Paso 2019

Irizar: "En tiempos de crisis, no hay lugar para tibios o improvisados"

La postulante socialista privilegia la construcción de equipos, la experiencia de gobierno y la novedad como tríada superadora para gobernar la ciudad.

Viernes 26 de Abril de 2019

"Gobernar Rosario es complejo, más en momentos de crisis económica como estos. Gobernar Rosario no es para tibios: hace falta liderazgo y equipos. Faltan nuevas ideas y experiencia de gestión", asevera Verónica Irizar, quien el domingo próximo competirá con Pablo Javkin por la candidatura a intendente de Rosario.

En una entrevista a fondo con La Capital, la postulante socialista privilegia la construcción de equipos, la experiencia de gobierno y la novedad como tríada superadora para gobernar la ciudad. Y exclama: "Los rosarinos saben que en esta interna se juega el futuro de la ciudad".

—Se termina la campaña. ¿Cómo fue esta experiencia, la primera como candidata a un cargo ejecutivo?

—Muy emocionante. Es la primera vez que encabezo una lista. Siento mucho afecto en la medida que la gente me reconoce, compruebo que, pese a las dificultades económicas y sociales, los rosarinos y las rosarinas no nos resignamos, no bajamos los brazos. Eso me llena de fuerza. El domingo vamos a hacer una gran elección, lo siento en el pulso de la gente en la calle. Los rosarinos no quieren que la ciudad retroceda, no quieren un salto al vacío, no quieren que Rosario sufra lo mismo que le está pasando a la Argentina. Rosario va a mejorar, se los prometo, pero no hay que volver atrás, no hay que caer en la improvisación. La única fuerza que garantiza que Rosario no retroceda es esta propuesta. El Frente Progresista tiene los mejores hombres y mujeres, lo tiene al gobernador. Este momento no es para improvisados ni candidaturas individuales. Que Rosario retroceda significa eso, y retroceder es dejar que entre la grieta, que entre la corrupción. En Rosario, siempre avanzamos, con esfuerzos, reconociendo nuevos derechos y nuevos temas. Los que menos tienen nos piden que no les soltemos la mano. Esta ciudad no puede retroceder, se lo repito. Yo encabezo la alternativa que le puede ganar al macrismo —que es Roy López Molina— y al representante del peronismo santafesino, que es Roberto Sukerman.

—En términos de proyectos, de presente y futuro, ¿es lo mismo un triunfo suyo que uno de Javkin?

—El desafío del Frente progresista es seguir transformando Rosario y Santa Fe, y ser una alternativa nacional. Y en eso trabajamos codo a codo todos los dirigentes del Frente. Esta alternativa que yo encabezo es la que tiene la capacidad de gestión, la experiencia de gestión. Gobernar Rosario es complejo, más en momentos de crisis económica como estos. Gobernar Rosario no es para tibios: hace falta un nuevo liderazgo. Faltan nuevas ideas y experiencia de gestión. Los adversarios tienen buenas ideas, pero no tienen experiencia de gestión, no tienen equipos para mostrar. En mi caso sí.

—¿Qué ejemplos de gestión puede mostrar?

—Me costó administrar en un momento complejo, sensible, las finanzas del municipio. Administré más de cien mil millones de pesos, y lo hice con honestidad, transparencia y eficiencia. Eso es lo que debe ser tenido en cuenta. Los rosarinos saben que en esta interna se juega el futuro de la ciudad. El domingo hay que decir que en Rosario no pasará la grieta. Rosario no será una delegación porteña, no será una delegación del gobierno nacional. Pero tampoco queremos que nos gobierne el peronismo santafesino, el que esconde negocios espúreos, que siempre fue más funcional al gobernante de turno que a las rosarinas y los rosarinos. ¿Donde estaban Sukerman y Perotti cuando el peronismo gobernaba y no se le daba nada a la ciudad? ¿Qué piensan de haber dejado a los rosarinos sin un banco provincial, un instrumento tan importante? Se acuerdan de Rosario cada dos años. Lo propio con López Molina. Su gobierno le quitó a Rosario el fondo sojero, le recortó los subsidios al transporte, no nos pagaron la duda y no hicieron obras. López Molina nunca defendió a Rosario. Yo siempre estuve en el mismo lugar. En la misma vereda. Defendiendo a los rosarinos.

—Javkin dice que él es David y que David vencerá a Goliath.

—Me quedan horas para la elección. Y la verdad es que no me interesa hablar de mi adversario. Yo les pido encarecidamente a los rosarinos que el domingo piensen que la ciudad no puede retroceder, que la única alternativa para no volver atrás somos nosotros. Acá hay renovación, tengo 20 años menos que la actual intendenta. Y tengo experiencia para gobernar. Rosario debe ser gobernada con equipos, no con palabras. Y tengo 300 técnicos de primer nivel. ¿Qué fuerza política puede tener 300 técnicos para Rosario? El domingo se define si Rosario va para adelante o vuelve para atrás.

—¿Cómo imagina el día después si es que obtiene un triunfo en las Paso? ¿Lo convocará a Javkin?

—Javkin forma parte de este equipo, ha sido fundamental en este proyecto. Aportó muy buenas ideas pero es la etapa ya cumplida del Frente Progresista. Javkin es candidato desde el 2001, en cambio yo soy lo nuevo, es la primera vez que encabezo una lista. Vengo de la gestión, sé gestionar, sé lo que hay que cuidar y proteger. Sé lo que hay que mantener. Y sé lo que hay que cambiar. Créame que tengo ese liderazgo abierto, plural, que la sociedad necesita. Pero también tengo firmeza para resolver problemas. El timón del barco en la tormenta debe estar en manos de quien tiene experiencia en manejar ese timón.

—El rosarino está angustiado por la situación económica. ¿Lo percibe usted en la calle?

—La gente está enojada con la política, porque la política no le da respuestas. Estamos en medio de una crisis económica y social. Pero Rosario tiene que mostrar cuál es el rumbo, hacia donde vamos. Yo tengo empuje, ideas y capacidad de gestión para hacer de Rosario la ciudad más productiva, la que genere empleo. Este es un proyecto de puertas abiertas. Voy a convocar a todos, incluso a mis actuales adversarios y a los ex intendentes. Hay que fortalecer al Frente Progresista, mi candidatura es apoyada por todas las listas, menos una, por el PDP, por Sí, por Pares, por el GEN. Le pido a la gente que el domingo piense a quién le dejaría la llave de su casa. Rosario es nuestra casa, no podemos dejarla en manos de cualquiera.

—¿El rosarino reivindica lo hecho en materia de salud o hay nuevas demandas que dejaron atrás aquellos logros?

—Ante la realidad de un gobierno como Cambiemos, que abandonó todas las promesas electorales, y abandonó a la gente, hay un proceso inflacionario desbocado que perjudica notoriamente a los asalariados, a los trabajadores, a los jubilados. Hay una revalorización de los rosarinos de lo hecho en Rosario. Este sistema de salud de Rosario está recibiendo 45 mil historias clínicas de rosarinos que perdieron el empleo y su obra social. O no pueden pagar las prepagas. Nuestros hospitales salvan vidas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});