Política

La Cancillería desmintió “gastos y extravagancias”

Rechazó una denuncia periodística que hablaba del pago de 50 mil dólares mensuales por el alquiler de una residencia oficial en Estados Unidos

Domingo 10 de Mayo de 2015

La Cancillería desmintió estar pagando 50 mil dólares mensuales en alquileres de residencias oficiales en EEUU. A través de un comunicado, la cartera de Relaciones Exteriores y Culto calificó de “agraviantes y falsas” las noticias difundidas ayer por un matutino porteño, dado que “ni en Estados Unidos ni en ningún lugar del mundo la Cancillería paga o ha pagado por alquileres de residencias oficiales ninguna cifra ni siquiera cercana a USD 50.000 mensuales”.

   En el texto se consigna que “el anterior contrato de la residencia oficial de la representación argentina ante Naciones Unidas fue realizado por el término de dos años, en diciembre de 2012, por una cifra significativamente menor a la informada por el diario Clarín”.

    Y continúa diciendo que “atento interés de la propietaria de vender el inmueble, se requirió mudar la residencia oficial en diciembre de 2014. Como las condiciones del mercado inmobiliario de Nueva York en ese momento tornaban muy costoso alquilar en la zona de Manhattan, se optó en alquilar la nueva residencia oficial en Brooklyn Heights, un barrio con adecuadas condiciones de infraestructura, acceso y servicios para cumplir las funciones oficiales para las que se destinan las residencias oficiales”.

   Por otra parte, se destaca que las residencias oficiales tienen por objeto el desarrollo de las actividades protocolares frente a los cuerpos diplomáticos acreditados y las autoridades de los organismos y estados receptores, por lo cual son de uso oficial y no sólo particular del funcionario que reside. Asimismo, “ambas residencias alquiladas se encuentran en los parámetros de superficies, instalaciones e infraestructura establecidas por la Dirección General de Infraestructura, Abastecimiento y Servicios de la Cancillería para las representaciones en el exterior”.

   Por otra parte, la Cancillería desmintió que se haya recibido una nota firmada por los empleados del Consulado General y Centro de Promoción Comercial de Los Angeles dirigida al vicecanciller Eduardo Zuain —con copia a otros funcionarios de Cancillería— en la que se denuncia “violencia laboral en ese consulado”.

   El comunicado afirma, además, que “la Cancillería argentina toma muy seriamente en cuenta los conflictos laborales que puedan suceder en distintas representaciones en el exterior, como también evalúa los antecedentes de las renuncias de los empleados y los muy escasos pedidos de autorización para realizar fundadamente despidos de personal en las representaciones, en donde se da intervención a las áreas competentes en materia de recursos humanos”.

   En la edición de ayer de Clarín se publicó que “el manual de austeridad impuesto en el Ministerio de Relaciones Exteriores no es regla para todos. Dos ejemplos que al parecer lo desmienten son en estos días la comidilla en los pasillos de la Cancillería, donde se habla de la vida cool que llevan la embajadora ante las Naciones Unidas, María Cristina Perceval, y el cónsul en Los Angeles, Alejandro Luis Casiró, quien, a su vez, fue denunciado por seis empleados que lo acusan de despidos y maltrato laboral injustificado, sin que los responsables inmediatos —la secretaria de Cooperación Internacional, Paula Verónica Ferraris, y el canciller Héctor Timerman— intervinieran”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS