POLITICA

Juntos por el Cambio profundiza sus críticas al gobierno

Cuestiona el manejo de la pandemia y la cuarentena "infinita". Dice que Fernández está asesorado por médicos y científicos militantes.

Domingo 09 de Agosto de 2020

A casi cinco meses del inicio del medidas restrictivas que impuso el gobierno para intentar contener el avance del coronavirus, desde Juntos por el Cambio criticaron la continuidad de las políticas de aislamiento al sostener que Alberto Fernández “se enamoró de la cuarentena, asesorado por científicos y médicos militantes”.

   Las críticas a la decisión de extender la cuarentena y al rol del comité de expertos que asesora al gobierno las dijo Adolfo Rubinstein, quien fue ministro y después secretario de Salud durante el Gobierno de Mauricio Macri.

   Rubinstein participó ayer de una reunión virtual con integrantes de ese espacio, en la que también estuvieron el presidente del bloque de diputados, Mario Negri, y el economista y ex ministro de Hacienda y Finanzas del macrismo, Alfonso Prat Gay.

   “El Consejo Asesor justificaba las decisiones políticas ya tomadas. Hasta que el recurso dejó de ser efectivo cuando se convirtió en el único recurso”, insistió Rubinstein con sus críticas, en el marco de un encuentro virtual denominado “Salud, economía y política en la Argentina que viene”.

   El diagnóstico de Rubinstein sobre las políticas del gobierno y, sobre todo, del futuro, no son alentadoras: “Los países que adoptaron cuarentenas estrictas lograron aplanar y reducir la curva en algunas semanas. Nosotros, en cinco meses, vemos aumentos incesantes de casos y de muertes. Además, en los últimos 3 meses, el 95% de los casos estaban en el Amba, pero ahora vemos un derrame al resto del país”.

   Para Rubinstein, “no estamos cerca del pico que se anuncia desde abril. Esta situación ha erosionado la confianza y credibilidad del gobierno. Hay un hartazgo social activo y hay resignación”.

   “El saldo final es muy difícil saberlo, pero lamentablemente no vamos a estar tan lejos de la mayoría de los países. Sólo que la buena noticia es que el desarrollo de la pandemia ha sido tan larga en el tiempo que el sistema de salud no va a colapsar”, agregó.

   En la misma sintonía se expresó Prat Gay, quien apeló a un ejemplo vinculado con la economía: “El gobierno se enamoró del instrumento y, previsiblemente, quedó entrampado. Ellos se enojan cuando digo esto, pero es como el menemismo cuando se enamoró de la convertibilidad. Vemos también la misma épica de la guerra de Malvinas”, lanzó.

   El economista se refirió además al reciente acuerdo del gobierno con los bonistas externos por el canje de la deuda: “Esta épica de la cuarentena se traduce a la negociación de la deuda. Quiero decirlo bien claro: el acuerdo con acreedores tampoco cura la enfermedad de la deuda”.

   A su turno, Negri cuestionó que “en vez de hacer una transición serena, para ir saliendo de la cuarentena, el gobierno pensó que iba a construir, gracias a ella, un proyecto político”.

   Y agregó: “Entonces empezó a incorporar un menú enorme de tensión política, económica y social. Por eso nosotros reclamábamos que nos convocaran a la construcción de la agenda pospandemia y no hemos podido avanzar”.

   Para el diputado cordobés, el gobierno convoca a la unidad pero “prefiere pelearse con la oposición, como hace siempre el populismo. Arreglan la deuda, pero mandan la reforma judicial”.

   “Yo lo dije desde un principio: la ampliación de la Corte es nonata. Pero la reforma judicial pierde todos los días cada vez más legitimidad, porque lo que se busca esconder es una pelea con Comodoro Py, acá no hay una verdadera reforma de fondo”, insistió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS