Política

Garavano defendió el cambio de alegato contra los ex fiscales imputados por encubrimiento

El Ministerio de Justicia nacional, que conduce Germán Garavano, defendió ayer la decisión de no inculpar a los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, imputados y acusados en el juicio por encubrimiento del atentado a la Amia, al sostener que las pruebas en su contra no fueron "suficientes".

Sábado 03 de Febrero de 2018

El Ministerio de Justicia nacional, que conduce Germán Garavano, defendió ayer la decisión de no inculpar a los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, imputados y acusados en el juicio por encubrimiento del atentado a la Amia, al sostener que las pruebas en su contra no fueron "suficientes".

Paralelamente, la Amia calificó como "un acto valioso por parte del Ministerio de Justicia" que haya retirado las acusaciones contra Mullen y Barbaccia cuestionó a la unidad especial que encabeza Mario Cimadevilla.

En un comunicado, el ministerio señaló que, en la reanudación del proceso, "se decidió que formule los alegatos" por la querella de ese organismo "el equipo de abogados designado oportunamente por el titular de la Unidad de Investigación de la causa Amia (Cimadevilla)" y que "fueron los que comparecieron a las audiencias, meditaron la prueba producida y llegaron a una posición mayoritaria".

"De ese modo, la querella formularía cargos a Carlos Menem, Hugo Anzorreguy, Juan José Galeano, Carlos Telleldín, Juan Carlos Anchezar, Patricio Fingen, Ana Boragni, Víctor Stinfale, Carlos Castañeda y Rubén Beraja, no solicitando pena en relación a los ex fiscales y Jorge Palacios por considerar que no son suficientes los elementos probatorios existentes. En relación a este último, se seguirá el criterio de la fiscalía", indicó la cartera de Justicia.

Incluso, agregó que "los fundamentos comenzaron a ser expuestos por los letrados actuantes y serán desarrollados en las siguientes audiencias, donde se expondrán las conclusiones a las cuales se ha arribado luego de substanciada y analizada la totalidad de la prueba conocida durante el debate".

En diciembre pasado, los representantes del Ministerio Público Fiscal habían pedido ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF 2) penas de ocho años de prisión para Mullen y Barbaccia, a lo que ahora no adhirieron los querellantes del gobierno, tras un cambio de posición de último momento, que no es la que impulsaba Cimadevilla.

Objetados

A los ex fiscales se los responsabiliza por no seguir la denominada pista siria durante sus actuaciones en la causa que buscaba esclarecer el atentado del 18 de julio de 1994, en ese entonces encarada por Galeano, finalmente destituido.

La agrupación Memoria Activa cuestionó ese giro de los representantes del Estado y denunció que, por pedido de Garavano, el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, le ordenó a Cimadevilla "revocar el poder" del abogado Enrique Ventos, quien iba a encabezar el alegato final tras la feria de enero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario