Política

Kicillof calificó como “bomba de humo” la citación judicial a la ex presidenta

El ex ministro de Economía y diputado nacional calificó de “burrada financiera, económica y política” la investigación del juez Bonadío. Pichetto marcó algunas diferencias.

Martes 01 de Marzo de 2016

El ex ministro de Economía y diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) Axel Kicillof calificó ayer como una “bomba de humo” la citación del juez Claudio Bonadío a la ex mandataria Cristina Fernández para interrogarla sobre las operaciones de venta de dólares a futuro realizada por el Banco Central, y definió a la investigación judicial sobre este tema como “una burrada financiera, económica y política”.
  En la misma línea se expresó el jefe del bloque del FpV en el Senado, Miguel Angel Pichetto, quien consideró que “el timing no es muy bueno” respecto de la citación judicial a Cristina, y afirmó que “va a ser difícil acreditar su responsabilidad”.
  “El timing no es muy bueno. No sé si ayuda, creo que no. Es importante consolidar un diálogo, aún con los sectores más duros del peronismo. Es importante que el gobierno tenga gobernabilidad. Esto no quiere decir que no se avance en causas judiciales. Lo que creo es que esta causa es insustancial”, sostuvo el legislador rionegrino.
  Sin embargo, ambos discreparon en torno a las operaciones de venta de dólares a futuro, que derivó en la citación, además de a la ex mandataria, al propio Kicillof y al ex jefe del Banco Central Alejandro Vanoli.
  Kicillof defendió las medidas del Central al asegurar que tenían en “claro” los costos e incidencias económicas que acarreó la venta de dólares en el mercado de futuros, pero argumentó que “estando en el gobierno nos correspondía llevar adelante nuestra política económica”.
  Sin embargo Pichetto reconoció que “las medidas (con el dólar futuro) no han sido buenas para el país. Reconozco que se ha perdido plata”, dijo.
  No obstante, acerca del rol que desempeñó Cristina Fernández en esa operatoria, Pichetto aseguró que “si hay responsabilidad en el hecho, le compete única y exclusivamente al presidente del Banco Central y al directorio” ya que “es muy difícil acreditar instrucciones, mucho más si no están hechas por escrito”.

Movida política. Tras calificar la investigación encarada por Bonadío como “una burrada financiera, económica y política”, Kicillof consideró que “son movidas políticas y mediáticas; con ese criterio, todos los días (el actual presidente del Banco Central, Federico) Sturzenegger debería tener una causa” por estas cuestiones.
  Además, Kicillof definió a Bonadío como “parte del partido judicial” y afirmó que la denuncia “no tiene ni pies ni cabeza” ya que la venta de dólar futuro por parte de las autoridades monetarias “de ninguna manera configura un delito”, por lo que “es un disparate” decir esto.
  “Si por la intervención en el mercado cambiario, o en el mercado financiero, o en la tasa de interés o en el tipo del cambio actual, pudiera un juez hacer causas penales todas las intervenciones de todos los bancos centrales del mundo, empezando por la Reserva Federal de Estados Unidos estarían sometidos a causas penales”, dijo el ex ministro de Economía a radio porteña.
  Recordó que “el jueves, el Banco Central, con la dirección de Federico Sturzenegger, intervino en el mercado de cambio, vendiendo 150 millones de dólares, para modificar el valor de la moneda estadounidense, para que no se devaluara más”, e ironizó: “Que se quede tranquilo Sturzenegger, que si él interviene en el mercado cambiario en el futuro, no le voy a hacer una causa penal”.
  Dijo también que el presidente Mauricio Macri “ya devaluó como tres veces, sumando un 60 por ciento de devaluación, sin que sea considerado un delito, sino una intervención”, y recordó que luego de devaluar, el presidente “subió la tasa de interés”, lo que le costó “100 mil millones de pesos”.
  “En definitiva, son políticas económicas. A nosotros, estando en el gobierno, nos correspondía llevar a cabo nuestra política económica”, subrayó el diputado kirchnerista.

Ninguna citación. Finalmente, respecto a si se va a presentar en el juzgado de Bonadío, Kicillof afirmó que aún no le había llegado “ninguna citación”, y agregó que el hecho de que le inicien una causa penal es “una burrada financiera, económica, política”.
  Paralelamente, aprovechó la situación para embestir contra el gobierno: “El problema que tenemos hoy, y que me preocupa, es el tarifazo, la inflación, los despidos, la pérdida de reservas. La investigación la veo como bomba de humo para que no hablemos de la política económica que están haciendo los grupos económicos”.
  Cristina Fernández, Kicillof y el ex titular del Banco Central Alejandro Vanoli están imputados en una causa por la venta de dólar futuro en la que se investiga si en las fuertes ventas a futuro de la moneda norteamericana que realizó el BCRA fueron beneficiadas empresas y personas allegadas a la gestión kirchnerista, o si hubo gente que operó valiéndose de información calificada, como también si Vanoli violó la carta orgánica de la entidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario