Política

Fuerte reclamo de justicia en Rosario por las víctimas de 2001

Familiares, junto a organizaciones políticas y sociales, realizaron un masivo acto en el Monumento. Señalaron que aún reina la impunidad por la complicidad entre políticos y jueces.

Martes 20 de Diciembre de 2011

A diez años del estallido social que acabó con el gobierno de Fernando de la Rúa, familiares de personas asesinadas en las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, juntos a organizaciones gremiales, políticas y sociales reclamaron ayer en Rosario "justicia" por aquellos crímenes y que sus autores materiales e ideológicos paguen su condena en la cárcel.

La conmemoración del "Argentinazo" en la ciudad se dividió en dos partes. Por las mañana, se hizo una manifestación frente a los Tribunales provinciales para señalar la complicidad judicial con la impunidad. Por la tarde, las mismas organizaciones marcharon por el centro rosarino y culminaron con un acto en el Monumento a la Bandera, con discursos de fuerte tenor político y la lectura de un documento elaborado por los familiares de las víctimas.

Tanto en la marcha como en el acto central, la bandera con las fotografías de las nueve víctimas santafesinas se colocó a la cabeza de los estandartes. En la misma figuraban como símbolo de la masacre los rostros y nombres de Graciela Acosta (18 años), Yanina García (18), Claudio Pocho Lepratti (36), Juan Delgado (24), Rubén Pereyra (20), Walter Campos (15), Ricardo Villalba (16), Graciela Machado (35) y Marcelo Passini (35), este último asesinado en la ciudad de Santa Fe.

En todo el país fueron asesinadas 38 personas en la revuelta del 19 y 20 de diciembre. Varios de sus familiares también se acercaron ayer a Rosario.

La encargada de resumir el reclamo de los familiares de las víctimas fue Celeste Lepratti, hermana de Pocho, quien leyó un documento que se elaboró en la ciudad luego de un encuentro de familiares una semana atrás.

La mujer, con tono pausado pero firme, dijo que a una década de la tragedia "seguimos reclamando por la falta de justicia" y responsabilizó a todos los estamentos del Estado por los crímenes de sus seres queridos, desde el poder político hasta el Judicial.

"El Estado tiene que reparar el daño que nos ha hecho", pidió Celeste Lepratti, y señaló la complicidad política del ex gobernador Carlos Reutemann. Además, reclamó que sean "removidos" de sus funciones todos los jueces que llevaron adelante las causas por las muertes del 2001.

La figura de su hermano Pocho, con el símbolo de la bicicleta y la hormiga, estaba estampada en banderas y remeras de los miles de manifestantes que se acercaron al Monumento.

Antes que ella hablaron Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora), Pablo Micheli (secretario general de la CTA), Eduardo Delmonte (CCC) y Hernán Méndez (FUR).

Con distintos matices, todos señalaron que los acontecimientos del 2001, con el pueblo ganando las calles, significó el fin del neoliberalismo, además de cuestionar a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner por criminalizar la protesta social.

Al final del acto no hubo casi desconcentración. Los manifestantes se quedaron disfrutando un show musical armado para la ocasión con el Monumento como escenario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario