Causa Ciccone

Insfrán y Echegaray, citados a declarar como sospechosos

Es por las confesiones de Vandenbroele como arrepentido, en el marco del juicio al exvicepresidente Amado Boudou.

Martes 21 de Noviembre de 2017

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, el exjefe de la Afip Ricardo Echegaray y el banquero Jorge Brito fueron citados por la Justicia a declarar como sospechosos, tras las confesiones del empresario Alejandro Vandenbroele como arrepentido en el marco de varias causas ligadas al affaire de la imprenta Ciccone Calcográfica por la cual está siendo juzgado el exvicepresidente Amado Boudou.
Según se indicó en Tribunales, la indagatoria de Insfrán fue fijada para el 4 de diciembre, mientras que para el 27 de noviembre fue citado Brito y al día siguiente deberá ir Echegaray, a los que además se les prohibió la salida del país.
Al banquero Raúl Moneta también lo imputó pero no se fijó fecha para una posible audiencia, a la espera de confirmarse su estado de salud, precisaron fuentes judiciales.
Lijo tomó estas medidas luego de las declaraciones que prestó la semana pasada en su rol de "imputado colaborador" protegido Vandenbroele, quien había sido señalado por su exesposa como testaferro de Boudou.
El exvicepresidente está preso desde el 3 de noviembre en la causa de enriquecimiento ilícito y donde se lo acusó por asociación ilícita y lavado de dinero; en la misma situación quedó su amigo José María Nariga Núñez Carmona, también en el banquillo en el juicio por la exCiccone.
Hoy, desde la cárcel de Ezeiza, ambos regresaron a los tribunales de Retiro: participaron de una audiencia ante el Tribunal Oral Federal 4, donde se sustancia el juicio por el levantamiento de la quiebra de la firma Ciccone, donde a Boudou se lo juzga por cohecho y negociaciones incompatibles con su función.
Allí, uno de los imputados pidió suspender el juicio oral a raíz de las revelaciones de Vandenbroele, a las que no habían podido tener acceso, y se denunció que la situación implicaba un "oscurantismo medieval", pero el Tribunal rechazó el planteo y avanzó con el debate.
Pero además de participar del juicio oral, Boudou fue conducido al segundo piso del edificio para protagonizar una audiencia ante la Sala I de la Cámara Federal, en donde reclamó la recusación del juez Lijo.
Allí, mientras su defensa pedía la excarcelación, Boudou denunció el "show" de su detención, aseguró que nunca se negó a ir a tribunales ni aún siendo vicepresidente y aseguró que su arresto "fue solamente mostrar un trofeo de caza".
Afirmó que no tiene "ninguna forma de usar un poder residual que no posee", que no tiene custodia desde el 11 de diciembre de 2015 y que la difusión de las imágenes de su arresto fue "una cuestión armada" en la que van a acusar a los hombres de Prefectura que fueron a su casa y aparecen en la foto "cuando es algo que alguien pergeñó y yo tengo que pensar que es el director del proceso".
Fue así que apuntó a Lijo, a quien acusó de haber perdido "la objetividad" y "haber diseccionado la causa para ir contra unas personas y proteger a otras", donde apuntó especialmente al banquero Brito y a miembros de la familia Ciccone.
Un rato después, el juez Lijo firmó dos escritos en los que dispuso las indagatorias de Insfrán, Brito, Echegaray y otras personas.
Por un lado, dispuso citar a indagatoria para el 4 de diciembre a Insfrán, a la ministra de Economía provincial y a otro funcionario por la reestructuración de la deuda pública de Formosa en la que participó The Old Fund tras un convenio firmado entre el Ministerio de Economía y el Fondo Fiduciario Provincial de Formosa (Fonfipro), en 2009 y 2010.
Se cree que ese contrato, el primero para The Old Fund, fue un "globo de ensayo" para después llevar adelante el levantamiento de la quiebra de Ciccone, con un plan de pagos especial por parte de la Afip y con el aval del Palacio de Hacienda por entonces en manos de Boudou.
Por otro lado, Lijo avanzó en la investigación por la llamada "ruta del dinero" de Ciccone, donde convocó a Brito y a Echegaray para el 27 y 28 de noviembre, mientras que los días sucesivos fueron citados Pablo Amato, Máximo Lanusse y Francisco Seguera —29, 30 y 1 de diciembre—, y se les prohibió la salida del país.
A Echegaray y a Lanusse —uno de los gerentes del banco Macro, de Brito y directivo de The Old Fund— ya lo había indagado, pero nunca les había resuelto la situación procesal, mientras que se imputó a Moneta pero no se puso fecha a su citación por su delicado estado de salud.
Según Lijo, los mencionados "tuvieron en la maniobra por la cual Amado Boudou junto a José María Núñez Carmona adquirieron la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, mientras Boudou era Ministro de Economía, a través de la sociedad The Old Fund y de Alejandro Vandenbroele, con el fin último de contratar con el Estado Nacional la impresión de billetes y documentación oficial".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario