Política

Kirchner anunció una contramarcha al Congreso para apoyar a Cristina

Viernes 11 de Julio de 2008

El titular del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, convocó ayer a "un acto público y movilización" para el próximo martes frente al Congreso nacional en defensa de la "democracia", el mismo día y a la misma hora que la movilización que preparan las entidades del campo en Palermo, a las que volvió a acusar de buscar la "desestabilización" y de "actitudes autoritarias" y "patoteras".

"En mi calidad de ex presidente de la Nación y presidente del PJ y del espacio nacional y popular no justicialista propiciamos la convocatoria a un acto público para el martes 15, a las 15 en la plaza de los Dos Congresos para profundizar, apoyar y promover el pleno funcionamiento de la democracia y de las instituciones democráticas", afirmó Kirchner en la segunda conferencia de prensa que dio en un mes.

Relativizar. Durante el encuentro, realizado en un céntrico hotel porteño, Kirchner evitó responder si el gobierno estaría dispuesto a aceptar modificaciones al proyecto de retenciones que se analiza en el Senado y relativizó las disidencias que se generaron en los últimos días entre legisladores peronistas y del Frente para la Victoria a raíz del conflicto con el agro.

Aunque se mostró proclive a aceptar cualquier disidencia en el propio bloque del FpV y dijo que desde el oficialismo "vamos a aceptar lo que decidan las instituciones", al ser consultado sobre si analiza la posibilidad de que la Cámara alta vote un proyecto con cambios al enviado por el gobierno, Kirchner volvió a arremeter duro contra las entidades del agro a las que acusó de "desestabilizadoras".

Denunció, en ese marco, la existencia de "actitudes ciertamente desestabilizadoras" contra las instituciones democráticas y rechazó las "amenazas" y "presiones" que recibieron en las últimas horas diputados que votaron la semana pasada a favor del proyecto del gobierno.

"Estamos de acuerdo con todas las expresiones de pluralidad, pero rechazamos enérgicamente las actitudes de amenaza", señaló.

Durante la rueda de prensa, que se extendió por más de 25 minutos, Kirchner aseguró que la convocatoria al acto del martes "no es contra nadie" y descartó la posibilidad de que se produzcan enfrentamientos por la movilización que realizará el campo, en paralelo, en el monumento a los Españoles, en el barrio de Palermo.

"No somos nosotros los que actuamos en forma patoteril, autoritaria, ni con discursos que promueven una actitud de tratar de condicionar las instituciones de la democracia", respondió. En ese sentido, dijo esperar que los dirigentes agropecuarios dejen de lado tal actitud.

Convivencia. A diferencia de la posición que había adoptado mientras el tema se debatía en la Cámara de Diputados, cuando en un discurso desde el sindicato de La Bancaria llamó a los legisladores a "poner" la ley del gobierno, esta vez Kirchner llamó a realizar "una plaza de la paz y la convivencia".

El titular del PJ evitó pronunciarse sobre lo que harán los senadores oficialistas y negó ejercer presiones sobre los peronistas que tienen dudas para que voten a favor de la ley del gobierno. "No soy fiscal de nadie", afirmó Kirchner y aclaró que "por respeto a los senadores y a las instituciones de la democracia" no iba a opinar al respecto.

Sin embargo, confió en que los legisladores votarán "como corresponde", de acuerdo a "su responsabilidad, compromiso ideológico y visión".

Al ser consultado sobre si el peronismo "perdió" figuras desde que comenzó el conflicto con el campo, recalcó que en el PJ "no es una sociedad anónima" porque posee "una filosofía política, una ideología y un concepto de país" que respetar.

En ese sentido, evitó "confrontar" con posiciones contrarias al gobierno que se generaron dentro del propio peronismo, y dijo que, "por el contrario, valoramos mucho la pluralidad, la diversidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario