Política

Guglielminetti no declaró en una causa por represión

El represor Raúl Guglielminetti se negó ayer a prestar declaración indagatoria ante el juez federal de Neuquén, Guillermo Labate, quien le imputó graves violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura en la zona, confió su defensa.

Martes 15 de Julio de 2008

El represor Raúl Guglielminetti se negó ayer a prestar declaración indagatoria ante el juez federal de Neuquén, Guillermo Labate, quien le imputó graves violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura en la zona, confió su defensa.

Asistido por la defensora oficial Emilce Muñoz, el represor se negó a declarar por lo que el juez deberá resolverse su situación procesal en un plazo de 10 días.

"Lo impusieron de los cargos, se abstuvo de declarar por el momento y voy a tener una nueva entrevista para analizar la documentación", explicó la defensora, quien consideró que "el expediente es muy voluminoso y por eso le aconsejamos que no declarara".

La única vez que declaró Guglielminetti por esta causa fue en mayo de 1987 en el Juzgado Federal de Bahía Blanca.

En esa oportunidad reconoció que se desempeñaba como periodista en LU5 Radio Neuquén y en forma encubierta como agente de inteligencia con distinto nombre en el Destacamento de Inteligencia Militar.

El nombre que utilizaba era Rogelio Angel Guastavino con la jerarquía de IN 14 del subcuadro C2 para personal civil de Inteligencia del Ejército. Esas tareas las desempeñó hasta el 16 de mayo de 1976 al ser trasladado al Batallón de Inteligencia 601 de Buenos Aires.

Guglielminetti está alojado en la Unidad 5 del Servicio Penitenciario Federal de la ciudad rionegrina de General Roca adonde fue trasladado por vía aérea desde Buenos Aires debido a que permanece detenido por otras causas imputado de cometer delitos de lesa humanidad durante la dictadura militar.

Un grupo de militantes de la organización Hijos ingresó al Juzgado Federal y lo increpó y le gritó asesino.

"Yo no soy asesino", alcanzó a decir mirando de frente a una de las jóvenes manifestantes, confió Gervasio Díaz de Hijos.

Uno de los casos por los que está imputado es la detención ilegal y torturas aplicadas a Orlando Nano Balbo quien fue detenido en pleno centro de la ciudad el mismo 24 de marzo de 1976.

"Las sesiones de tortura eran en la delegación de la Policía Federal de Neuquén y de allí el mismo Guglielminetti me trasladaba generalmente solo a la Unidad 9 de Neuquén", relató Balbo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario