Política

Frágil tregua entre Carrió y Macri no descomprime la tensión en Cambiemos

La líder de la CC amenazó y luego pospuso el pedido de juicio político contra Garavano. Frío encuentro entre la legisladora y el jefe del Estado en un acto.

Viernes 12 de Octubre de 2018

El presidente Mauricio Macri y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, estuvieron juntos ayer en un acto oficial en el Centro Cultural Kirchner (CCK), en el que la diputada insistió con sus críticas al ministro de Justicia, Germán Garavano, pero más tarde aceptó posponer el pedido de juicio político para "distender" el clima en Cambiemos.

Luego de casi dos semanas de cruces, ayer los socios del frente Cambiemos coincidieron en la presentación del programa Argentina Exporta, junto a ministros, legisladores y empresarios.

La primera en llegar fue Carrió, que tuvo su chance de hablar en el escenario y volvió a cargar contra el titular de la cartera de Justicia: "Voy a amigarme con el presidente ahora, cuando me lo saque a Garavano", recalcó.

Con esa advertencia flotando en el aire, arribó al CCK el presidente, quien saludó uno por uno a quienes estaban sentados en la primera fila, entre ellos, la líder de la Coalición Cívica.

Ante las cámaras y la atenta mirada de los presentes, el beso entre ambos fue seco y no hubo intercambio de palabras.

Macri no respondió en el acto a los reclamos de Carrió y, en cambio, se mostró conciliador al destacar el compromiso que ella tiene con el programa Argentina Exporta dentro de Cambiemos.

"Sentimos que este no es solo una visión del presidente, sino de Cambiemos, por eso la doctora Carrió ha viajado por todo el país", afirmó el mandatario.

La diputada lo escuchó desde su lugar, recostada en su asiento, ubicada junto al presidente del interbloque Cambiemos de la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri.

Si bien Macri no le contestó, sí lo hicieron los ministros de Educación y de Desarrollo Social, Alejandro Finocchiaro y Carolina Stanley, que coincidieron en que "nadie debe condicionar al presidente".

Además, en declaraciones a la prensa en la Casa Rosada, Finocchiaro dijo que "el presidente desde el minuto uno ha luchado contra la impunidad y la corrupción" (ver nota aparte).

Horas más tarde, Carrió aseguró que con el objetivo de "distender" el clima de tensión en Cambiemos pospondrá "por unos días" la presentación del pedido de juicio político contra el ministro de Justicia.

"En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del juicio político que ya hemos elaborado", subrayó la legisladora.

En su cuenta de Twitter, señaló: "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución nacional".

"Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro Garavano al presidente. Lo que dije esta mañana (por ayer) fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad", resaltó Carrió.

Antes, en declaraciones radiales, había dicho: "Estoy bien con Macri, salvo obviamente la diferencia en materia de impunidad, que creo que se va a ir resolviendo".

"La impunidad para mí no es negociable. Yo con eso no transo. Ahí tiene que haber línea recta y no doble juego. Es todo una línea la que cuestiono. Pero no voy a hablar más. Se va a ver (la justificación) en el juicio político que presentamos mañana (viernes). En lo que estamos unidos, estamos unidos; en lo que tenemos de diferente, no significa que no tengamos unidad", agregó.

Luego de esta afirmación la diputada dijo que decidió posponer el pedido de juicio político a Garavano para aliviar la tensión en la coalición oficialista.

El embate de Carrió contra el ministro de Justicia se había reavivado días atrás cuando Garavano cuestionó el abuso de las prisiones preventivas y opinó que no era bueno para un país tener ex presidentes detenidos. Aunque lo hizo en abstracto, la diputada lo interpretó como un aval a la libertad de Cristina Kirchner, lo que disparó su enojo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario