Política

"Habrá que debatir con las otras fuerzas el proyecto de ciudad que cada una tiene"

En una elección difícil pese a las diferencias a favor, el búnker local del Frente Progresista  distó de ser festivo. Fein defendió los resultados

Lunes 20 de Abril de 2015

A diferencia de otras elecciones, tanto internas como generales, en las que el Frente Progresista aguardaba los resultados de las urnas en un clima más expectante y con cálida presencia de militantes, ayer en el búnker local de la coalición la concurrencia parecía contener el aliento. Tanto, que hasta que la intendenta Mónica Fein tomó la palabra, pasadas las 23, el momento más vibrante de la noche fue el festejo televisado del PRO, frente al que reinó un silencio sepulcral con todos los ojos amargamente clavados en la pantalla. Recién cuando finalmente la jefa comunal salió a dar los números del Frente Progresista se respiró con algún alivio, siempre con la consigna de leerlos por fuerza política y no por nombre propio, ya que en términos individuales la victoria fue esquiva hacia los principales candidatos de la coalición: a Miguel Lifschitz le sacaba ventaja su tocayo Del Sel y a la propia Fein la también candidata del PRO, Ana Laura Martínez.

Pasada la interna, con un 60 por ciento de votos a favor de la lista Adelante Rosario, la intendenta no se cansó de repetir que hoy comienza otra campaña, una nueva elección. "Ahora vamos a debatir con las otras fuerzas políticas el proyecto de ciudad y provincia que cada una tiene", afirmó.

Frente a un escenario en el que los números globales a intendente por el Frente Progresista (sumando los de Fein y los de Pablo Javkin) se imponían a los de las otras fuerzas políticas, pero individualmente la candidata del PRO iba adelante, la jefa comunal prometió que ahora vendrá el tiempo de diferenciarse a través de un mayor debate de contenidos. Habrá que ver si se da.

Tensa calma. Durante las horas que transcurrieron entre el cierre de los comicios y la llegada de Fein, flanqueada por el candidato a primer concejal de su lista Horacio Ghirardi y a senador Miguel Angel Cappiello, el centro de campaña en uno de los salones de La Fluvial vivía un clima bastante apagado y con escasa presencia de funcionarios hasta bien avanzada la noche.

Una de las caras más expresivas era la del secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, quien admitía que las de ayer eran unas elecciones singularmente complejas.

"Hay seccionales del centro donde Anita y Javkin van adelante de Mónica, pero ella se impone en los barrios", adelantaba Asegurado mucho antes del arribo de Fein. "Pero eso no es raro —afirmaba— porque a pesar de todo lo que se ha dicho, esta gestión ha sido más barrial que todas las anteriores".

Durante la larga espera, sólo hubo dos momentos de emoción en el búnker del frente .

El primero, que levantó algunos hurras, fue cuando desde Santa Fe el candidato a gobernador Miguel Lifschitz salió a anunciar que las mesas testigos del Frente Progresista lo ubicaban un par de puntos arriba de Del Sel, desmintiendo en la parte superior de la pantalla de tevé lo que abajo decían los cómputos iniciales.

El segundo fue el del festejo del PRO, en el que se veía a un Del Sel exultante flanqueado por el jefe de gobierno porteño y precandidato a presidente Mauricio Macri, el actual senador Carlos Reutemann y el también aspirante a gobernador de Entre Ríos Alfredo De Angeli.

Durante largos minutos, todas las cabezas miraron hacia arriba. Caras largas, demudadas, con cierta incredulidad, hasta que algunos se atrevieron a cortar ese silencio con un par de insultos por lo bajo.

Después, sí, pasadas las 23, Fein salió a dar los números de las primarias en Rosario.

Tras proclamarse vencedora de la interna frente a Javkin e insistir con que el Frente Progresista había ganado en todos los niveles de la elección, Fein agradeció a los participantes de las primarias y los convocó "ya mismo a iniciar una nueva etapa, una nueva campaña", en la que prometió "salir a debatir aquellas cuestiones que hay que profundizar y las que hay que cambiar" para "continuar transformando la ciudad de Rosario".

En esa línea, aseguró que en los meses que restan la coalición recuperará protagonismo frente al PRO. Y lo hará, dijo, a partir del debate de ideas que, al menos en las internas, fue pobre, casi nulo.

"El Frente tiene que escuchar otras voces"

El precandidato a intendente por el Frente Progresista Cívico y Social, Pablo Javkin, destacó anoche que el sector político que integra junto al socialismo "tiene que renovarse y escuchar otras voces".

Las palabras de Javkin llegaron tras una muy buena elección que le permitieron dar un espaldarazo a la intendenta Mónca Fein para imponerse a la candidata del PRO, Ana Laura Martínez.

"Sin dudas hubo un mensaje de la gente, el Frente tiene que cambiar y escuchar más a la sociedad", destacó Javkin en diálogo con La Capital.

Minutos antes, había vertidos conceptos muy duros desde su cuenta personal en la red social Twitter.

Allí, sin medias tintas, destacó: "Hemos soportado una serie innumerable de calificactivos, desestimaciones y encuestas que nos ninguneaban dándonos el 3 por ciento hasta la semana pasada".

En ese orden, también indicó que "se terminó la concepción de poder dentro del Frente que elude los problemas y le da la espalda a la sociedad".

La presencia de Javkin dentro del Frente Progresista fue clave para que el PRO no se adjudicara la victoria en la elección de ayer.

Es más, al cierre de esta edición, la candidata del macrismo, Ana Laura Martínez, acumulaba más votos que Fein pero terminaba en segundo lugar cuando el Frente sumaba los sufragios que cosechó Javkin a los de la intendenta. Habrá que ver si en junio esos votos también van a Fein.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario