Política

La fiscal Fein contradijo a CFK y dijo que el regreso de Nisman ya estaba programado

Viviana Fein desestimó las versiones de una vuelta anticipada del fallecido Nisman al país para apurar la presentación contra la presidenta. El pasaje de vuelta para el 12 de enero lo sacó en diciembre.

Jueves 29 de Enero de 2015

La fiscal Viviana Fein negó que Alberto Nisman haya adelantado su regreso al país desde Europa, como se había dicho en un principio, y explicó que el pasaje de vuelta para el 12 de enero lo sacó en diciembre de 2014 en Buenos Aires.

"En cuanto a si el Doctor Nisman volvió intempestivamente sacando un pasaje desde Madrid, no, el Doctor Nisman sacó el pasaje el 31 de diciembre desde Buenos Aires para arribar el día 12 de enero. No cambió el pasaje en Europa, fue desde Buenos Aires", resaltó Fein en declaraciones a la prensa.

De esta forma, la fiscal desestimó las versiones que hablaban de un regreso anticipado de Nisman al país para apurar la presentación de su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner por supuesto "encubrimiento" de Irán en el ataque a la Amia.

Esa idea estaba sostenida, además, en un mensaje por Whatsapp que Nisman había enviado a un pequeño grupo de amigos y colegas antes de presentar su denuncia contra la presidenta Kirchner, el que indicaba: "Debí suspender intempestivamente mi viaje de 15 años a Europa con mi hija y volverme. Imaginarán lo que eso significa. Pero a veces en la vida los momentos no se eligen. Simplemente las cosas suceden. Y eso es por algo".

Precisamente, ese mismo mensaje fue reproducido en la cuenta oficial de la Casa Rosada en la red social Twitter para salir al cruce de las declaraciones de Fein: "Nisman por Whatsapp: «Debí suspender intempestivamente mi viaje» ¿Le creemos a Nisman o a la fiscal Fein?", indicó el tuit oficial.

Fein también descartó que Nisman haya dejado a su hija sola en Madrid para regresar rápidamente a la Argentina, donde presentó la acusación contra el Gobierno el 14 de enero.

"Al momento de volver (al país), quería volver con una de sus hijas, pero por razones de la pareja, un tema privado de la pareja, se decidió que la hija quedara en Madrid", explicó la fiscal, en referencia a la ex esposa del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado. En la puerta de la Fiscalía en Tucumán 966, Fein subrayó además ante la prensa que existen "irregularidades graves y asentamientos no congruentes" en el registro de visitas del edificio Le Parc de Puerto Madero, donde fue encontrado muerto el fiscal federal el pasado domingo 18.

Por esa razón, explicó que se están analizando las imágenes de las cámaras que registran las entradas y salidas del lugar, aunque aclaró que es un trabajo lento: el principal objetivo es confirmar las versiones del ex colaborador de Nisman, Diego Lagomarsino, quien asegura que su última visita al edificio fue el sábado por la noche para entregarle el arma.

"No solo de Lagomarsino, sino de muchas visitas se desprenden irregularidades. Por lo tanto, tenemos que cotejar los ingresos y egresos por las cámaras. El señor Lagomarsino se ve en las imágenes", sostuvo la profesional.

A partir de las "irregularidades" en los registros, Fein indicó que se realizarán inspecciones en el edificio para ver si existen lugares que permitan "ocultar a una persona" y evadir los egresos.

Fein, en tanto, dejó entrever que la jueza Arroyo Salgado se molestó por no haber podido participar junto a su perito de parte de la autopsia realizada al cuerpo de su exesposo. En ese sentido, aclaró que el pedido de la magistrada para asistir a la autopsia ingresó a su Fiscalía el lunes 19 a las 10.15, quince minutos después de que el procedimiento hubiera finalizado.

"La doctora Salgado hizo una presentación sobre que no iba a pedir una nueva autopsia. (Ella) manifestó la preocupación sobre por qué se había llevado a cabo una autopsia el día del hecho, cuando ella peticionó estar presente con un perito de parte. La autopsia se llevó a cabo a las 8 del 19 y la presentación de la doctora Salgado fue a las 10.15", destacó.

Ratificó, por otra parte, que el "orificio de entrada tal como se presenta no permite de manera alguna establecer que (el disparo) fue a más de un centímetro".

La notebook que podría ser una prueba clave

Una de las notebooks encontradas en el departamento del fiscal Alberto Nisman el día en que apareció muerto podría ser una prueba clave sobre las últimas horas con vida de quien investigaba el atentado contra la sede de la Amia.

Se trata de una computadora que utilizaba una de las hijas del fiscal Nisman y que al momento del hallazgo sin vida del fiscal se encontraba en "aparente estado de uso" en uno de los dormitorios.

La jueza de instrucción Fabiana Palmaghini buscará analizar información de esa computadora, luego del testimonio de la madre del fiscal, Sara de Nisman, quien dijo que al ingresar al departamento de su hijo vio el monitor encendido, lo que llama la atención "considerando el extenso lapso que habría transcurrido desde su eventual última utilización, atendiendo al horario presunto de fallecimiento de Nisman".

"Incorporar como punto de pericia al examen técnico que habrá de realizarse sobre la notebook. Resulta imperiosa la necesidad de determinar la configuración vinculada a la modalidad hibernar o de ahorro de energía", ordenó la magistrada, quien, además, dispuso varias medidas prueba, más allá de que la investigación está en cabeza de la fiscal Viviana Fein.

En ese sentido, la jueza sugirió determinar si tenían registradas armas a su nombre tanto Nisman como su empleado, el técnico informático Diego Lagomarsino, este último quien por ahora es el único imputado en la causa, por haberle entregado la pistola calibre 22 que se determinó fue la que acabó con la vida del fiscal.

"Ello, a fin de determinar con certeza si Nisman resultó legítimo usuario de armas de fuego en alguna oportunidad, mientras que en cuanto a las armas, también deberá recabarse la completa información con que allí se cuente de sus finales destinatarios y contar con su testimonio al respecto", ordenó Palmaghini. Una nueva pericia que se encadena a un gran número de medidas ordenadas en el contexto que produjo la muerte del fiscal que está bajo investigación.

Echaron al custodio de mayor confianza

El suboficial Rubén Benítez, custodio de mayor confianza de Alberto Nisman, fue separado ayer de su cargo por “causa grave”, por decisión de las máximas autoridades de la Policía Federal.
  De esta manera, ya son tres los efectivos policiales que integraban la custodia del funcionario judicial encargado de investigar el atentado a la Amia separados de su cargo, mientras que los restantes se encuentran sumariados.
  Benítez, único agente que entró al departamento de Nisman el fin de semana antes de su muerte, era el más antiguo de los suboficiales que integraban la custodia del fiscal, a quien conocía desde hacía más de diez años. Según se supo, el suboficial comenzó a trabajar con Nisman en 1999 y con los años forjaron cierta confianza.
  De acuerdo con su propio testimonio, el sábado Nisman le pidió consejos sobre qué tipo de arma podría comprar para defenderse cuando saliera en su auto, en el hipotético caso de que estuviera solo e intentaran atacarlo.
  Su testimonio coincidió con el del ex colaborador de Nisman, Diego Lagomarsino: al respecto, Lagomarsino señaló ayer a la prensa que para él “todos los custodios se llamaban Benítez, porque él (por Nisman) hablaba siempre con Benítez”. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS