Política

La fiscal Fein ordenó un nuevo peritaje sobre el arma hallada junto al cuerpo de Nisman

La magistrada busca determinar alguien más que el fiscal pudo haber accionado el arma que lo mató.  

Martes 20 de Enero de 2015

La fiscal Viviana Fein dispuso esta tarde la realización de un nuevo peritaje sobre el arma calibre 22 involucrada en la muerte de Alberto Nisman, luego de que diera negativo el resultado del barrido electrónico para determinar si había pólvora en la mano del fiscal federal.

Según solicitó la fiscal a la jueza Fabiana Emma Palmaghini, el arma debe ser sometida a un nuevo estudio y ser accionada por otra persona a fin de que su mano sea sometida a la misma pericia de barrido electrónico para corroborar si deja rastros de pólvora.

Entrentanto, el juez federal Ariel Lijo pidió hoy al titular de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli, que brinde detalles sobre la identidad de dos supuestos agentes del organismo que fueron denunciados por el fiscal Alberto Nisman como partícipes del encubrimiento del atentado a la Amia.

Fuentes judiciales informaron que uno de ellos es el exjuez y abogado Luis Yrimia, a quien Nisman pidió citar a indagatoria en el marco de su denuncia.

Lijo pretende saber si él colaboró con la Secretaría de Inteligencia en el investigación del atentado a la Amia junto a otro presunto agente que habría sido el contacto paralelo entre el gobierno y el hombre de confianza de Teherán en Buenos Aires Jorge “Yussuf” Khalil, cuya identidad se mantiene por el momento bajo reserva.

Pudo saberse también que el fiscal Nisman mantuvo días antes de morir dos contactos telefónicos con el juez Lijo, quien ahora tiene a su cargo la denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento del atentado a la Amia.

Nisman se comunicó con el juez Lijo el pasado miércoles, cuando en su Juzgado -entonces subrogado por María Servini de Cubría- presentó la denuncia contra la presidenta y el canciller Héctor Timerman.

En ese primer contacto telefónico el fiscal le avisó al juez de la presentación de la denuncia, que causó entonces fuerte conmoción política.

Al día siguiente, cuando Servini de Cubría rechazó habilitar la feria para tramitar la denuncia, Nisman volvió a comunicarse con Lijo: según las fuentes consultadas, en esta última conversación el fiscal no se habría mostrado tan molesto por la decisión de la jueza, sino destacado que tenía más tiempo hasta febrero -momento de reanudarse la actividad judicial- para reunir más pruebas.

Lijo interrumpió sus vacaciones e interviene provisoriamente en la causa iniciada por la denuncia de Lijo hasta tanto se defina si es competente.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS