Política

La EPE suma presión al tarifazo de la luz con un pedido de suba del 15,8 por ciento

Se suma a los que anunció la Nación, del 18% en diciembre y 13 por ciento en febrero.

Jueves 07 de Diciembre de 2017

Cuando todavía no había pasado la conmoción entre los santafesinos por el anuncio del ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, sobre el aumento en el precio de la energía mayorista para todo el país, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) solicitó un aumento de la tarifa de 15,8% a partir de febrero de 2018 para cubrir el alza en el costo de la distribución.


De esta forma, si la Secretaría de Energía de la provincia le da el visto bueno al pedido —que será evaluado en audiencia pública el próximo 22 de diciembre— el incremento del servicio de energía eléctrica en Santa Fe sería de alrededor de un 40%. Esto es porque la Nación ya autorizó una suba del 31% para el servicio de generación y transporte.


El incremento solicitado a la Secretaría de Energía de Santa Fe se sumará al aumento vinculado con el valor de la energía mayorista que la EPE le compra a Cammesa y que Nación autorizó: un 18% desde diciembre y un 13% para febrero.


Para deslindar costos políticos, en un contexto de ajuste permanente de tarifas, las provincias y la Nación acordaron que a partir de ahora cada nivel de administración presentará su propio aumento.
Esa metodología se estrena con el nuevo tarifazo. Por eso, la cartera que conduce Aranguren informó hace unas semanas que la provincia deberá aumentar un 31%, en forma desdoblada, la tarifa por el costo de la energía mayorista y el transporte. Habitualmente la EPE sumaba a ese costo a los suyos y anunciaba un aumento final.


Esta vez es distinto. Igual que las otras distribuidoras provinciales, comunicará sólo el aumento que corresponde a sus costos operativos. La solicitud realizada por la empresa del 15,8% fue enviada a la Secretaría de Estado de la Energía de la provincia, quien deberá realizar una audiencia pública. Será el próximo 22 de diciembre en la ciudad de Santa Fe.


Al usuario la fórmula de presentación no le cambiará la suerte: por Nación por provincia pagará un 40% más al final del camino.


Las tarifas de las empresas distribuidoras de energía tienen tres componentes. El primero está vinculado con el precio estacional de la energía en el mercado mayorista (potestad del gobierno nacional). El segundo componente está relacionado con el aspecto impositivo y el tercero vinculado con la prestación, distribución y manutención del servicio, que en este caso lo brinda la EPE.


Durante una conferencia de prensa realizada ayer en la capital de la provincia, Marcelo Casín, gerente general de la EPE, destacó que el pedido de suba del 15,8% "está muy por debajo de la inflación acumulada desde la realización de la última audiencia, en noviembre del año pasado".


Consultado sobre si podría ser la única actualización tarifaria del 2018, según Diario Uno de Santa Fe, apuntó: "La intención es que sea un único aumento para todo el año, como fue el año pasado. La coyuntura económica irá marcando el pulso".


En el marco de estos acuerdos, Casín no habló del impacto del aumento nacional en los usuarios de la EPE. Pero aclaró: "Si a nosotros nos mandan una factura con un aumento, nosotros tenemos que trasladar ese aumento a los usuarios finales".


Casín explicó que el pedido de aumento de la empresa "es una ponderación de todos los aumentos de costos".


"La empresa tiene 50.000 kilómetros de línea en toda la provincia para su prestación de servicio. Tenemos la obligación de expandir la red, de operar y de mantener. En ese proceso están incluidos los insumos y nuestra evaluación es que el costo de esos insumos han aumentado y, por lo tanto, para seguir prestando el servicio de manera sustentable hay que actualizar", subrayó el referente de la EPE.
Nueva actualización


Por otra parte, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, ratificó ayer que a partir de 2019 las tarifas de luz y gas se actualizarán "por inflación y costo de producción de las empresas", con excepción de la social, que continuará siendo mucho menor al resto.


El ministro señaló: "Tenemos un proceso de eliminar lentamente los subsidios en forma gradual y previsible, con la excepción de la tarifa social".


"Cuando hablamos de tarifas de gas, hacemos la diferencia entre la Patagonia y el resto del país, pero se va a ir continuando con la con la reducción de subsidios hasta el 2019", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario