Política

Hicieron públicas un centenar de fotos de víctimas de los vuelos de la muerte

El juez federal Sergio Torres recibió ayer unas 130 fotografías de víctimas de los vuelos de la muerte en la última dictadura tomadas por un fotógrafo uruguayo cuando los cuerpos eran...

Viernes 16 de Diciembre de 2011

El juez federal Sergio Torres recibió ayer unas 130 fotografías de víctimas de los vuelos de la muerte en la última dictadura tomadas por un fotógrafo uruguayo cuando los cuerpos eran hallados en la orilla oriental del Río de la Plata, que fueron entregadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

La documentación, que consta de fotos de cuerpos con pies y manos atadas con anotaciones mecanografiadas en cada una, fue entregada por el secretario ejecutivo de la Cidh, Santiago Cantón.El juez Torres tiene a su cargo la megacausa Esma, desde donde muchos secuestrados fueron llevados dopados en aviones para ser arrojados al Río de la Plata.

Los próximos pasos serán ahora intentar identificar al fotógrafo que tomó las imágenes, quien ya no viviría en Uruguay y sobre quien se cuenta con datos como para comenzar una búsqueda. El objetivo sería lograr su declaración para contextualizar los momentos de toma de las fotos, donde hay datos sobre los hallazgos, coordenadas geográficas, fechas y en base a eso y otras circunstancias intentar dar con más testigos.

Los documentos forman parte de los archivos desclasificados de la Cidh, parte de los cuales ya fueron traídos al país por una comisión enviada por Torres a la sede del organismo. En ese viaje se trajeron 35 legajos reservados de la Cidh que fueron desclasificados con datos sobre violaciones a los derechos humanos.

Torres lleva adelante una investigación por los vuelos de la muerte en el marco de la cual detuvo y procesó a distintos acusados de haber piloteado o integrado la tripulación de los aviones, entre ellos los vuelos desde donde se arrojó al Río de la Plata a la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor.

Cantón consideró que la entrega del material "es de suma importancia para la Cidh al cerrar un círculo que en un primer momento sirvió para recibir denuncias ante las graves violaciones a los derechos humanos, y hoy permite que se lleven adelante en el país los juicios a los responsables".

Causa Feced: otro testigo involucró al cura Zitelli

Un testigo involucró ayer ante la Justicia federal de Rosario al ex capellán de la policía local durante la última dictadura Eugenio Zitelli, al declarar que durante su detención en el Servicio de Informaciones (SI) pudo “ver y dialogar” con el sacerdote imputado por delitos de lesa humanidad.
  El periodista Patricio Downes declaró ayer ante el juez federal Marcelo Bailaque, en el marco de la causa Feced. “Pude ver y mantener un diálogo breve con Eugenio Zitelli. Sé que era él porque yo lo conocía de chico, cuando cursé entre 1963 y 1972 el Seminario”, sostuvo.
  Citado por el fiscal Gonzalo Stara, Downes recordó el diálogo con el ex capellán. “Cuando me levantaron la venda, porque todos llegábamos esposados y vendados, Zitelli me preguntó si estaba en comunión con la Iglesia, a lo que yo respondí que era cristiano y que estaba en comunión con Cristo”, relató. Downes fue secuestrado en la madrugada del 17 de agosto de 1977 por efectivos de la policía de Rosario y encarcelado en el SI de la ex Jefatura.
  El testigo recordó que Zitelli le dijo: “Jesús no es marxista”, a lo cual Downes le respondió: “Yo tampoco, soy cristiano”. El ex detenido afirmó que “insistí y le dije que si moría lo haría como cristiano”. Al momento de su detención, la víctima tenía 24 años, era estudiante de la carrera de Comunicación Social y militaba en la Juventud Universitaria Peronista.
  Tras prestar declaración testimonial por cuatro horas, Downes dijo “sentir orgullo” de haber podido brindar su testimonio, “por muchos compañeros que no pueden hacerlo”.
  “Lo hice para que nunca más el terrorismo de Estado se imponga sobre la democracia lograda y como cristiano católico para que la Iglesia pida perdón de verdad y se rectifique”, añadió.
  El 17 de noviembre pasado Zitelli fue indagado en sede judicial, pero hizo uso de su derecho a no declarar y volvió a su lugar de detención domiciliaria, establecida en una casa de retiro de Zavalla.
  El caso de Zitelli constituye el primer caso en Santa Fe de un religioso involucrado en delitos de lesa humanidad en épocas de la última dictadura.

Afuera Romano

El camarista federal de Mendoza Roque Otilio Romano fue destituido ayer de su cargo por decisión unánime del Jury de Enjuiciamiento, por ser cómplice de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura. Romano está en Chile, y ahora pasa a la condición de prófugo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario