Política

"Jamás pensé que iba a haber un presidente cautelar durante doce horas en mi país"

Cristina Fernández de Kirchner habló frente a una Plaza de Mayo colmada por la militancia. Lamentó el fallo judicial y llamó a "demostrar el respeto por la voluntad popular".

Miércoles 09 de Diciembre de 2015

La presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner, se despidió de la militancia que llenó la Plaza de Mayo en su último día como mandataria, al dirigirse a la multitud con agradecimientos, llamados al nuevo gobierno a profundizar "las conquistas sociales, el progreso económico y los logros de los trabajadores", y lamentó el fallo judicial que determinó la conclusión de su gobierno desde las cero horas de mañana: "En mi vida pensé que iba a haber un presidente cautelar durante doce horas en mi país".

Ante una Plaza de Mayo colmada, luego de dar un discurso de despedida en la casa Rosada tras descubrir un busto de Néstor Kirchner, Cristina aseguró: "Los escuché y los voy a escuchar siempre".

"Con todos los medios de comunicación hegemónicos en contra, después de estos doce años y medio con las prinicipales corporaciones económicas y financieras nacionales e internacionales en contra, y después de doce años y medio de persecuciones y hostigamientos permanentes de lo que denomino el partido judicial, y después de tantos palos en la rueda, de tantos golpes e intentos de golpes destituyentes, después de tantos ataques, persecuciones, difamaciones y calumnias, podemos estar aquí dando cuentas al pueblo", afirmó.

Pidió "mucha fe y mucha esperanza, que no nos agobien, tengamos la inteligencia de saber que seguramente van a poder hacer las cosas porque lo tienen todo a favor, mucho mejor de lo que lo tuvimos nosotres".

"Espero que tengan la misma libertad de expresión que han tenido como nunca en estos doce años y medio, espero una Argentina sin censuras, una Argentina sin represión, espero una Argentina más libre que nunca", sentenció desde el pequeño escenario, con las últimas luces de la tarde, y sostuvo: "Espero mayor grado de democracia que alcance a los tres poderes del Estado, porque parece que la democracia y la libertad sólo se aplican al Poder Ejecutivo. Necesitamos que los Poderes del Estado se democraticen".

También se refirió a la disputa por la entrega de los atributos de mando, y se refirió con ironía al fallo judicial que determinó el final de su gestión para esta medianoche. "Me hubiera gustado entregar los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa, pero bueno... La verdad que he visto muchas medidas cautelares, pero les puedo asegurar que en mi vida pensé que iba a haber un presidente cautelar durante doce horas en mi país".

"No podía creer ver escrito en letra de molde, luego de que el pueblo en las elecciones concurrió tres veces a las urnas, me dolió ver un presidente en una sentencia judicial que no habíamos votado, habrá que votar también un presidente provisional en la próxima boleta", ironizó.

Y remarcó: "No lo merecía ningún argentino".

"Todos los argentinos estamos un poco en libertad condicional, y la verdad que tenía la esperanza, la ilusión de que se comprendiera lo importante que es un para un pueblo, para una democracia, que realmente más allá de las diferencias políticas, lo más importante es demostrarle a la gente el respeto por la voluntad popular", indicó.

En su último discurso como mandataria, Cristina ponderó que “lo más grande que le he dado al pueblo es el empoderamiento popular”, al mismo tiempo que afirmó que espera que “quienes nos sucedan por imperio de la voluntad popular, puedan dentro de cuatro años pararse frente una plaza como esta y mirarlos a los ojos, como lo hacemos nosotros”.

“Queridos compatriotas, cada uno de ustedes tiene un dirigente adentro, y cuando sienta que aquellos en los que confió y depositó sus votos lo traicionaron, tome sus banderas y sepa que cada uno es el dirigente de su destino y el constructor de su vida”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS