Politica

La estrategia electoral tensiona al espacio de la centroizquierda santafesina

Giustiniani propone una confluencia progresista con el PS y un sector de la UCR; del Frade está en contra y Ciudad Futura no descarta ningún escenario

Viernes 04 de Junio de 2021

La estrategia para las próximas elecciones genera diferencias en el cuadrante centroizquierdo del escenario político santafesino y abre la puerta a una mayor fragmentación del sector. Es que mientras que el diputado provincial Rubén Giustiniani (Igualdad) propone una confluencia amplia que aglutine del PS a la izquierda trotskista, su par Carlos del Frade (Frente Social y Popular-Ciudad Futura) plantea reforzar la alianza que mantienen el partido del ex senador nacional, el FSP y la fuerza de Caren Tepp y Juan Monteverde, que empezará a tomar definiciones este fin de semana.

Lo cierto es que tras la muerte de Miguel Lifschitz todo el tablero político provincial atraviesa una reconfiguración vertiginosa. Sobre todo, el heterogéneo campo no peronista.

En rigor, el proceso de redefinición empezó antes del fallecimiento de quien era el presidente de la Cámara de Diputados. Quienes siguen de cerca los movimientos de todos los protagonistas aseguran que Lifschitz y Giustiniani tuvieron su segunda reunión cinco días antes de la internación del antecesor de Omar Perotti. Allí, relatan, el ex intendente rosarino le planteó al legislador provincial que su espacio juegue dentro del Frente Progresista.

Sin Lifschitz, leen en el búnker de Igualdad, la situación cambió. En concreto, la propuesta de Giustiniani es que converjan en un mismo espacio distintas expresiones progresistas y de izquierda. En su punteo aparecen desde Ciudad Futura y el FSP hasta el socialismo, el partido de Pablo Javkin y el grupo de radicales que se referencia en Fabián Palo Oliver y María Eugenia Schmuck, pasando por el el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Incluso, algunos sectores del peronismo que no encuentran su lugar en la unidad en la diversidad del PJ.

Por las dudas, en el PTS agradecieron la invitación pero no se ven en un armado así. “No vamos a hacer una unidad con sectores que acompañan las políticas de ajuste de los gobiernos nacional, provincial y municipal”, dijo a este diario Octavio Crivaro. Su apuesta es ampliar el Frente de Izquierda y los Trabajadores y canalizar la decepción de una parte del electorado con los gobiernos.

Al que tampoco le cierra la idea de un gran frente de centroizquierda, al menos para 2021, es a del Frade. “Tenemos que ir juntos los tres, Igualdad, Ciudad Futura y nosotros, sería un error ir separados”, advirtió. Y añadió: “Después, si se quieren sumar más fuerzas de cara a 2023 veremos”.

Las tres fuerzas tienen cuatro bancas en la Cámara de Diputados de la provincia y, en general, se mueven juntas. No obstante, al menos por ahora, les cuesta trasladar los acuerdos en la Legislatura al plano electoral. Del Frade admitió que la confluencia entre los tres espacios “viene complicada”, pero se reconoció “optimista hasta el último momento”.

image.png

El espacio Ciudad Futura, liderado por Caren Tepp y Juan Monteverde, comenzará sus debates el sábado

Alternativas

El domingo pasado se inscribieron las alianzas para las elecciones locales. Allí se anotó el frente Igualdad y Soberanía, integrado por el espacio de Giustiniani y dos fuerzas que hasta ahora integraron el Frente Social y Popular. Desde las otras cuatro organizaciones del FSP sostienen que su apuesta es fortalecer la relación con Ciudad Futura (que no se sumó a esa coalición) y desde ahí ampliar.

Monteverde aseguró que no descarta “ningún escenario” y que la definición dependerá del debate asambleario que iniciará su partido el sábado, pero deslizó: “Nosotros somos muy respetuosos de los procesos colectivos y horizontales de debate y construcción. Es comprensible que los que trabajan en soledad no lo entiendan y exijan definiciones individuales, pero parte de la crisis de representación política que vivimos tiene que ver con eso. Mientras la militancia se entera por los medios de lo que deciden sus dirigentes, crece una agenda paralela de la política cuando hoy la preocupación fundamental de la sociedad es no contagiarse, que salga un ser querido de terapia y poder llegar a fin de mes. Ahí está nuestro trabajo cotidiano”.

La modificación del cronograma electoral abre una ventana de tiempo mayor para que los socios se pongan de acuerdo. Tras la sesión de esta semana del Senado nacional, el 14 de julio vence el plazo para inscribir alianzas ante la Justicia electoral y el 24 de julio será la fecha límite para presentar los candidatos para diputados nacionales y, como es el caso de Santa Fe, también para senadores.

El espacio tiene nombres atractivos para los votantes del espacio y con experiencia electoral, pero por ahora nadie quiere hablar de candidaturas. Menos, con el dramático contexto económico y social que atraviesa el país.

“Las candidaturas son el punto de llegada, no ponemos ninguna candidatura arriba de la mesa”, aseguró Giustiniani. Y agregó: “Lo principal es confluir, consensuar un acuerdo programático de un espacio amplio y después están las primarias para resolver”.

Del Frade remarcó que sin consenso cualquier candidatura es difícil, pero también valoró las Paso: “Lo más democrático es que lo decida la gente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario