Política

"Hay que discutir los temas importantes, no si le damos o no la reelección al gobernador"

La dirigencia de Cambiemos Santa Fe oficializó ayer su rechazo a la reforma constitucional que impulsa Lifschitz.

Martes 08 de Mayo de 2018

El interbloque de diputados provinciales de Cambiemos expresó ayer su rechazo a la reforma constitucional que impulsa el gobernador Miguel Lifschitz al considerar que ese debate "amerita una discusión seria" y no debe hacerse "mirando el cronograma electoral".

"Una nueva Constitución provincial, que seguramente estará vigente por varias décadas, amerita una discusión seria, pensando en todos lo santafesinos y sin presiones ni plazos apurados, con un debate a conciencia, sin estar a contrarreloj mirando el cronograma electoral", afirmó el espacio.

En un comunicado de consenso que leyó el diputado provincial del PRO Federico Angelini, durante una conferencia de prensa realizada en Rosario, Cambiemos marcó su posición sobre la iniciativa que impulsa la Casa Gris y que plantea modificaciones en varios puntos de la Carta Magna, incluida la reelección del gobernador por un período.

Cambiemos admitió que "es necesario pensar en reformar la Constitución provincial, en modernizarla, en adecuarla a los tiempos presentes y futuros", pero aclaró que la modificación "debe siempre ser el resultado de un trabajo cuidadoso, pensando en la ciudadanía y a partir de la concreción de amplios consensos políticos".

"Hoy tenemos que discutir los temas importantes que implica la reforma constitucional, no si vamos a darle o no la reelección al gobernador", expresó el espacio.

El documento agregó: "Tememos que estar atentos a escuchar, a dar respuestas a los ciudadanos que nos dieron la responsabilidad de representarlos".

Al respecto, el diputado nacional del PRO Lucas Incicco señaló: "Justificamos la necesidad de la reforma, estamos dispuestos a comenzar a debatir qué Constitución queremos, pero no podemos permitir que se haga en los tiempos y formas que hoy nos propone el oficialismo".

"Tal injustificado apuro no se entiende si no es únicamente para satisfacer un interés electoral del signo político hoy gobernante", evaluó el legislador.

Al tiempo que no pasó desapercibida la ausencia del diputado provincial Julián Galdeano, presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) santafesina, fuentes macristas deslizaron a La Capital que la decisión de rechazar la reforma constitucional que impulsa Lifschitz está sazonada por condimentos políticos propios y externos.

También negaron un pulgar hacia abajo por parte de Mauricio Macri, quien mantiene una relación pendular con Lifschitz. "Es más: el presidente le transmitió en su momento al gobernador que no iba a hacer nada en contra de la reforma", revelaron.

Para la dirigencia santafesina de Cambiemos fue determinante el presente del PJ, en aparente estado de pausa desde la postergación sin fecha de su congreso provincial (que iba a sentar posición sobre la reforma), como también supuestos cortocircuitos internos en el oficialismo.

"Lifschitz quiso que el proyecto, una vez ingresado a Diputados, fuera directo a la comisión de Asuntos Constitucionales, donde tienen mayoría. Pero la iniciativa también pasará por las comisiones de Presupuesto, de Derechos y Garantías y de Municipios y Comunas. Que se pongan de acuerdo entre ellos", agregaron.

El anuncio del macrismo ratifica que, hoy por hoy, la llave para abrirle la puerta a los eventuales retoques a la Carta Magna provincial está en manos del PJ, en especial de una decena de diputados justicialistas no alineados a sector alguno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario