Política

La Casa Gris se muestra distante de la intervención de Vicentin

La gestión de Perotti advierte que la decisión del juez Lorenzini "llega tarde" y no contempla el apartamiento de los directivos de la agroexportadora, cuyo default cumple hoy un año

Viernes 04 de Diciembre de 2020

Tras la decisión de la Justicia Civil y Comercial de Reconquista de intervenir por 90 días a la defaulteada Vicentin, el gobierno santafesino no parece estar dispuesto a adherir a ese proceso, como estipula la resolución difundida ayer. Para la Casa Gris, la medida “llega tarde” y no contempla un pedido clave elevado en junio pasado por la gestión de Omar Perotti al magistrado Fabián Lorenzini: el apartamiento de los directivos del gigante agroexportador en concurso preventivo de acreedores.

“Nos notificaron vía online. Recién esta mañana analizamos la resolución y en los próximos días definiremos el camino a seguir”, afirmó a La Capital el secretario de Justicia provincial, Gabriel Somaglia.

Al respecto, el funcionario añadió: “La primera sensación es que la decisión del juez llega tarde, porque el contexto no es el mismo que cuando pedimos la intervención de Vicentin. Además, el objeto de nuestra pretensión quedó abstracto ya que los directores a los que apuntamos meses atrás renunciaron, por lo cual no se produjo el apartamiento solicitado”.

“Pero hay otro dato: la intervención dispuesta por el magistrado no contempla la modalidad que solicitamos en su momento, que era el desplazamiento del directorio. Lorenzini acaba de disponer una administración conjunta”, concluyó Somaglia.

Lorenzini ordenó la intervención por 90 días de la cerealera en cesación de pagos, anunciada un año atrás, y le prohibió comprar o vender acciones. Con casi seis meses de demora, el fallo que limita al nuevo directorio del grupo -que anunció que apelará- responde a un pedido elevado en junio por la administración de Perotti, que también por decisión del juez deberá secundar a Andrés Schocron (veedor propuesto por acreedores comerciales) al frente del proceso.

Shocron tendrá facultades similares a las del presidente del directorio de Vicentin, Omar Scarel, aunque ambos deberán actuar de modo conjunto. Además, Lorenzini ordenó que la subintervención quede en manos de un representante del gobierno de Perotti. Y que, hasta que el Ejecutivo provincial oficialice la designación, el cargo sea ocupado por María Victoria Stratta, titular de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ).

Paralelamente, en el entorno del jefe de la Casa Gris deslizaron a este diario que la resolución del magistrado presenta dificultades que impiden llevarla a la práctica y, respecto de la nominación provisoria de Stratta, advirtieron que la IGPJ es un organismo de control y no de administración, razón por la cual “hay un punto incompatible: la funcionaria no puede observarse a sí misma”,

También resaltaron que si bien Lorenzini tuvo en cuenta los argumentos presentados meses atrás por la provincia, el juez llega a destiempo con sus reproches a la empresa por su accionar irregular. “Sobre todo cuando las entidades que en su momento que pudimos agrupar para el salvataje, que finalmente no prosperó, se apartaron frente a la negativa del anterior directorio de Vicentin y del propio magistrado”, añadieron.

A fines de julio, la gerencia se negó a dar un paso al costado y a transferir acciones, condiciones inamovibles para el plan de rescate de Vicentin a través de un fideicomiso mixto impulsado por la Gobernación (que permitiría eludir la estatización propiciada por la Casa Rosada).

Paralelamente, diputados provinciales que integran la comisión de seguimiento de la debacle de Vicentin no ocultaron sus reparos frente a la decisión de Lorenzini.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS