Política

Hebe de Bonafini consideró que "Macri es fascismo puro"

La presidenta de la Asociación Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, consideró que “todo lo que hace” el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri es “de terror” y, al juzgar el primer tramo de su gestión la definió como “racista con principios capitalistas”.

Lunes 28 de Enero de 2008

La presidenta de la Asociación Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, consideró que “todo lo que hace” el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri es “de terror” y, al juzgar el primer tramo de su gestión la definió como “racista con principios capitalistas”. Además, admitió su excelente relación con el gobierno nacional y la familia Kirchner, celebró la conversión del predio de la Esma en un centro cultural por la memoria, a la vez que volvió a marcar las hondas diferencias que la separan de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.
  Al ser consultada sobre la polémica entre los sindicatos y el ejecutivo porteño por los más de dos mil cesanteados, Bonafini criticó duramente la posición de Macri hacia los trabajadores y expresó fuertes dudas sobre la posibilidad de que el mandatario “gane la pulseada con los sindicatos”.
  “Macri es un facha. Decidió que todos son ñoquis sin investigar, pero no va a poder hacer lo que quiere. La gente no lo va a dejar”, sentenció con vehemencia. “No sé qué estrategia quiera actuar, pero le va a ir mal”, pronosticó en relación a las posibles reacciones del macrismo después de haber recusado, el pasado jueves, la instancia con la cual la jueza Elena Liberatori había frenado el despido de empleados municipales. “Todo lo que hace Macri me parece de terror”, aseveró, y consideró que el mandatario porteño “no podrá apagar el fuego cada día”.
  “Ni hablar de lo que quiere hacer (Macri) con los hospitales. Ahora viene gente de toda las provincias, incluso de países limítrofes, y se atiende a todos sin ninguna discriminación y él, ¿qué quiere imponer? Fascismo puro”, afirmó.

Acceso directo. Sobre su relación con el gobierno nacional, Bonafini reveló tener “acceso directo a la Presidencia”, y definió como “muy cercana” su relación con el Ejecutivo. “Tengo una muy buena relación con los gobiernos de los Kirchner y con los Kirchner mismos. Hemos establecido una relación muy cercana, donde los puedo llamar, hablar con ministros, conversar con ellos y pedirle cosas”, contó.
  La dirigente recordó la anécdota que marcó el comienzo de las buenas relaciones con los Kirchner: “Me sorprendió cuando, pocos días después de que yo afirmé que Kirchner, Menem y Duhalde eran la misma mierda (sic). El presidente, recién elegido, llamó a mi mamá para su cumpleaños 95, sin que yo supiera nada”, reveló.
  Al expresar respeto y agradecimiento por la labor de Néstor Kirchner, expresó su alegría y confianza en que la presidenta Cristina Fernández “siga con la misma línea y refuerce todo lo que ya se hizo”.
  También opinó que la actitud del gobierno de “atender a la CGT es bueno, aunque no es que me gusten los de la CGT, a partir de Moyano y toda su gentuza, que me parecen de terror”, declaró.
  El afecto de Bonafini por los Kirchner la hizo calificar de “fantástico” el papel de la Argentina en la misión humanitaria previa a la liberación de dos rehenes por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC).
  En cambio, rehusó opinar sobre “lo que hace el gobierno con respecto a la investigación” por el atentado contra la Amia, pero remarcó que el Ejecutivo tiene “que recibir a los iraníes así como hizo con los judíos”.

Reciclar la Esma. Hebe de Bonafini convocó a “pintar la vida donde hubo muerte” el jueves próximo, cuando las Madres de Plaza de Mayo “desembarquen” en la Esma para convertir en centro cultural a la ex sede del Liceo Naval Militar.
  “Llevaremos vida adonde hubo tanta muerte”, dijo en alusión al predio que durante la última dictadura sirvió de campo de concentración. Bonafini explicó que el jueves a las 17.30 harán el “desembarco”, y que en abril próximo esperan inaugurar un centro cultural “abierto a todo lo que tenga que ver con la vida, con el color, con el pasado, el presente y el futuro”.
  “Convoco a todos los que quieran venir ese día para pintar flores y soles en las paredes del ex Liceo Naval”. Subrayó que “todos pueden participar, porque los van a orientar artistas plásticos y quien no sepa pintar pegará flores o soles de papel. Vamos a abrir el centro cultural más hermoso y más lleno de vida que se puedan imaginar”.
  El predio de cerca de 18 hectáreas será administrado en forma conjunta por el Estado nacional, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y entidades sociales y de derechos humanos, entre ellas Madres, Abuelas y los sobrevivientes de la Esma.

Interna en los organismos. La luchadora por los derechos humanos también señaló las diferencias con sus pares de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo: “No hay relación, ninguna”, admitió.
  “Los choques empezaron por el tema de las reparaciones (económicas del Estado argentino a víctimas de la represión), en realidad: acá está prohibido vender la sangre de los hijos. De todas formas, que sigan hoy con la polémica a tantos años de distancia, da la idea de lo tan podrida que tienen la cabeza”, embistió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario