Cuadernos de las coimas

José López amplió su indagatoria y espera ser considerado arrepentido

El ex secretario de Obras Públicas brindó más detalles sobre el sistema de recaudación ilegal. También declaró nuevamente financista K

Viernes 24 de Agosto de 2018

El ex secretario de Obras Públicas José López amplió ayer su declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio en la causa por presuntas coimas de empresarios y brindó más detalles sobre el sistema de recaudación ilegal y el episodio que lo tuvo como protagonista en el convento de General Rodríguez.

Precisamente, en el monasterio de las Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima se realizó en la mañana de ayer, por orden del Tribunal Oral Federal Nº1, una inspección ocular que concluyó cerca de las 14 sin que trascendieran sus resultados.

Allí, el 14 de junio de 2016, López fue sorprendido mientras intentaba esconder el bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos y relojes Rolex, tras lo cual fue detenido. Por ese hecho se le inició una causa por enriquecimiento ilícito que se encuentra en instancia de juicio oral.

Ante Bonadio, López se refirió otro vez a los temores por su seguridad y la de su familia, reiteró su interés de permanecer en el programa de protección de testigos e imputados colaboradores y quedó a la espera de que el juez lo tome como "arrepentido" tras el acuerdo que firmó con el fiscal Carlos Stornelli.

López se refirió a lo que él conoció de primera mano sobre el sistema ilegal de recaudación de fondos en obra pública y también aportó detalles sobre otras irregularidades, indicaron fuentes judiciales.

El ex funcionario apuntó hacia Néstor y Cristina Kirchner como responsables del esquema de recaudación de esos fondos ilegales y sostuvo que los bolsos de aquella madrugada de 2016 estaban relacionados con la causa de los cuadernos.

López, detenido por enriquecimiento ilícito pero no en el marco de la causa por los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, insistió además en que su vida corría riesgo y, ante Bonadio, hizo referencia a lo que sucedió con el fiscal Alberto Nisman, quien fue encontrado sin vida en su departamento de Puerto Madero en diciembre de 2015.

El turno de Clarens

En otro capítulo de la causa de los cuaderno, el financista Ernesto Clarens amplió ayer su indagatoria ante Bonadio.

El dueño de la financiera Invernes volvió a presentarse ante el magistrado luego de que declarara por primera vez la semana pasada de forma voluntaria tras ser imputado como partícipe de la supuesta asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales durante el gobierno kirchnerista.

Clarens es un financista vinculado al entonces presidente Néstor Kirchner y se lo investigó incluso en la causa conocida como "la ruta del dinero K", que tiene como principal imputado al empresario patagónico Lázaro Báez.

A Clarens se le endilga el manejo de los fondos de la provincia de Santa Cruz y es una pieza clave en la estructura financiera que rodea a los Kirchner y a Lázaro Báez.

En la indagatoria, según trascendió de fuentes judiciales, aportó más detalles sobre el entramado financiero detrás de las maniobras con los bolsos de dinero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario