Paso 2019

Javkin: "Voy a ser el intendente que ordene la ciudad, como piden los rosarinos"

El concejal no ahorra críticas a la actualidad de la coalición oficialista y se muestra convencido de poder representar un nuevo tiempo.

Viernes 26 de Abril de 2019

"Voy a ser el intendente que, como piden los rosarinos, ordene la ciudad", dice Pablo Javkin en el final de la campaña proselitista que lo tiene como rival de Verónica Irizar en las Paso del Frente Progresista.

En una entrevista con La Capital, el concejal no ahorra críticas a la actualidad de la coalición oficialista y se muestra convencido de poder representar un nuevo tiempo: "De la continuidad de todo lo que hay no va a surgir nada nuevo. Los equipos que hay sirven para lo que fueron buenos y no para dar respuestas a los desafíos nuevos".

—Se termina la campaña. ¿Pálpito, pronóstico, sensación?

—Hay una voluntad de los rosarinos de generar una alternativa nueva. Darle al Frente apertura, firmeza en la gestión. Generar una gestión que ordene la ciudad, que es lo que los rosarinos piden. Con Schmuck y Gianelloni representamos lo mejor que el Frente tenía. Era austero, cercano, sencillo, y que evitaba el destino de los recursos públicos para la política. Por eso, terminé la campaña con un libro de 75 propuestas de gobierno.

—¿Se modificó el interés de la gente por las elecciones? ¿Cómo los episodios de violencia modificaron la campaña?

—Hay una enorme decepción por lo económico y un reclamo muy firme en estar más seguros, más cuidados en la ciudad. No es razonable competir entre una cosa y otra, debemos mejorar Rosario. Y para eso, hay que ordenarla. Hay que tener presencia del Estado municipal en la entrada y salida de los colegios, hay que cuidar a la gente en las paradas de colectivos, en la apertura y cierre de los comercios, hay que evitar el delito de oportunidad. Eso está al alcance de la gestión municipal. Y hay que ser firme para exigirle a las otras agencias: a la policía, al Ministerio Público, a las fuerzas federales. Y todo lo que tiene que ver con el control y habilitación de los comercios. Lo peor es insistir con campañas marketineras, de frases rimbombantes. Los rosarinos están al límite y debe venir tiempo de soluciones. Qué hacer y cómo.

—Si usted gana la interna será el candidato del oficialismo. ¿Cuál será la estrategia?

—Rosario tiene un montón de cosas buenas para defender (la salud pública, políticas sociales, el Banco Municipal), pero tiene muchas otras asignaturas pendientes. Necesitamos mejorar el mantenimiento, necesitamos un intendente que todos los días resuelva, por los menos, 30 problemas. Necesitamos limpiar las bocas de tormenta, que el Estado tenga presencia en donde se lo necesita, mejorar las líneas de habilitación, reforzar la prioridad de los chicos. Hay una agenda nueva, pendiente. La etapa que viene necesita cosas nuevas, no continuidad y nada más.

—Dijo que las empresas de servicios, caso EPE y Aguas, son las que más rompen el espacio público. ¿Cómo se interpreta?

—Sucede eso. Falta coordinación. Y el intendente tiene que discutir con el gobernador, aunque sea de su mismo partido. Al intendente de Rosario no lo puede elegir ni el presidente, ni la ex presidenta ni el gobernador. Rosario necesita que la defiendan y yo quiero liderar ese proceso. Para eso hay que estar libre. Y la única manera de estar libre es que te elija la gente, no que te recomiendan. Si nosotros ganamos la interna del Frente, el Frente va a ganar Rosario. Hay una mayoría de rosarinos que probó que con la grieta no va a ningún lado. Hay una enorme decepción. Pero también creo que eso no desobliga a la hora de presentarle a la sociedad desafíos nuevos, apertura, austeridad. El Frente, para interpretar las demandas, tiene que cambiar.

—La objeción que le hace Irizar es que ella tiene los equipos para gobernar y usted no.

—De la continuidad de todo lo que hay no va a surgir nada nuevo. Los equipos que hay sirven para lo que fueron buenos y no para dar respuestas a los desafíos nuevos. Construí 75 propuestas con equipos, con científicos destacados en cada uno de los rubros. Y con todo una generación de rosarinos que en lo social, cultural y deportivo han surgido como liderazgos nuevos. La gran diferencia es que antes el Frente era abierto y los buscaba, y lo que sucede hoy es que sólo defiende a los que ya están. Y yo no creo que tener equipos signifique contar con los que ya son funcionarios hoy. Cuando a mí me tocó perder, me fui a mi casa y trabajé en mi actividad. Y el vínculo con la ciudad no puede ser solo por la función pública. Incluso, a veces, ni siquiera viven en Rosario. Yo creo en un Frente abierto, renovado, que busque a los mejores, incluso si los mejores son de otro partido.

—Usted dice que es David contra Goliath. ¿En qué cosas registra ese parangón?

—En los recursos, en el gasto de campaña. Es Goliath, la familia, los socios, los que tienen vínculos con Goliath. Y eso está mal. El Frente nació contra eso. Y eso va a pasar el domingo. Uno no puede hacer un gasto millonario de campaña en el contexto que vive el país. Está mal. No me lo imagino a Binner repartiendo maníes o barriletes. Yo quiero al Frente que reparte una grulla doblada por los que participan en nuestro espacio.


—¿El rosarino tiene ganas de seguir con el progresismo (sea usted o Irizar) o busca otra cosa?

—Quiere un ciclo nuevo que ofrezca respuestas. Las cosas concretas tienen contenido. Priorizar la infancia tiene contenido, y los rosarinos quieren eso. Ordenar la ciudad para que el rosarino pueda estar tranquilo en los espacios públicos, también tiene contenido. Y eso no tiene que ver con la posición ideológica. Nada es más progresista que poder estar tranquilo en la calle o fijar una regla que se respete. Y el que hace las cosas mal debe tener sanción. Para que la ciudad no caiga en lo que no queremos, nosotros tenemos que ganar la interna. Pasó hace cuatro años, y no puede pasar de nuevo.

—¿Qué cosa no puede pasar de nuevo?

—Que el Frente siga cerrado alrededor de un solo partido, que se repita a sí mismo, que no se abra. Que no entienda que es un tiempo de liderazgo nuevo. Yo voy a liderar una ciudad, atendiendo los reclamos que los rosarinos piden.

—¿El que gana conduce y el que pierde acompaña, después del domingo?

—La gente quiere gestión directa, cercana, austera. Notamos las ganas de generar un ciclo nuevo. Hace muchos años que la ciudad no tiene un lunes distinto, con expectativa renovada, fuerte. La mayoría de los rosarinos quiere un lunes distinto. Y para que haya un lunes distinto, nosotros tenemos que ganar la interna del Frente progresista. Estamos muy cerca.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});