Política

Juntos por el Cambio, envalentonado con el banderazo y el regreso de Macri

Referentes de la alianza opositora aseguraron que la vuelta del ex primer mandatario no impide que aparezcan otros líderes en el espacio.

Miércoles 14 de Octubre de 2020

Después del banderazo y la reaparición de Mauricio Macri, en Juntos por el Cambio (JxC) Santa Fe buscan hacer equilibrio al menos en dos aspectos. Uno es entre la dureza de las demandas que se expresan en la calle y las perspectivas de ampliar la coalición para recuperar competitividad electoral. El segundo, entre los distintos liderazgos en danza.

De todos modos, los principales dirigentes provinciales de la alianza se entusiasmaron con la protesta.

"Fue una movilización muy importante en todo el país, en particular en la provincia", dijo a La Capital el ex intendente de Santa Fe, José Corral. Y agregó: "Recomendamos marchar en auto, con distancia, porque estamos en un momento de alto contagio, pero también hay que cuidar la salud de la república y de las instituciones".

En su opinión, el mensaje de la protesta fue muy claro: "Que el gobierno se concentre en los problemas económicos, sanitarios, sociales y educativos y que deje de tratar de llevarse puesta a la Corte Suprema, que es la agenda que parece impuesta por el kirchnerismo".

El diputado nacional Federico Angelini también destacó la convocatoria pero advirtió: "Esta es una marcha que no surge de ningún partido y de la que ningún político puede adueñarse. A lo sumo, los dirigentes pueden intentar representar a estas protestas que hablan de las libertades individuales, división de poderes, que se baje la carga tributaria, valores con los que nosotros coincidimos".

En este marco, pareciera que un sector de JxC quisiera repetir la estrategia 2012-2015. Que el malestar social fluya y tratar de canalizarlo cuando empiece a correr el cronograma electoral.

En tanto, ambos se desmarcaron del escrache en la casa de Cristina Fernández de Kirchner. "Está mal, quienes hacen eso generan el efecto contrario al que se busca —dijo Angelini—. Más allá de que es una persona que representa mucha de las cosas contra las que se protestaba, nada justifica ese comportamiento".

Para Corral se trató de una expresión de una cultura autoritaria. "Las diferencias políticas tienen que manifestarse en el espacio público, no en el domicilio particular de una persona", sostuvo.

Por su lado, ambos dirigentes coincidieron en que Macri tuvo un "tono autocrítico" en su regreso a la escena pública.

"Es algo que puertas adentro veníamos haciendo hace tiempo y que lo haga él es muy importante, es un punto de inicio para el futuro", evaluó Angelini.

En su opinión, que el ex presidente haya señalado no se ve compitiendo electoralmente ayuda a la consolidación de Juntos por el Cambio. "Eso lo pone en un lugar de estadista y deja que dirigentes como Negri, Cornejo, Vidal, Larreta y Patricia Bullrich sean quienes tengan el empuje para construir una alternativa de cara a lo que viene", afirmó el vicepresidente nacional del PRO.

Justo antes de la reaparición de Macri, Angelini y Corral —en alianza con el rival interno del líder del PRO Santa Fe, el concejal rosarino Roy López Molina— empezaron a tender puentes, cada uno por su lado, con el jefe de gobierno porteño pensando en 2021 y, especialmente, 2023.

Para Corral la apuesta por Larreta no es contradictoria con que Macri conserve un lugar destacado en la coalición. "El propio Horacio lo dijo, tenemos que cubrir todos los puestos del equipo —afirmó el dirigente radical—. Mauricio es una persona importante, como los referentes de los partidos tiene un rol, y Rodríguez Larreta también".

Cerca del alcalde porteño deslizan que Larreta no está pensando en pulsear por el liderazgo. "Si gestiono bien se dará, pero no voy a pegar codazos por salir primero en una solicitada", repite.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario