Política

La Corte emitió dos órdenes de captura por la voladura de la embajada de Israel

Se trata de un agente operativo de Hezbollah y un ciudadano colombiano. El ministro de la Corte Ricardo Lorenzetti había polemizado con la presidenta por la causa.

Viernes 16 de Octubre de 2015

La Corte Suprema resolvió ayer reactivar la causa por el atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires y, a partir de un nuevo informe, ordenó la captura de Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman, un agente operativo de la organización terrorista Hezbollah y miembro de la agrupación Jihad Islámica, y reiteró el pedido de detención de José Salman El Reda Reda, un ciudadano colombiano prófugo.
  El alto tribunal así lo dispuso en una resolución con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, en el marco del juicio “sumarísimo” que se instruye para esclarecer el ataque contra la sede diplomática israelí perpetrado el 17 de marzo de 1992.
  Ese atentado terrorista destruyó el edificio y provocó oficialmente 22 muertes, aunque se estima que la cantidad de víctimas fatales ascendería a 29, con unos 242 heridos.
  La decisión parece darle la razón a la presidenta Cristina Kirchner, quien el 1º de marzo pasado, ante la Asamblea Legislativa, había reprochado a la Corte no haber avanzado en la investigación del atentado a la embajada. En esa ocasión Lorenzetti, el presidente de la Corte, respondió que la cuestión era “cosa juzgada”, algo que después fue desmentido por el propio tribunal, a través del secretario que instruye el expediente, Esteban Canevari.
  Ese derrape de Lorenzetti queda ahora más en evidencia ya que no sólo que no es “cosa juzgada”, sino que está abierto y el tribunal hasta ordena capturas de sospechosos.
  La novedad se conoció mediante un comunicado publicado por el Centro de Información Judicial (el órgano de prensa de la Corte). Allí, explicita que la Corte “resolvió ordenar la captura internacional de Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman y reiterar la correspondiente a José Salman El Reda Reda”.
  Señaló que “desde el año 2005 esta Corte investiga a Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman como agente operativo de la organización terrorista Hezbollah e integrante de la agrupación Jihad Islámica. El nombrado habría ingresado en la Argentina a principios de 1992 los explosivos que fueron utilizados en el atentado a la sede diplomática”.
  Y aclaró que “recién en septiembre de 2015, la embajada de Israel, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, confirmó la información antes detallada, en virtud de lo cual se ordenó la captura internacional del nombrado”.
  Suleiman había sido detenido en 2001 en Jordania y allí confesó que él había ingresado a la Argentina los explosivos, según se supo en marzo pasado.
  También reiteró el pedido de detención de El Reda Reda, a quien  además el fallecido fiscal Alberto Nisman lo acusó por la voladura de la Amia, ocurrida en julio de 1994.
  Por tratarse de un ataque contra una sede diplomática, la investigación del hecho quedó a cargo de la Corte. El tribunal estableció en 1999 que la Jihad Islámica, brazo armado del Hezbollah, llevó adelante la masacre cuando hizo detonar una camioneta Ford F-100 cargada de explosivos en las afueras del edificio.
  También determinó que el atentado fue en represalia por el asesinato del secretario de la organización, Abbas Musawi, un mes antes. A partir de esta conclusión, la Corte procesó y pidió la captura internacional de Imad Mughniyah, responsable de la Jihad y del aparato de seguridad central y exterior de Hezbollah al momento de cometerse el atentado. Este terrorista habría muerto el 12 de febrero de 2008 en un atentado en Damasco, Siria.

EEUU habría acusado recibo del pedido para localizar a Stiuso

Una fuerza de seguridad de los Estados Unidos hizo una consulta sobre Antonio Jaime Stiuso en la base de datos de Interpol. Así lo reportó ayer en su web el diario La Nación, que agregó que la consulta fue hecha después de que la oficina de Interpol en Buenos Aires le enviara a su par en Washington una serie de direcciones de domicilios y empresas en Miami vinculadas al ex espía para poder localizarlo. La consulta, que en Buenos Aires suponen fue realizada por el FBI, se hizo en la base de datos y sistema de comunicación i24/7, donde se carga toda la información de las circulares amarillas, azules y rojas emitidas por Interpol.
En el departamento Interpol de la Policía Federal leyeron la novedad como que “Estados Unidos comenzó a moverse tras el pedido de ubicación de paradero”. Interpol emitió una orden azul sobre Stiuso, que es de búsqueda de paradero pero no de detención.

Juicio Amia: Beraja dijo que “la pista siria fue una invención de Stiuso”

La “pista siria” fue “una invención” del ex espía Antonio Jaime Stiuso para tapar la “conexión iraní” en el atentado contra la Amia, dijo ayer el ex presidente de la Daia Rubén Beraja, al declarar como acusado ante el Tribunal Oral Federal 2 que sustancia el juicio por un supuesto encubrimiento de la investigación, donde también se imputó al ex presidente Carlos Menem.
  En tanto, los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel deben decidir qué harán con el ex jefe de la Side menemista Hugo Anzorreguy, cuya defensa aseguró que no está en condiciones psicofísicas de afrontar el juicio, luego de que un informe pericial presentado ayer sostuviera que si bien tiene “deterioro cognitivo leve y fluctuante propio de la edad”, esto “no limita su posibilidad de retener y procesar la información”.
  Frente a eso, las querellas esperan que Anzorreguy acuda el próximo jueves a los Tribunales de Retiro para prestar declaración indagatoria, sin las videoconferencias que se implementaron para él y el ex presidente Menem en las pocas audiencias en las que participaron.
  A la espera de la definición sobre Anzorreguy, Beraja continuó ayer con su indagatoria, que comenzó el jueves pasado, e insistió en descalificar la existencia de un “plan” orquestado para encubrir la investigación, base de sustentación del debate.
  Una de las patas del encubrimiento fue la “pista siria”, dice la acusación, que afirma que se frenó la investigación sobre un ciudadano siriolibanés allegado a la familia de Menem, cuando se apuntaba en su contra a pocos días de la masacre.
  La otra parte del encubrimiento, añade la acusación, fueron delitos cometidos por el entonces juez Juan Galeano presionando a testigos y pagándole 400 mil dólares que salieron de la Side al único detenido en aquel entonces, Carlos Telleldín, para que declarara que policías bonaerenses se habían llevado la camioneta Trafic que fue usada como coche bomba.
  Ayer Beraja acusó a Stiuso de fabricar la “pista siria” cuando le tocó declarar en el Tribunal Oral Federal 3 en el juicio por la llamada “conexión local”, teoría que también habían sostenido los entonces fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia semanas atrás.
  “La pista siria ha sido una invención de Stiuso. No se puede convertir a un sospechoso en la cabeza de una instigación terrorista. ¿Para qué se inventó? Para tapar la «pista iraní». No puede encubrirse algo que nunca existió”, afirmó.
  Beraja sostuvo además que “no hubo un plan. Es un dibujo infantil lo que se sostuvo hablando de un plan para desviar la investigación acusando a un grupo local (como los policías bonaerenses). Quien acordara ese plan infantil estaría avalando que se tergiverse la verdad de lo sucedido, y eso implicaba que quedaran libres los terroristas. Nosotros no podíamos ser cómplices de eso”, aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS