Política

Fuentealba: el acusado se declaró inocente

En el último día de los alegatos en el juicio por el crimen del docente neuquino Carlos Fuentealba, el acusado de haberlo matado, el ex cabo José Darío Poblete, se consideró ayer "inocente", mientras que su defensor, Ladislao Simón, pidió que sea absuelto al sostener que alguien mató "de un fierrazo" al maestro cuando iba en auto y consideró "fraudulento" el proceso.

Miércoles 02 de Julio de 2008

En el último día de los alegatos en el juicio por el crimen del docente neuquino Carlos Fuentealba, el acusado de haberlo matado, el ex cabo José Darío Poblete, se consideró ayer "inocente", mientras que su defensor, Ladislao Simón, pidió que sea absuelto al sostener que alguien mató "de un fierrazo" al maestro cuando iba en auto y consideró "fraudulento" el proceso.

"Quiero declarar mi inocencia", sostuvo Poblete al pronunciarse por última vez ante la cámara criminal en los alegatos. Minutos antes, su abogado reclamó la absolución del ex policía acusado de disparar una granada de gas lacrimógeno contra el vehículo en el que Fuentealba y otros docentes se alejaban de la zona de Arroyito (Neuquén), mientras la policía provincial dispersaba una protesta del gremio Aten, en abril de 2007.

El alegato de Simón fue tan extenso como polémico. Cerca del mediodía los jueces pidieron un cuarto intermedio porque el orden de la sala se perdió después que el abogado planteara que Fuentealba había sido víctima de sus propios compañeros: que murió de un "fierrazo" ocasionado por "alguien" que quiso romper la luneta del Fiat 147 para que el profesor saliera.

Además, dijo que el disparo de un proyectil de gas contra el auto no fue realizado por Poblete sino por otro policía, Fabián Pérez, y que ese gas se metió en el auto por una de las ventanillas, después del supuesto golpe mortal. Simón estimó que el agente del grupo Geop de la ciudad de Zapala "hirió pero no mató" al profesor.

Las pericias forenses determinaron que Fuentealba murió el 5 de abril de 2007, tras pasar 24 horas internado en un hospital neuquino, por el impacto de una granada de gas que dio en la parte posterior de la cabeza.

Abucheos. Simón fue abucheado por el público que asiste al juicio, por lo cual el tribunal dispuso un cuarto intermedio para continuar luego.

El abogado cuestionó las pruebas sobre el arma, la bala y el culote encontrado dentro y en los alrededores del rodado que transportaba a la víctima. Consideró que el proceso debía declararse "nulo" porque fue "fraudulento", hubo "manipulación" de la prueba y no se respetó "la cadena de preservación".

En otra parte de su alegato de casi seis horas, Simón se quejó porque la querella "copó el juicio" y asoció las audiencias con "un mitin" político-sindical. También criticó los videos proyectados por la querella, y dijo que su "cliente también es víctima de este proceso".

Incluso aseguró que estaba "trucada" la filmación que enfoca al docente José Arroyo dentro del Fiat 147 como conductor porque antes de llegar a la imagen en donde se ve el proyectil, cuya identificación se corresponde con la pistola de Poblete, la película se corta. "Acá, está trucada", sostuvo.

Después del alegato de Simón los fiscales Alfredo Velasco Copello y Sandra González Taboada dijeron sentirse "agraviados" y ratificaron sus argumentos para pedir prisión perpetua para Poblete. Los jueces se tomarán los próximos días para deliberar y el martes darán a conocer la sentencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario