Política

La Casa Gris sumó blindaje a la ley de necesidad pública

A las puertas del tratamiento en el Senado, el gobierno de Perotti contrapuso argumentos jurídicos y constitucionales a las críticas de la oposición.

Martes 11 de Febrero de 2020

Al tiempo que el Senado santafesino se prepara para abrir el debate por la ley de necesidad pública, la Casa Gris advirtió ayer que, de no contar con esa herramienta considerada clave para revertir la crisis, "habrá severas dificultades en Santa Fe". Y, frente a las nuevas objeciones de la oposición, la gestión de Omar Perotti blindó la iniciativa con fundamentos jurídicos y constitucionales.

El viernes pasado, la Cámara alta recibió el controvertido proyecto de ley. El PJ tiene mayoría en el Senado, cimentada tras un reciente contacto entre legisladores peronistas y el propio Perotti, razón por la cual el gobierno no encontraría demasiados escollos a la hora de la aprobación.

Pero el escenario luce complejo en Diputados, donde predomina el Frente Progresista (FPCyS), que en diciembre de 2019 mandó al archivo una batería de emergencias requerida por el oficialismo, muchas de las cuales fueron incorporadas a la nueva propuesta.

En ese marco, las espadas frentistas ya adelantaron su rechazo a varios puntos de la iniciativa, entre ellos, la autorización para tomar deuda por casi 600 millones de dólares.

Cruces

"Valoramos el diálogo político, pero le pedimos al Ejecutivo que el proyecto ingresara a la Cámara baja y no de manera unificada. Finalmente, eso no ocurrió. Seguiremos estudiando la propuesta, aunque vemos difícil avanzar con el endeudamiento que están solicitando", ratificó la diputada Lionella Cattalini (FPCyS).

Sin embargo, el ministro de Gestión Pública provincial, Rubén Michlig, fue contundente acerca de las consecuencias que detonaría un freno a la necesidad pública. "Habrá severas dificultades en Santa Fe", advirtió, en declaraciones a La Ocho. Y precisó: "No se podrá reactivar la obra pública ni implementar el boleto educativo, además de demorar mejoras en equipamiento en salud y seguridad".

Su par de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad, Esteban Borgonovo, se mostró "optimista" acerca de una eventual sanción de la ley, a la que consideró indispensable para poder atender las "acuciantes necesidades" por las que atraviesan intendencias, entre ellas la de Rosario, comunas y proveedores del Estado.

Paralelamente, el blindaje de la necesidad pública deparó pronunciamientos de otros integrantes del gabinete de Perotti con un mismo hilo argumental: las futuras acciones a encarar por sus respectivos ministerios estarán atadas a la suerte que corra el proyecto en la Legislatura.

Fundamentos

De hecho, en los pasillos de la Gobernación deslizaron a La Capital que proyecto surgió como respuesta a "situaciones en las que se advierte un estado de carencia de bienes indispensables para garantizar los derechos esenciales que los santafesinos deben, aunque sea, en un grado mínimo satisfacer".

"Es el Estado al que le corresponde hacer uso de los mecanismos legales para neutralizar o amortiguar los efectos negativos que producen esas circunstancias, que afectan a la sociedad en su conjunto y ponen en riesgo la paz social", alertaron, Constitución de Santa Fe en mano.

También señalaron que, como consecuencia de "situaciones extraordinarias generadas por necesidades públicas, se deben poner en marcha diferentes medidas que carecen de tolerancia en épocas de normalidad". Y resaltaron que, por ese motivo, jurídicamente es viable que las autoridades adopten "instrumentos adecuados y temporales" para superar la crisis.

Asimismo, destacaron que "la jurisprudencia" de la Corte Suprema nacional "convalidó en reiteradas oportunidades la validez constitucional de leyes dictadas para superar situaciones excepcionales".

En la otra vereda, en tanto, insistieron en que la administración de Perotti sobreactúa la crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario