el ajuste

Fuerte desaceleración de la economía en marzo

Las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que mide el Indec mostró un alza de 1,4 por ciento, el más bajo de los últimos doce meses

Miércoles 23 de Mayo de 2018

La producción de bienes y servicios registró en marzo último un aumento interanual de apenas 1,4 por ciento, el más bajo de los últimos doce meses, y acumula en el primer trimestre del año un alza del 3,5 por ciento respecto de igual período del 2017, informó ayer el Indec.

De acuerdo con las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae), la medición que refleja la evolución mensual de la actividad económica del conjunto de los sectores productivos a nivel nacional y permite anticipar las tasas de variación del Producto Interno Bruto (PIB) trimestral, en marzo respecto de febrero el indicador registró una leve baja del 0,1 por ciento.

La actividad económica mostró así una fuerte desaceleración respecto del 4,2 por ciento de enero y del 5 por ciento de febrero, para bajar al 1,4 por ciento en marzo, aunque desde el Ministerio de Hacienda recuerdan que en el primer trimestre es cuando las empresas realizan las paradas técnicas para acondicionar las plantas y por vacaciones del personal. Pese a la brusca baja Hacienda, prefirió recordar que "el primer trimestre fue el séptimo consecutivo de crecimiento", aunque marzo fue el menor indicador desde abril del año anterior, cuando registró un 0,4 por ciento de alza.

Desde ese mes la actividad económica había mantenido variaciones interanuales promedio por encima del 3 por ciento.

Respecto del mes anterior, el Emae mostró el segundo mes consecutivo de caída, ya que en febrero pasado había registrado una baja del 0,2 por ciento.

El efecto de la sequía

La evolución del indicador estuvo determinado por la desaceleración del sector de la construcción, que registró un alza de solo el 5,9 por ciento, cuando en los nueve meses anteriores había crecido por encima de los dos dígitos, hasta un máximo del 19,2 por ciento en octubre último.

También golpeó negativamente la caída del 5,5 por ciento del sector agropecuario afectado por la sequía, el primer indicador negativo desde octubre del 2016.

Tras la construcción, la actividad de hoteles y restaurantes mostró una mejora del 4,5 por ciento, seguido por el ítem "impuesto neto de subsidios", que en rigor muestra muy poco de la actividad económica ya que computa una suba al elevarse el componente impositivo tras restarle los subsidios.

Otra de las subas registradas fue la de intermediación financiera, con un alza del 3,3 por ciento, un rubro ligado a toda la actividad bancaria y bursátil, casi a tono con la orientación de la política económica donde este sector tiene un rol clave.

Además, la actividad inmobiliaria mejoró 3,1 por ciento y el comercio mayorista y minorista, que repuntó 2,8 por ciento, en forma interanual, según el Indec. Posteriormente se ubicó la actividad de los servicios sociales y de salud, con una mejora del 1,5 por ciento, la explotación de minas y canteras con 1 por ciento y la producción industrial, que subió 0,8 por ciento en la comparación con marzo del año anterior.

La desaceleración del sector agropecuario afectado por el efecto climático en marzo recién comienza a perfilarse en los números oficiales, aunque por la incidencia que este rubro tiene en otros, como transporte, servicios y comercio, es probable que en los próximos meses ese efecto se materialice en esos rubros.

Además, también cayeron 1,4 por ciento la actividad en servicios comunitarios y sociales, 0,9 por ciento el uso de electricidad, agua y gas, y 0,8 por ciento la industria pesquera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario