Política

Fuerte gesto del gobierno hacia los sindicalistas que rechazan a Moyano

La presidenta los recibió en la Casa Rosada y lamentó que no exista unidad en el movimiento obrero. Lo hizo en paralelo a la reasunción formal del camionero al frente de la CGT.

Martes 17 de Julio de 2012

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner "legitimó" ayer a los sectores gremiales que están enfrentados con Hugo Moyano al recibirlos en la Casa Rosada. Paralelamente, el camionero asumió su tercer mandato al frente de la CGT y anunció anunció que creará su propio Indec para conocer los datos de la inflación y presentará un plan de 21 reclamos ante el gobierno (ver aparte).

En forma simultánea pero paralela, la presidenta recibió al amplio espectro gremial que tienen sectores antimoyanista, ante quienes lamentó que no exista "una CGT unida".

La jefa del Estado les dijo a los antimoyanistas que no le "gustan los anti nada", al referirse al calificativo de los sindicalistas opositores a Moyano y expresó: "Los que faltan me gustaría que estuvieran".

Frente a esto, el dirigente moyanista Omar Plaini aseguró que la única central sindical "es la que conduce el compañero Hugo Moyano" y señaló que la presidenta "tiene el derecho de reunirse con quien crea conveniente".

El dirigente del sindicato de Canillitas y vocero de la CGT insistió que "la presidenta tiene todo el derecho de reunirse con quien ella crea conveniente, de la misma manera que lo tenemos nosotros y los gobernadores".

Círculos. "Creo profundamente en la unidad del movimiento obrero", enfatizó la presidenta, y agregó: "Sostengo que la división del movimiento obrero solamente la sirve a pequeños círculos", y que "no le hace bien al país".

En consecuencia, Cristina agradeció nuevamente los "ingentes esfuerzos que hicieron y que sé que lo seguirán haciendo para construir esa unidad" en el movimiento obrero.

Sostuvo, sin embargo, que "la unidad no puede estar subordinada a una, dos, 20 o 30 personas, porque para ello están los organismos deliberativos y para ello están las normas".

"Aspiro a una sola CGT, a que esté unida y por eso quería recibirlos a todos ustedes, porque sé que están en ese trabajo de querer seguir teniendo ese objetivo", enfatizó la presidenta.

Al comienzo de su exposición, la presidenta aclaró que "nunca" recibía "nada anti-nada" y sostuvo que "acá son todos representantes de trabajadores".

"No me gusta los anti nada en general, me gustaría que estuvieran todos porque creo que en estos nueve años de gobierno todos los gremios presentes y los que no lo están han recibido, los argentinos, han recibido cosas que eran impensables", aseveró la mandataria.

Entre ellas, Cristina citó los "cinco millones de puestos de trabajo (creados desde 2003), las paritarias libres entre trabajadores y patrones y ni qué hablar de los recursos de los trabajadores recuperados que estaban en manos de las AFJP, Aerolíneas y también YPF".

Insistió en destacar la importancia de "mantener la unidad y la solidaridad del movimiento obrero", a la vez que expresó: "Sé que están comprometidos en eso y también decirles porque creo que hay algunas confusiones de roles".

En ese sentido, Cristina aclaró que los dirigentes "están representando los intereses de los trabajadores que están registrados, que tienen obra social y yo a los 40 millones de argentinos".

"Lo importante es que ninguno nos enojemos por los roles de cada uno", remarcó Cristina, y destacó que "las conquistas que hemos obtenido no son porque ha habido más dirigentes combativos que otros".

Asismismo, la mandataria afirmó que vio "a muchos compañeros que eran combativos pero no se obtenía nada, porque en realidad los trabajadores pueden obtener trabajo y obtener mejoras cuando hay un proyecto político de país que permite que crezca la actividad, que cree en el mercado interno".

Vendaval. Sostuvo que tenemos que entender "por qué hemos llegado a este punto" y por qué "los trabajadores argentinos tienen el mejor salario, cómo enfrentamos este verdadero vendaval que tiene el mundo".

"Nosotros creemos en la articulación del capital y del trabajo y vamos a tomar todas las medias que haya que tomar para sostener el trabajo", aseguró la Presidenta.

Luego, Cristina puso de relieve que "la lucha contra el trabajo en negro debe ser uno de los principales objetivos no sólo del gobierno sino de los sindicatos" y recordó que desde 2003 a la actualidad "bajó del 50 al 32.5".

Del encuentro participaron los sindicalistas Antonio Caló (UOM), Juan Belén (UOM), Ricardo Pignanelli (Smata), Gerardo Martínez (Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Armando Cavalieri (Comercio), Oscar Lescano (Luz y Fuerza) y Carlos West Ocampo (Fatsa).

Acompañaron a la presidenta los ministros de Trabajo, Carlos Tomada; de Planificación, Julio de Vido; de Economía, Hernán Lorenzino; y de Industria, Débora Giorgi.

Salarios

La presidenta Cristina Fernández convocará en agosto el Consejo del Salario Mínimo, anunciaron anoche los dirigentes sindicales antimoyanistas después de la reunión que mantuvieron con la jefa del Estado. Los dirigentes José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Héctor Daer (Sanidad), Antonio Belén (UOM) y Gerardo Martínez (UOCRA) coincidieron en señalar que ese anuncio les realizó la presidenta en la reunión que mantuvieron en la Casa Rosada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario