Política

Identificaron a la nieta de la primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo

Estela de Carlotto anunció el hallazgo de la nieta número 115 y precisó que se trata de una joven nacida en cautiverio durante la última dictadura, llamada Ana Libertad.

Sábado 23 de Agosto de 2014

La organización Abuelas de Plaza de Mayo anunció el hallazgo de la nieta número 115 y precisó que se trata de una joven nacida en cautiverio durante la última dictadura, llamada Ana Libertad, que vive en el exterior y se sometió voluntariamente al análisis de ADN.

Se trata de la nieta de otra de las fundadoras de Abuelas, Alicia Zuasnabar de De la Cuadra (más conocida como Licha, quien falleció en 2008 a los 92 años sin poder conocerla), e hija de la pareja formada por Elena De la Cuadra y Héctor Baratti, asesinados por la dictadura.

"Bienvenida, Ana Libertad", dijo la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, que hace solo tres semanas encontró a su nieto Ignacio-Guido y ahora anunció la aparición de esta joven. Carlotto se cuidó de no dar detalles sobre el país en el que reside esta nieta recuperada e incluso del juzgado que intervino en la cuestión, como una consecuencia directa de lo que sucedió con su propio nieto y que le valió un reproche directo por parte de Abuelas a la jueza que intervino, María Servini de Cubría.

En la conferencia de prensa que brindó anoche, Carlotto detalló que habían tenido la sospecha sobre la existencia de esta joven y se solicitó una extracción de sangre a través del juzgado que remitió un exhorto al exterior porque la mujer vivía fuera del país.

Enterada de esta situación "la joven llamó a Abuelas para realizarse voluntariamente el análisis genético. Como se encontraba en el exterior se hizo la extracción el 25 de abril pasado en el consulado del país en que reside", se precisó.

"La muestra llegó el 8 de mayo y fue recibida por la dirección de Derechos Humanos de la Cancillería, y fue al Banco Nacional de Datos Genéticos que informó al juzgado" de que se trataba de la joven buscada, señaló. Carlotto detalló que, pese a que la abuela Licha falleció, tiene parientes biológicos maternos y paternos que esperan poder conocerla.

"La nieta 115 es la hija de Elena De la Cuadra y Héctor Baratti. Es la nieta de la primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. 'Licha' de De la Cuadra buscó hasta el día de su muerte a su nieta desaparecida", remarcó Carlotto. Declarada ciudadana ilustre de Corrientes, Licha tuvo cinco hijos —Estela, Soledad, Luis Eduardo, Roberto José y Elena— pero su familia quedó diezmada por la dictadura porque sus hijos militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista.

Dos de sus hijos fueron exiliados; Luis, amenazado por la Triple A, y Elena, cuya pareja fue secuestrada poco tiempo después junto al hijo de ambos que sí fue devuelto por los militares a su familia de origen, como se hizo con casi el centenar de menores secuestrados en distintos operativos el 6 de diciembre de 1977. En tanto, en agosto de 1976, fue secuestrado otro hijo de Licha, Roberto José De la Cuadra —obrero de YPF y compañero de militancia de Raúl Bonafini, hijo de Hebe Bonafini— y en febrero de 1977 fue capturada su hija Elena, estudiante de magisterio y embarazada de cinco meses, a quien se llevaron junto a Baratti. Todos permanecen desaparecidos pero a través de compañeros de cautiverio Licha supo que su hija había dado a luz en la comisaría 5ta. de La Plata el 16 de junio de 1977 a una beba a la que llamó Ana Libertad.

La búsqueda. Tras el nacimiento de Ana Libertad hubo una discusión de Héctor (el padre de la beba) con el cura Christian Von Wernich, quien se negaba a entregar a la niña a sus abuelos porque "la iban a criar igual que a sus hijos". Licha recurrió a distintas autoridades eclesiásticas hasta que llegó a entrevistarse con monseñor Emilio Graselli, quien le recriminó que la mujer no le hubiera dicho que "Elenita estaba embarazada".

De esas reuniones, la mujer solo supo que Elena estaba "en alguna comisaría", pero el sacerdote no quería decirle más porque iba "a ser para peor: usted va a empezar a rondar y le va a ir peor a ella".

Otra vez una buena noticia", dijo Carlotto, para anunciar la aparición de la nieta número 115. El 5 de agosto pasado fue la propia Carlotto la que convocó a otra conferencia de prensa para anunciar que habían logrado encontrar a su nieto Ignacio Hurban-Guido Montoya Carlotto, de 36 años. De inmediato trascendieron la identidad con la que se había criado en su lugar de residencia —Olavarría— y su profesión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS