Elecciones 2021

La disputa por el liderazgo provincial en el Frente Progresista sigue abierta

Clara García le ganó la interna a Giustiniani, pero la cosecha total es magra de cara a la general. Javkin se afirmó como líder municipal y el socialismo domina el territorio provincial. Por ahora, ambos se necesitan

Domingo 12 de Septiembre de 2021

Con Clara García y Mónica Fein a la cabeza, el socialismo se impuso claramente en las primarias del Frente Amplio Progresista para elegir candidatos a senadora y diputada nacional. Les sacaban 34 y 38 puntos, respectivamente, a Rubén Giustiniaani y Fabián Palo Oliver, los precandidatos impulsados por el intendente de Rosario, Pablo Javkin. El jefe municipal, en cambio, logró que su delfín, Ciro Seisas, aventajara con comodidad a la socialista Verónica Irizar en la candidatura a concejal.

Para las candidaturas al Senado nacional, la lista Adelante, que encabeza Clara García, sacaba el 68% dentro del Frente Progresista contra el 32,92% de Preparados para Santa Fe. Para Diputados, Fein obtenía 69% y una ventaja todavía más amplia frente a su competidor. Con una victoria clara en todos los departamentos para esas categorías, La Capital y Rosario fueron claves, con 71% y 63% de los votos respectivamente.

Pese a esta ventaja, en la sumatoria general de votos, el Frente Amplio Progresista quedaba muy lejos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, con apenas un 10% del total de sufragios emitidos. Una posición que los deja muy atrás en la elección de noviembre para la Cámara alta, y con perspectivas de una cosecha discreta en la Cámara baja. Con estos números, Fein, con buena performance en la ciudad de la que fue intendenta, entraría como diputada nacional.

Poco antes de las 22, el diputado provincial Joaquín Blanco leyó los resultados de las mesas testigo del socialismo y puso el sello formal a la elección del Frente Amplio Progresista. Con la victoria para las candidaturas nacionales, Clara García señaló que ese espacio inicia “un nuevo y gran camino” y les “abrió los brazos a todos y a todas”. También saludó a Fein, su “compañera de la vida”. Visiblemente emocionada, en un año en el que perdió a su pareja Miguel Lifschitz, destacó el resultado electoral como un reconocimiento “a tantas vidas dedicadas a la política con pasión”.

En el comando de campaña de Preparados para Santa Fe, Rubén Giustiniani saludó a las ganadores de la compulsa interna y mostró su compromiso de “trabajar todos juntos para que el FAP se una verdadera alternativa en las elecciones generales”.

En sintonía, Javkin resaltó la elección de Seisas para concejal y llamó a la unidad: “El Frente Amplio Progresista atravesó muchas dificultades pero está vivo”, reivindicó que ese espacio tiene, sobre todo en Rosario, “una enorme fortaleza al ubicarse fuera de la grieta” y pasó su aviso: “Cuanto más abiertos seamos, más fuertes vamos a ser”.

“Festejamos que el Frente sea cada vez más amplio y siga siendo una alternativa para la provincia de Santa Fe”, dijo el intendente rosarino.

En el Frente Amplio Progresista se disputaba algo más que la integración de las listas de candidatos. Estaba en juego el liderazgo de ese espacio político construido desde los inicios del ascenso del socialismo al poder, con el radicalismo como aliado. Precisamente, esa hegemonía, que comenzó a ponerse en discusión con la victoria de Pablo Javkin en las primarias de 2019, tuvo en esta primaria una batalla relevante. Sobre todo, a partir de la muerte de Miguel Lifschitz, el gran elector de ese espacio.

Javkin necesitaba ganar esta primaria para consolidar su liderazgo en Rosario y extenderlo a la provincia. Logró lo primero pero no lo segundo. Sumó a Rubén Giustiniani para dar pelea también por la herencia política del frente. Es que con la muerte de Lifschitz este año y de Hermes Binner el año pasado, se aceleró una transición en la que la referencia con los “padres fundadores” tuvo un valor significativo. El actual diputado por Igualdad y Participación dejó en el camino a sus socios políticos en la Legislatura santafesina como fue el Frente Social y Popular y tejió el operativo retorno.

Pero Giustiniani no entró. En el análisis político, la herencia socialista quedó en el terreno de Clara García y Mónica Fein. También el territorio en toda la provincia. “A la hora de votar también pesan los ejemplos y las realizaciones, nosotros podemos dar vuelta la mirada y ver lo que hicimos, no escondemos a nuestros líderes sino que son quienes nos guían y estamos tranquilos", dijo la ahora candidata a senadora tras salir de votar en la escuela Juan Arzeno.

No solo se trata de nombres. El partido que estructuró por años la interna del Frente, atesora para sí el acervo que dejó una organización de cuadros caracterizado por la planificación y la transformación, que dio una impronta de largo plazo en Rosario y la provincia. Una de ellas, la política de salud pública que sobresalió en el pandemia.

Con más trayectoria como político que como cuadro de gobierno, Javkin todavía no pudo o no supo mostrar un perfil propio y nítido en materia de políticas públicas. Para garantizar el triunfo en su pago, echó mano al recurso de poner al frente de la lista de precandidatos a concejales a un periodista televisivo. Seisas no lo decepcionó y ayer se convirtió en el postulante más votado en el cuadro general, con más de treinta puntos de ventaja sobre su rival interna.

Con estos números, la disputa por el liderazgo del Frente Amplio Progresista quedó a abierta a nuevos capítulos. El radical Javkin se afirmó como líder municipal en Rosario y el socialismo domina el territorio provincial, a la inversa de lo que ocurría en los tiempos previos a que Binner se convirtiera en gobernador. Hoy, de cara a las elecciones generales, ambos sectores necesitan la unidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario