestión Obeid le dejó a las arcas provinciales.

"Si yo aplico el mismo razonamiento que hacen (María Eugenia) Bielsa, (Agustín) Rossi o (Mario) Lacava, el gobierno nacional también está gastando mal, porque terminó con déficit", apuntó Galassi. "Si no hacemos una lectura correcta de lo que sucede en el país o el mundo llegamos a esta mirada simplista de que se gasta mal". A renglón seguido, el titular de la cartera política respondió una crítica formulada por Obeid respecto a los gastos del socialismo en el gobierno: reveló que si bien al terminar su gestión en 2007, Obeid dejó en caja cerca de 1.500 millones de pesos, "a la semana teníamos que pagar el aguinaldo, a los 5 días los sueldos. Había recursos pero había que asumir rápidamente compromisos. Es una evaluación simplista decir que se gastó bien o mal.

Así, para Galassi "salvo algunas rutas", el gobierno obeidista "no dejó obras en marcha, dejó deudas con bancarios y la policía", por lo que, "el déficit hay que evaluarlo. No se trata de ver si hay un peso más o menos en caja, sino el déficit de gestión. Si se resuelven o no los problemas. Durante el gobierno de Obeid a los policías no les compraban ni el uniforme ni balas, se lo tenían que comprar ellos. Así es fácil tener plata en caja", disparó Galassi al programa político En Profundidad, de Cablehogar.

Obeid acusó el lunes al gobierno provincial que encabeza Antonio Bonfatti de hacer "una verdadera fiesta del gasto público", y afirmó que el actual mandatario "sigue rentando a la militancia política" del Partido Socialista con fondos del Estado. Confió que "con la unidad del peronismo recuperaremos el gobierno santafesino en los comicios de 2015", y acusó a Bonfatti de generar "4.800 puestos públicos y una gran cantidad de áreas sin tareas específicas con la finalidad de ayudar a conformar el aparato militante del socialismo rentado por el Estado". Dijo que esa situación "preocupa porque se traslada a discutir un aumento de impuestos, en vez de analizar cómo reducir un gasto innecesario. Además preocupa la fuga de inversiones, el detenimiento de la obra pública, la falta de políticas de seguridad, el déficit habitacional".

Al tanto de esos dichos, Galassi respondió que en la gestión peronista "no había innumerables obras vinculadas a infraestructura sanitaria, como hay ahora. Nosotros titularizamos a 20 mil docentes; obvio que si yo congelo todo eso, probablemente tenga a fin de mes mucho más dinero. Lo que hay que evaluar es la gestión. Nosotros hemos dado muchas respuestas". Según el ministro, Obeid "no puede digerir la derrota" de 2007.

Respecto a la situación económica y financiera que atraviesa la provincia de Santa Fe, y a la sensación de que la "sintonía fina" es llevada a cabo solamente por las Gobernaciones, el ex periodista puntualizó que "la Nación tendrá que adoptar medidas que empiecen a corregir cosas que fueron presentadas como equitativas y hoy son totalmente injustas. Cada vez más trabajadores pagan impuestos a las ganancias y, paralelamente, se siguen otorgando subsidios a la luz y el gas. Los subsidios no deberían ser genéricos. Deberían cambiarle el nombre al impuesto a las ganancias y llamarlo impuesto al salario".

Quien se sumó rápidamente a la polémica fue la diputada nacional por el PS Alicia Ciciliani, quien calificó de "tristes y lamentables" las acusaciones del ex gobernador de Santa Fe: "Nos avalan años de gestión en la ciudad de Rosario y la Provincia de Santa Fe sin casos de corrupción. Que Obeid se preocupe por aclarar por qué compró motoniveladoras chinas que hoy se encuentran fuera de servicio, cómo las pagó, el regalo del Banco de Santa Fe, la defensa de los intereses de Santa Fe en el ámbito nacional y sobre todo, cómo seguimos brindando servicios públicos de calidad en la provincia de la que forma parte".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS