Política

Gerdau inauguró la primera acería construida en los últimos 40 años

El grupo brasileño invirtió u$s 232 millones desde 2014 para levantar la fábrica, que permitirá sustituir importaciones de palanquilla

Miércoles 01 de Noviembre de 2017

Argentina tiene una nueva acería y está en Santa Fe. La empresa Gerdau, líder en el segmento de aceros largos en América latina y una de las principales proveedoras de aceros especiales del mundo, inauguró oficialmente ayer su planta de palanquilla que se encuentra ubicada en Pérez. Hace más de 40 años que no se construía una planta de acero de estas características en el país.

La inauguración oficial contó con la presencia del presidente Mauricio Macri; quien llegó a la vecina localidad de Pérez junto al secretario de Industria, Martín Etchegoyen; y el gobernador Miguel Lifschitz, además de numerosos invitados del ambiente político y empresario.

El telón de fondo del acto fue la flamante acería en funcionamiento. En ese marco, el mandatario felicitó a la familia Gerdau por confiar en el país. "Me alegra que sienta lo que los argentinos somos capaces de hacer. Los argentinos no tenemos límites, puestos a trabajar somos imparables. Nos vamos a transformar en protagonistas de los próximos 20 años", indicó.

Luego de recorrer la planta, el mandatario destacó el nivel tecnológico incorporado y habló del impacto social que significa la tecnificación. "Me mostraron que incorporaron la última tecnología", detalló.

Por su parte, el gobernador planteó la importancia de la nueva planta para la localidad de Pérez, "ciudad que supo ser un gran centro ferroviario y con el desmantelamiento de los ferrocarriles perdió muchísimas fuente de trabajo". De hecho, a mitad de año cerraron los talleres operados por Rioro y perdieron su trabajo 70 obreros.

Lifschitz dijo que ahora la ciudad "se está recuperando a partir del desarrollo industrial y de esta gran empresa Gerdau que ha desarrollado esta estratégica inversión".

"Alguien dijo hace algunos años que fabricar acero es lo mismo que caramelos, y está claro que no es así. Fabricar acero para un país industrial es realmente importante, y en este caso sustituyendo importaciones, generando empleo, incorporando tecnología, incorporando mucha mano de obra y proveedores locales; posicionándonos como región y como país en la fabricación de insumos básicos para otras industrias y desarrollos tecnológicos", indicó.

André Gerdau Johannpeter, presidente de Gerdau, subrayó que "esta inversión de más de 232 millones de dólares marca el comienzo de nuestra producción de acero en Argentina" y dijo que "refuerza" el compromiso de la compañía con el país.

La historia

Gerdau desembarcó en Argentina en 1998 cuando se asoció con Sipar, la laminadora de Pérez que perteneció a la familia Censabella, y actualmente controla totalmente esa operación.

En 2014, durante el gobierno anterior, comenzó a construir la nueva planta, con la cual la firma consolida una integración vertical entre la producción de palanquilla y laminaciones. "Tomamos decisiones de largo plazo, a 10, 15 y 20 años, pensamos que Argentina va a crecer, este es un plan estratégico", detalló Gerdau Johannpeter.╠

Fernando Lombardo, director Ejecutivo de Gerdau para Argentina y Uruguay, destacó que la nueva acería —que demandó tres años de construcción— "no sólo es de relevancia para la compañía, sino que también resulta de gran importancia para la Argentina, ya que se logrará integrar el proceso de elaboración y laminación del acero, sustituyendo importaciones de materia prima por un monto equivalente a 100 millones de dólares anuales".

En rigor, el ejecutivo señaló que "eso implica un aumento de la capacidad instalada de producción de aceros largos en Argentina en un 34 por ciento".

"Es una apuesta a largo plazo, hace 60 años que estamos en Pérez y esto refuerza para continuar presentes y continuar creciendo en Argentina", apuntó Lombardo, al tiempo que indicó que el sector volvió a crecer y estimaron que en 2018 mejorará su performance entre 7 por ciento u 8 por ciento, teniendo en cuenta la dinámica que se está generando en torno a la obra pública, sector altamente demandante de acero.

El mercado global

Lombardo indicó que en una primera etapa el objetivo de la compañía es atender a la demanda local, pero luego también expandirse a otros mercados.

Si las condiciones ayudan tenemos la posibilidad de exportar", mencionó el director ejecutivo, quien advirtió sobre un mercado global presionado por el ingreso de acero chino.

Lombardo no dejó pasar la oportunidad de plantear las problemáticas del sector, que dificultan un crecimiento más sostenido, y explicó que el costo de la energía quita competitividad a la actividad, ya que actualmente es entre 60 por ciento y 70 por ciento más caro que en Brasil.

Inauguración. El presidente, el gobernador y el presidente de Gerdau inauguraron la planta de Pérez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario