Política

"Hay que ser más obsesivo en el cuidado de todos los rosarinos"

Pablo Javkin está convencido de que ganará la competencia interna contra la candidata del socialismo.

Domingo 31 de Marzo de 2019

Pablo Javkin está convencido de que ganará la competencia interna contra la candidata del socialismo Verónica Irizar. En ese contexto, sorprende al criticar al gobierno provincial y municipal "de entender la gestión del Estado como si fueran dueños, como si implicara usarlo de cualquier forma, como si se heredara".

Cree Javkin que él encarna "el espíritu del cambio" y sostiene que el Frente Progresista seguirá gobernando si gana la interna. "Quiero ser intendente para cuidar mejor a los rosarinos", apostrofa el precandidato que, tal vez como chicana o como promesa de campaña, revela que le ofrecerá a Irizar un cargo en un eventual gabinete suyo.

—¿Cómo se le llega al ciudadano en una campaña electoral, cuando está preocupado por otras cosas, por su economía personal?

—No noto indiferencia, sí decepción, angustia e incertidumbre. Es una elección ejecutiva, la gente se involucra porque sabe que tiene el poder de decidir.

—¿Tiene reproches y reclamos respecto al comportamiento de los gobiernos provincial y municipal? Usted compite contra la candidata del socialismo, que es el partido de gobierno.

—Hay un mal en todos los niveles, también de los gobiernos provincial y municipal, de entender la gestión del Estado como si fueran dueños, como si implicara usarlo de cualquier forma, como si se heredara. Y está mal, porque hay leyes que lo impiden y son recursos de todos. Y es un error, porque la gente se da cuenta.

—¿Está denunciando, puntualmente, el uso de fondos públicos para la campaña?

—Creo que es manifiesta la diferencia de recursos, pero en mi vida siempre opté actuar de otra manera. Hay mucha gente que se cansa de esas cosas. Cuando hay espíritu de cambio esa fuerza es imparable. Y eso pasa en Rosario.

—¿De la interna del Frente Progresista sale el candidato o la candidata a intendente?

—El Frente Progresista, si quiere ganar la ciudad de Rosario en las próximas elecciones, tiene que cambiar. Las posibilidades de que el Frente gane las elecciones están muy ligadas a que yo gane la interna. Hace cuatro años competimos, no pudimos ganar, pero hoy está maduro mi equipo, estoy maduro yo como candidato, con un nivel de preparación completo, con mucha gente convocada a aportar ideas, con propuestas sobre cada uno de los puntos de la ciudad. Si nosotros ganamos la interna, ganaremos luego la Intendencia de Rosario.

pabloj2.jpg

—¿Qué pide hoy el rosarino? ¿Son las mismas demandas que en 2017, cuando usted fue candidato a concejal?

—Es una agenda plural, que recoge el reclamo de inseguridad y de incertidumbre económica. El rosarino está también preocupado por darle mayor intensidad a la Municipalidad, en el mantenimiento, el orden, la intervención, el control. Va desde sellar una junta de pavimento, a tener un agente para que no le roben un celular a un chico a la salida de la escuela. Hay que tener una gestión más práctica, con un liderazgo más intenso, obsesivo con los reclamos que el vecino hace.

—Todos los candidatos opositores coinciden en criticar lo que sucede en Rosario con la narcocriminalidad. ¿Desde el municipio, un intendente puede accionar contra eso, o es un mero gesto demagógico?

—Hay tareas en la que el municipio puede aportar mucho, como en el cuidado de los niños y los jóvenes. En el monitoreo de lo que sucede en la ciudad, también. Hay que tener una rutina de interpelación al jefe de policía, a los jefes de las fuerzas federales. Tiene que saber hacerlo, hay que conocer cómo funciona el sistema judicial y de seguridad pública. Es algo que el próximo intendente debe hacer. Es una obligación. Es lo que la gente va a evaluar a la hora de definir el futuro. Hay otras cuestiones de la inseguridad que no tiene que ver con la narcocriminalidad. Por ejemplo, los arrebatos en las paradas de colectivos. El órgano de monitoreo de la ciudad, no sólo debe controlar la movilidad. Hace falta intensidad de trabajo, hay que ser más obsesivo en el cuidado de los rosarinos. El intendente lidera un equipo que tiene que cuidar más a los que transitan las calles.

—¿Está custodiada cómo se debe la ciudad? ¿Existe una cantidad suficiente de patrullajes y efectivos?

—No. Hay que saber qué hacer barrio por barrio, rincón por rincón. Hay que marcarles eso a los responsables de la seguridad, de los patrullajes. Las gestiones requieren especificidades. En campaña, a lo mejor todos decimos cosas parecidas. La diferencia es cuando uno sabe qué tiene que exigir.

¿Cómo evalúa la gestión de Fein?

—La segunda fue mejor que la primera. Hay muchas cosas buenas para defender, pero las cosas no pueden seguir igual. La agenda de los temas tiene que ver con hacer más ágil la autorización para un negocio o la construcción de un edificio y resolver el funcionamiento de los agentes de control que el municipio tiene. El problema de la gestión de Fein es cuando se cierra, cuando se cree que el futuro de la ciudad lo puede resolver en una mesa con los dirigentes de un solo partido. Eso se terminó. Eso ha sido malo. Y eso se refleja en el funcionamiento de la gestión. Cuando no se busca gente nueva, y no sos capaz de incorporar gente nueva, quedas más enamorado de lo que hiciste que lo que tenés que hacer. Los rosarinos no van a dar un salto al vacío, no van a dar un salto para Cambiemos. Ya nos dimos cuenta qué es eso. Me cuesta saber qué va a proponer Cambiemos, que lleva la pobreza a este novel, el dólar a este nivel y las tasas. Estos eran el mejor equipo de la historia. Y tampoco creo que el rosarino se acerque a una propuesta política que está siendo investigada por revolear bolsas de dinero. El Frente Progresista está para más.

—¿Y cómo se hace para transitar esa delgada línea de confrontación contra un rival que, si usted gana, necesitará para triunfar en las generales? ¿El que gana conduce y el que pierde acompaña?

—No dudaría ni un segundo en incorporar a Irizar a mi gestión. La otra parte de la pregunta no me la tiene que hacer a mí el 29 de abril. Hoy es muy manifiesta la voluntad de muchos rosarinos de concluir lo que intentamos hace 4 años y no pudimos. Esta vez, esa voluntad es mayoritaria.

—Primer día con la lapicera de intendente de Rosario. ¿Cuáles son las dos medidas a tomar?

—La primera medida que tengo pensada es priorizar con el presupuesto una red de protección de la infancia y los jóvenes. La segunda es estructurar las agencias de control. Eso sirve para cuidar mejor a los rosarinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});