Política

Jubilaciones: el gobierno se prepara para un fallo adverso

El máximo tribunal se inclina por respaldar un caso que sienta precedente a la hora de actualizar haberes de otros 150 mil pasivos.

Lunes 17 de Diciembre de 2018

La Corte Suprema nacional dará a conocer mañana uno de los fallos más esperados por cerca de 150 mil jubilados y por la Casa Rosada: el máximo tribunal definirá con qué índice debe la Ansés pagar las sentencias y ajustar las remuneraciones de los adultos mayores con reclamos judiciales por actualización de haberes. Todo indica que la resolución será adversa a los intereses de la Casa Rosada.

El caso que detonó la controversia es el de Luis Blanco, un trabajador que se jubiló en 2003 e inició por entonces el juicio por actualización de haberes. Como varios miles de pasivos, obtuvo una sentencia favorable y ahora se discute de qué modo la Ansés debe actualizar el beneficio y el pago del fallo.

El caso llegó a la Corte tras una apelación de Ansés, luego de que la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social dictaminara a favor del jubilado.

En ese sentido, y según deslizaron fuentes judiciales, los votos de los magistrados Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti y Carlos Maqueda bastarían para formar la mayoría contraria a la posición del gobierno de Mauricio Macri.

La mayoría de las Cámaras Federales actualiza haberes de acuerdo con el Isbic (índice de salarios básicos de la industria y la construcción), en base a un criterio que la Corte impuso en 2009 con el fallo Ellif, que establece un método para recomponer salarios.

Sin embargo, el organismo previsional pretende pagar el fallo y actualizar el haber de Blanco con el Ripte (remuneración imponible promedio de los trabajadores estables).

La Ansés utiliza el Ripte (promedio de toda la masa salarial formal) para calcular haberes iniciales y realizar el recálculo de ingresos desde la sanción de la reparación histórica. También quiere liquidar las sentencias de quienes no adhirieron a la reparación con ese indicador. Para el organismo, el Ripte es más representantivo y menos volátil que el Isbic.

Pero Blanco quiere cobrar con Isbic. Si bien la diferencia entre un haber actualizado con ese indicador y uno por Ripte varía en cada caso, los previsionalistas coinciden en que el primero suele ser más beneficioso para el jubilado.

Al respecto, Gabriel Greizerstein, abogado de Blanco, estimó que el haber de su patrocinado es 13 puntos más alto si se lo actualiza con Isbic.

Cuando se jubiló, Blanco percibió el 41 pro ciento de su salario como trabajador activo. Con Ripte pasaría a cobrar 46 por ciento, mientras que con Isbic, el 59 por ciento.

Los jueces de primera y segunda instancia que fallaron en contra de la Ansés consideraron que la actualización con Ripte "vulnera la garantía constitucional del derecho adquirido", ya que intenta imponer un índice de manera retroactiva. Las resoluciones para pagar con ese indicador son de 2016 y posteriores al inicio de las causas.

Paralelamente, en Balcarce 50 advierten que detrás del caso Blanco se encuentra la sustentabilidad del sistema previsional.

El 12 de noviembre pasado, poco después de que Macri recibiera al nuevo titular de la Corte, Carlos Rosenkrantz, la Secretaría de Seguridad Social emitió una resolución en la que ratificó que las remuneraciones surgidas de sentencias deben calcularse con Ripte.

"Los ingresos del Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) provienen del aporte de todos los sectores, por lo que realizar actualizaciones a los beneficios previsionales con índices sectoriales, que arrojan resultados injustificadamente superiores a los del promedio de los salarios, atenta contra la sustentabilidad del sistema", argumentó el gobierno.

Al respecto, el Ejecutivo subrayó: "Eso evidencia que la utilización del Isbic no resulta adecuada a los efectos de mantener una razonable proporción entre los ingresos activos y pasivos".

Lo cierto es que esa resolución generó malestar en la Corte. El expediente Blanco ya había transitado por las vocalías de Elena Highton, Rosenkrantz, Rosatti, Lorenzetti y Maqueda.

En ese sentido, trascendió que la Corte trabajaba un fallo para rechazar la legitimidad de la Ansés para fijar el índice de actualización de haberes

Reacción

Por lo pronto, en la Casa Rosada calculan que un fallo a favor de Blanco implicaría para el sistema previsional un agujero de 100.000 millones de pesos. Un monto nada menor en tiempos de búsqueda del equilibrio fiscal.

De todos modos, en el Ministerio de Hacienda nacional procuraron minimizar el potencial impacto de la resolución en el programa fiscal diseñado por Nicolás Dujovne.

Es que los funcionarios técnicos saben que, más allá de la derrota política para el gobierno de Macri, el pago efectivo de las sentencias con los parámetros que disponga la Corte insumirá un largo tiempo. En marzo próximo, la jubilación tendrá una suba de 11,8 por ciento y la mínima alcanzará los 10.400 pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});