Política

Habrían hallado una prueba que vincula a Boudou con Vandenbroele

La Justicia allanó ayer un departamento que es propiedad del vicepresidente Amado Boudou en un edificio de Puerto Madero y, aunque lo encontró vacío, descubrió que el año pasado...

Jueves 05 de Abril de 2012

La Justicia allanó ayer un departamento que es propiedad del vicepresidente Amado Boudou en un edificio de Puerto Madero y, aunque lo encontró vacío, descubrió que el año pasado pagó expensas de ese inmueble el empresario Alejandro Vandenbroele, a cargo de la ex Ciccone Calcográfica y señalado por su esposa como "testaferro" del ex ministro de Economía.

Según fuentes judiciales, el allanamiento del departamento, que era alquilado a Fabián Carosso Donatiello, socio de Vandenbroele, era para saber quién vivía allí.

En el mismo complejo, pero en el piso 7, reside como inquilino el propio Boudou, y si la Justicia hubiera querido allanar esa propiedad hubiera necesitado autorización del Congreso por los fueros del vicepresidente.

El departamento del piso 25, propiedad de Boudou, estaba vacío desde hace dos meses y sólo se secuestraron tres teléfonos inalámbricos.

Los gendarmes enviados por el juez federal Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo también allanaron la administración del complejo Madero Center y secuestraron información para la causa, que podría ser clave para probar si existió o no un vínculo entre el vice y Vandenbroele, quien fue señalado por su esposa como testaferro de aquél.

El procedimiento se dispuso luego de que Rívolo acreditara que Donatiello "tiene un contrato de alquiler de un departamento de Boudou" que no habita porque reside en España", explicaron las fuentes.

"El propio Vandenbroele reconoció en una presentación ante la Justicia que Donatiello es socio y amigo de la infancia", agregaron los investigadores.

El allanamiento permitió descubrir que si había algún inconveniente o novedades en el edificio había que comunicárselo a Vandenbroele, y que además éste pagó en el Banco Santander Río las expensas de agosto de 2011, de acuerdo a un recibo hallado en el lugar.

Ahora, los investigadores se disponen profundizar la pesquisa para saber quién pagó el resto de las expensas.

El domingo pasado, Rafecas había dicho en una entrevista que "está claro que el vicepresidente hizo gestiones" para favorecer a la ex Ciccone (hoy Compañía de Valores Sudamericana), pero aclaró que hasta el momento no había pruebas contra Boudou.

Deslizó que había un "lazo" a esclarecer que "es el departamento que Boudou le alquila a Donatiello, amigo de Vandenbroele" y deudor del ex jefe del Palacio de Hacienda, según la declaración jurada de 2010 del vice, presentada ante la Oficina Anticorrupción (OA).

Vandenbroele es el director de la empresa The Old Fund, el fondo de inversión que se hizo cargo de levantar la quiebra de Ciccone, que podría ser contratada por el Estado para imprimir billetes de cien pesos.

Precisamente, la Justicia investiga si hubo un "tráfico de influencias" por parte del vicepresidente para que allegados a él se quedaran con la compañía.

En Bariloche.Ayer, en vísperas de un fin de semana largo y mientras el vicepresidente se encontraba en Bariloche junto Cristina Fernández, la Justicia procedió a allanar la propiedad de Boudou.

Fuentes judiciales precisaron que el contrato habría sido firmado en junio de 2010 -por lo que estaría vigente- pero las pruebas de ese documento oficial no fueron incorporadas a la causa y su hallazgo era uno de los motivos del allanamiento.

Hace unas semanas Vandenbroele había hecho una presentación en el expediente para reconocer que es amigo de Donatiello y que a través del amigo de Boudou José María Núñez Carmona había dado con la vivienda que ofrecía el vicepresidente en alquiler.

Boudou afirmó que llegó "por casualidad" al departamento que luego alquiló y que pertenece a una de las socias de London Supply, la empresa que aportó 1,8 millón de pesos en un juzgado comercial para levantar la quiebra de Ciccone.

La defensa

El vicepresidente Amado Boudou se defendió en su momento de las acusaciones en su contra y apuntó contra el ex presidente Eduardo Duhalde y la empresa del juego Boldt por haber elaborado supuestamente un "montaje" en su perjuicio. Además, Boudou expresó su confianza de que la Justicia demostrará que no tiene "nada que ver" con los hechos que se le imputan y negó conocer a Alejandro Vandenbroele, personaje a quien su esposa, Laura Muñoz, calificó como "testaferro" del vicepresidente.

La oposición pide el paso al costado del vice

La titular del bloque del GEN-FAP, Margarita Stolbizer, afirmó anoche que “la marcha de la investigación impone que el vicepresidente se aparte de cualquier lugar que le implique el reconocimiento de fueros o posiciones de poder”. “La noticia será vista internacionalmente como lo que es: un verdadero escándalo.
  “El allanamiento del domicilio particular del vicepresidente de la Nación implica el reconocimiento de un estado de situación que lo compromete, por lo menos en la sospecha”, señaló Stolbizer en un comunicado.
  Asimismo, consideró que “la Justicia debe encontrar el camino allanado para una correcta investigación. Y la presidenta también debe ser liberada de tener que sostenerlo, lo mismo que el resto de los funcionarios del gobierno”, añadió.
  “Si Dilma Rouseff pudo deshacerse de ministros sospechados de corrupción y fortalecerse, Cristina Fernández debe pensar en un camino similar”, expresó Stolbizer.
  Por su parte, el diputado nacional del GEN-FAP Gerardo Milman afirmó que “el vicepresidente debe dar un rápido paso al costado para que la presidenta no pague los costos políticos de una causa que cada vez lo involucra más”.
  Según consideró Milman en un comunicado, el allanamiento ordenado por el juez federal Daniel Rafecas demuestra que “la Justicia lo tiene en la mira al vicepresidente mientras el gobierno actúa sin escrúpulos e intenta avanzar con los contratos cuestionados a Ciccone”.
  Milman, autor del primer pedido de informes sobre el caso, reclamó que “Boudou tome el ejemplo del ex presidente alemán, que se alejó de su cargo ante la sospecha de un acto de corrupción. Acá parece que no pasara nada”.
  En tanto el referente piquetero Luis D’Elía salió a apoyar al vicepresidente a través de su cuenta en Twitter al afirmar que “el allanamiento expresa “transparencia y equidad ante la ley”.
  Por su parte Eduardo Amadeo, del Frente Peronista, afirmó que “el allanamiento es un hecho grave que obliga a Boudou a hacerse cargo de la situación”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario