Política

Ghirardi: "Evitaremos que la inseguridad se desborde como en Buenos Aires"

El ahora ex secretario de Gobierno municipal dijo estar preparado para la función, al tiempo que no se mostró partidario de bajar la edad de imputabilidad ni de saturar las calles de policías. "No hay que llevarle a la gente más alarma de la que ya tiene", destacó.

Viernes 11 de Diciembre de 2009

El flamante designado secretario de Seguridad de la provincia, Horacio Ghirardi, manifestó hoy que "hay poner todos los esfuerzos porque si bien el grado de delitos no es todavía altamente preocupante hay que ponerse con mucha fuerza para que no se desborde como ha sucedido en el Gran Buenos Aires".

En declaraciones radiales estas mañanas, Ghiradi se mostró halagado de que el gobernador haya pensado que pueda ocupar este rol "y lo asumo como un gran desafío personal. Además porque lo veo como la grav prioridad de los vecinos de la provincia y que más quiero que aportar a mejorar las condiciones de seguridad".

Consultado sobre cómo queda la situación de la renovación de los jefes policiales de la provincia, el flamante funcionario de Seguridad indicó que "el ministro (Alvaro Gaviola) suspendiò hasta el 2 de enero todo el tema de los ascensos porque le pareció correcto terminar de armar los equipos y que nos pongamos a analizar legajo por legajo los antecedentes de cada postulante con el objeto de no cometer errores. De allí, con un análisis detallado, veremos si es necesario producir cambios o no. En este sentido no hay que producir medidas extremas. Si hay que hacer correcciones las haremos".

Cuando se le preguntó si coincidía con los dichos del gobernador de que la inseguridad "es una sensación", Ghirardi explicó que "yo escuché  el reportaje integralmente y a lo que se refirió el gobernador es hacer una diferencia entre el tipo de delito que por ejemplo se comete en Buenos Aires respecto del de Santa Fe, donde es una tipología distinta y donde hay un delito en cantidad y calidad de mucho menor violencia. Estas categorías de sensación están en los libros, están descriptas por espcecialistas. Hay un incremento en el país de la inseguridad y es un tema preocupante. Y lo que sentimos todos es una gran angustia por que nuestras familias estén a salvo, para que nuestros chicos lleguen a la madrugada sin problemas. Estas dos cosas se cruzan pero estamos en un punto en la provincia donde si bien el tipo de delito no es todavía altamente preocupante hay que ponerse con mucha fuerza para que no se desborde como ha sucedido en el Gran Buenos Aires".

"El tema está al tope de nuestra agenda. Hemos sentido un gran respaldo y la necesidad de que este tema sea tomado como prioridad absoluta", abundó.

Al referirse a su pensamiento sobre la baja de la edad de imputabilidad desplegó su análisis: "No creo que sea este tipo de soluciones legales las que resuelvan todo. Soy más partidario de enfocar la temática de menores que cometen delitos a partir de programas específicos de tipo social y educativo para contenerlos y reinsertarlos socialmente. Hay que tratar de tomar al menor cuando comete el primer delito y a partir de allí introducirlo en programas específicos para que pueda reinsertarse".

Al recordársele que el justicialismo propuso declarar la emergencia en seguridad dijo que "lo veo como una actitud que tiene que ver con un gesto político de oposición. Porque si fuera por los años de gobierno que estuvieron en la provincia bien lo pudieron haber hecho. No podemos ahora descubrir el fenómeno de la inseguridad. Pero debemos ser prudentes, no hay que llevarle más alarma a la gente de la que ya tiene. Y más que emergencia hay que ponerse a trabajar con urgencia en todas las áreas".

Respecto a la posibilidad de saturar la calle de policías, tal cual planteaba el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani con su política de "Tolerancia Cero", Ghirardi apuntó hacia otro costado del problema: "Son políticas efectistas que tienen un tiempo corto de duración y que no se puede sostener en el tiempo. Incluso se ha demostrado que en Nueva York ha recrudecido la violencia. Porque cuando uno no toma las cosas de fondo que tienen que ver con los cambios socio culturales, el delito vuelve".

Y fue contundente cuando se le preguntó si no consideraba que en su cargo debería haberse nombrado a alguien que técnicamente esté preparado para el tema Seguridad: "¿Y quién dijo que no eston preparado? Soy licenciado en Administración y Planificación Pública, estuve cuatro años en las áreas de Gobierno. Por supuesto que no soy policía, soy un político que va a tener que actuar en el área de Seguridad y que se ha formado para actuar en los cargos críticos de la adminsitración pública. Mi formación tiene que ver con el rol que voy a cumplir y en lo que me falte de formación lo supliremos con horas de dedicación y con una actitud de consultar a nuestros asesores".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS