Política

La Casa Rosada presentó el Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos

Los ejes temáticos incluyen la continuidad de los juicios a los militares, la inclusión, la no discriminación y la seguridad

Miércoles 13 de Diciembre de 2017

El presidente Mauricio Macri presentó ayer el Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos y afirmó que "las políticas de memoria, verdad y justicia" por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar están "garantizadas", aunque sumó a la iniciativa el acceso a cloacas, el agua potable, la educación, la inclusión y la lucha contra la pobreza y la discriminación.

"Las políticas de memoria, verdad y justicia, incluidas en este plan, así como las políticas reparatorias, todos los derechos de inclusión, no discriminación e igualdad, están garantizados y son un sello distintivo de las políticas públicas del Estado argentino. Son derechos humanos que debemos avalar y proteger, pero no son los únicos", sostuvo el mandatario.

En el Museo Casa Rosada, el jefe del Estado amplió el concepto de derechos humanos e incluyó algunas necesidades de "este siglo, como recibir una educación de calidad, tener las mismas oportunidades que los demás, contar con agua potable y cloacas, con energía que no contamine, hacer ciudades y comunidades sostenibles y que sea delito atentar contra el ambiente".

En ese sentido, el líder del PRO señaló que esos "son algunos de los desafíos que hay por delante", que apuntarán a ser solucionados con esta iniciativa que "enfrenta los desafíos de esta era".

Un día después de que el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA difundiera que el 31,4 por ciento de los argentinos viven bajo la línea de pobreza, planteó: "La pobreza es inaceptable".

Acompañado por el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, Macri destacó que el lanzamiento del plan es "un paso histórico" para el país y recordó: "Desde 1993, hace 24 años, que los organismos internacionales le vienen pidiendo a nuestro país la puesta en marcha de esta iniciativa. Sin embargo, hasta ahora la Argentina no había dado una respuesta".

"Durante años, nuestro país no encontró el camino que nos pusiera a la altura de lo que el mundo nos venía reclamando, pero hoy vivimos un tiempo diferente, elegimos cambiar y estamos integrados en el mundo", agregó el presidente.

También definió a la iniciativa de 243 "compromisos prioritarios" como "una hoja de ruta para un nuevo paradigma", al tiempo que explicó que "es el resultado de escuchar ideas y recomendaciones de organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales y comités que se especializan en la materia".

El plan está basado en cinco ejes específicos: inclusión, no discriminación e igualdad; seguridad pública y no violencia; memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias; acceso universal a derechos y cultura cívica y compromiso con los derechos humanos.

En el Museo Casa Rosada no estuvieron presentes dirigentes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, entidades representativas de la lucha por los derechos humanos. Sí participaron del acto el líder de la comunidad qom La Primavera, Félix Díaz, como también Nilda Sosa y María Luján Rey, familiares de víctimas de las tragedias de Cromañón y Once, respectivamente, entre otros.

Por su parte, Garavano resaltó que el plan "marca un antes y un después en el abordaje integral de los derechos humanos" y subrayó la necesidad de mirarlos "no sólo hacia el pasado, como se hizo, sino también hacia el futuro y el presente".

"Todos los días sufrimos violaciones en los derechos humanos en distintos aspectos de nuestra vida y me parece que es clave poder mirar esos problemas hacia adelante y cómo podemos solucionarlos", apuntó, en referencia a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Además, aclaró que el plan se contextualiza en el Programa de Justicia 2020, del que participan distintas organizaciones de la sociedad civil, con el objetivo de "construir una sociedad más justa y pacífica".

Avruj, en tanto, indicó: "Los derechos humanos son transversales a la política del Estado y no pueden ni deben ser utilizados ideológicamente ni en forma partidaria, ni ser capturados por nadie. Son de la gente, para la gente y atraviesan la vida de todos permanentemente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario