Legislatura

La diputada de Juntos por el Cambio que tiene línea directa con el PJ

La legisladora santafesina Cesira Arcando se cargó al hombro iniciativas de la Casa Gris y se reúne con ministros. En el peronismo valoran su relación con el mundo gremial; "tira cada vez más señales para este lado", se entusiasman

Miércoles 14 de Abril de 2021

La coyuntura y los lineamientos del partido FE exigen a la diputada provincial Cesira Arcando dotes de equilibrista: elegida en la lista de Juntos por el Cambio, la legisladora se cargó al hombro proyectos clave del gobierno de Omar Perotti y tiene línea directa con sus principales espadas. Por ejemplo, la semana pasada se reunió con el ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, y le entregó una iniciativa para crear el Instituto Provincial de Administración Pública (Ipap).

Abogada especializada en derecho laboral y vinculada al sindicato de los trabajadores rurales, Arcando ingresó a la Cámara de Diputados de la provincia en el marco de la alianza que había sellado el histórico dirigente de la Uatre Gerónimo Momo Venegas —fallecido en 2017— con el macrismo.

Sin embargo, a poco de empezar su mandato Arcando empezó a mostrar un perfil diferente al del resto de la bancada de JxC. Por ejemplo, el año pasado fue una aliada clave de la Casa Gris en la adhesión de la provincia a la ley nacional de ART, un proyecto resistido no sólo al interior del heterogéneo mundo sindical sino también en el propio oficialismo. De hecho, ninguno de los integrantes del bloque del PJ en Diputados acompañó la norma impulsada por el entonces ministro Roberto Sukerman, hoy al frente de la cartera de Gobierno.

La interlocución con la administración de Omar Perotti no quita, por ejemplo, que también haya tendido puentes con el intendente Pablo Javkin, sobre todo por la situación que atravesó el año pasado el turf, un sector golpeado por la pandemia.

Elogios

En el peronismo reconocen a Arcando sus vínculos fluidos con el universo sindical —algo extraño, resaltan, para alguien que integra las filas de Cambiemos— y valoran ciertos gestos. Por ejemplo, su rechazo en la última sesión al proyecto de repudio a las declaraciones de Corach —que dijo en redes sociales que el socialismo tenía connivencia con el delito— y sus criticas al jefe del bloque socialista en la Cámara baja, Joaquín Blanco.

“Antes que preocuparse por la solidaridad, sería bueno que rindan cuentas a la gente sobre qué hicieron en seguridad, y sobre todo, lo que no hicieron, porque esta situación viene de muchos años —disparó la diputada en Twitter—. No hay que mirarse tanto el ombligo y ocuparse más de los problemas de la gente”.

Desde el PJ decodifican estas señales como intentos de acercamiento. “Está tirando cada vez más cables para este lado”, se entusiasman.

Los movimientos de Arcando también están influidos por el de su partido, que recalculó tras la derrota del macrismo. A fines de febrero, FE sacó una declaración con el nada elíptico título de “Respaldamos la gestión del presidente Fernández”.

Una de las firmas del comunicado era la de Arcando, que dijo a La Capital que “no es novedad que el partido nacional en 2019 haya salido de JxC” y aseguró que no está “en ningún otro lado que en el partido FE”.

Sus compañeros de bloque de Juntos por el Cambio aseguraron a este diario que a pesar del cambio de rumbo a nivel nacional de Fe la relación es “excelente”. “Ella siempre fue del bloque Fe dentro de Juntos por el Cambio y sigue estando así”, indicaron.

Sin embargo, la relación no es la misma con todos los socios de la alianza. La presidenta de la Coalición Cívica en Santa Fe, la diputada nacional Lucila Lehmann, acusó a Arcando de “estafadora electoral”. La legisladora provincial evitó la polémica. “No contesto agravios”, respondió la diputada, y adjuntó un emoji de una cara sonriente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario