Política

Juraron los diputados santafesinos que ingresan al Congreso nacional

Rossi, Rodenas, González, Contigiani, Cantard, Scaglia, Lehmann, Laspina y Del Cerro participaron de un emotivo acto. El 11 asumen en sus bancas

Jueves 07 de Diciembre de 2017

La ceremonia de jura de los nuevos diputados que ingresan en los años impares volvió a brillar ayer la Cámara baja. Nuevos sueños, ilusiones, promesas, extraños juramentos, gente que se emociona. Y diputados que llevan a sus hijos a participar de un momento que suponen, tal vez, irrepetible. Santa Fe aportó ayer nueve de los 127 nuevos diputados.

La primera de la provincia en jurar fue Josefina González, la Tana, con pollera azul y siempre acompañada por su sonrisa. No fue un juramento más "por Dios y por la patria", lo hizo desde el estrado, justo detrás del sillón de la presidencia, y no desde el interior del recinto, como el resto de sus compañeros. Josefina se viene recuperando, pacientemente, de un gravísimo accidente vial (junio pasado) que le costó la vida al fotógrafo Ignacio Amaya, que viajaba junto a ella en el auto. La recuperación le implica, por ahora, desplazarse en silla de ruedas. Y la silla no tiene lugar de maniobra en los ajustados pasillos del recinto. A su juramento Josefina añadió: "Por los 30 mil desaparecidos, mi familia, los compañeros, Néstor y Cristina".

Con la fórmula 1

También en soledad, juró luego el ganador de las elecciones santafesinas, Albor Cantard, número uno en la lista de Cambiemos. El radical asociado al PRO usó la "fórmula Nº1" según el ordenamiento parlamentario: "Desempeñar fielmente el cargo de diputado y obrar en todo lo que prescribe la Constitución nacional", y luego el "sí, juro".

Luego prosiguió la tercer tanda de santafesinos, esta vez: Luis Contigiani (integrará el monobloque del Partido Socialista), Gisela Scaglia y Lucila Lehmann (ambas del interbloque Cambiemos), que juraron con la fórmula confesional más tradicional, "por Dios, la patria y los santos evangelios". Las dos mujeres de Cambiemos lucieron luminosos vestidos claritos, casi blancos.

La cuarta tanda de juramentos de diputados santafesinos reunió a dos altas referencias de los bloques que hoy están en veredas enfrentadas: Luciano Laspina y Agustín Rossi. El titular de la estratégica comisión de Presupuesto, del PRO, se presentó con sus tres hijos, todos menores de seis años. Rossi lució un traje gris acero, algo brillante, que permitía distinguirlo a la distancia. Se saludaron con afecto, y ambos juraron por "Dios y por la patria".

Finalmente, juraron juntos, con idéntica fórmula, "por la patria", los debutantes Gonzalo del Cerro (Cambiemos) y Alejandra Rodenas, de reluciente ropa blanca, que armó su monobloque Nuevo Espacio Santafesino. La ex jueza no se limitó al lacónico "sí, juró", y agregó "por la plena vigencia del Estado de derecho, la patria libre, justa y soberana, y la memoria de mi padre".

Los juramentos con frases agregadas, y una variedad cada vez mayor de "fórmulas" (ayer se usaron cuatro), son una modalidad que va ganando lugar en tanto pasan los años, y los diputados. Hasta hace unas pocas décadas a casi nadie se le ocurría incorporar largas dedicatorias, o incluso alusiones del pasado y hasta de la coyuntura.

Con la llegada del kirchnerismo, en los inicios de la década pasada, se comenzaron las variantes libres y creativas de los juramentos. La ola ya no se detiene, y ahora no solo los diputados de ese origen político se mandan con frases sorpresivas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario